Virales

Newsletter

Disidentes cubanos y castristas se trenzan a golpes en Panamá

Por: Rebeca Morla - @RebecaMorla - Abr 9, 2015, 2:26 pm

English“Por una Cuba libre”. Ese era el mensaje que la Asamblea de Resistencia Cubana quería transmitir minutos antes de una violenta confrontación con simpatizantes del régimen castrista en Ciudad de Panamá, que se prepara para la VII Cumbre de las Américas.

La confrontación sucedió el miércoles 8 de abril a tan solo metros de la embajada de Cuba en el Parque Porras, donde los disidentes cubanos pretendían dejar flores a los pies del busto del héroe cubano José Martí.

Antes del choque entre ambos grupos, los cubanos procastristas habrían exigido a los disidentes que abandonaran el lugar, acusándolos de ser “terroristas, miembros de la CIA y asesinos”.

La Policía Nacional de Panamá intervino ante el hecho de violencia y arrestó a miembros de la Resistencia Cubana.

La Asamblea de la Resistencia Cubana, una coalición de más de 50 grupos opositores al Gobierno de Cuba tanto dentro como fuera de la isla, emitió un comunicado de prensa afirmando que sus miembros habían sido “brutalmente golpeados por una turba procastrista durante una manifestación silente frente al busto de Martí”.  La Asamblea también denunció que los atacantes arremetieron a pesar de la presencia de mujeres en el grupo.

“Hombres nos daban sin importarles que habíamos mujeres”, dijo Isela Fiterre, miembro de la junta directiva de Madres y Mujeres Antirepresión por Cuba desde Ciudad Panamá (MAR).

“Golpearon fuertemente a Antúnez [Jorge Luis García Pérez], a Orlando Gutiérrez, Augusto Monge, Yris Pérez Aguilera, otros más. Nos están arrestando en este momento, nos llevan al Cuartel San Miguel. Denuncien esto por favor,” exclamó.

Los congresistas estadounidenses por Florida Mario Díaz-Balart y Ileana Ros-Lehtinen expresaron su rechazo a las acciones violentas de los oficialistas cubanos en Panamá.

“Hoy el régimen de los Castro demostró una vez más que es la misma dictadura violenta y terrorista que siempre ha sido, mientras continúa exportando sus matones y agresiones donde sea que encuentre disenso,” dijo Díaz-Balart.

“En lugar de estrechar la mano del matón en jefe cubano en la cumbre, el presidente Obama debe ponerse del lado de los defensores de la libertad y públicamente exigir el fin a la represión violenta del pueblo cubano,” añadió.

En el mismo sentido, Ros-Lehtinen declaró que el ataque “por parte de los matones del régimen contra manifestantes prodemocracia y ciudadanos estadounidenses en Panamá es tan solo otro recuerdo de la brutalidad de los hermanos Castro y quienes les apoyan”.

“Mercenarios del imperio”

La delegación del Gobierno de Cuba para la cumbre también fue el centro de las noticias durante la apertura del Foro de la Sociedad Civil el miércoles, una de las cuatro sesiones planeadas previo al inicio de la cumbre el viernes.

El encuentro fue postergado ante la oposición de la delegación cubana a que los disidentes participen. Los representantes del Gobierno cubano eventualmente abandonaron el evento.

En respuesta, el vicepresidente cubano Miguel Díaz-Canel dijo que es “inaceptable” que Cuba comparta un espacio con los disidentes, a quienes tildó de “representantes no legítimos” de la sociedad civil y “mercenarios del imperio”.

Traducido por Daniel Duarte.

Rebeca Morla Rebeca Morla

Rebeca Morla es licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en Ecuador. También es miembro del Consejo Ejecutivo de Estudiantes por la Libertad. Síguela por Twitter @RebecaMorla.