Virales

Newsletter

Resucita en Chile el proyecto libertario de La Quebrada de Galt

Por: Rebeca Morla - @RebecaMorla - Abr 30, 2015, 11:56 am
Galt's Gult Chile, a libertarian development project inspired by Ayn Rand's Atlas Shrugged. (Galt's Gult Chile)
Galt’s Gult Chile, un proyecto en desarrollo inspirado en la novela de Ayn Rand, La Rebelión de Atlas. (Galt’s Gult Chile)

English“¡La restauración de La Quebrada de Galt en Chile ha comenzado!”, reza un anuncio publicado en Facebook este viernes, 26 de abril. *Después de seis meses de estar fuera del radar, el proyecto en desarrollo inspirado por la novela de distopía de Ayn Rand, La Rebelión de Atlas, parece estar de vuelta, pero, por supuesto, con serias implicaciones y sin dejar a un lado la controversia.

En su declaración de relanzamiento, “La Quebrada de Galt en Chile” o Galt’s Gulch Chile (GGC en inglés), condena una confrontación y estafa que supuestamente ocurrieron en el lugar en octubre de 2014: “Un puñado de egoístas tomaron posesión ilegal de las oficinas de GGC, de la casa de club, la granja y el terreno”. La publicación afirma la presencia de “una pequeña banda de ladrones” dirigida por Thomas Baker, “un torcido oficial militar”, y por Edward J. Lashlee, quien “fue condenado y sentenciado a prisión en 2003 por su rol en una operación piramidal de US$ 80.000.000″.

Más adelante, GGC afirma que Baker y Lashlee — junto a Ken Carpenter, Alison Sherman, Cathy Cuthbert y Ricardo Oyarzun — robaron “cuentas, contabilidad, recibos, facturas y archivos de la corporación, pertenecientes, casi todos, a 2014”.

Además, se afirma en la publicación que estos individuos también se llevaron computadoras, discos duros, topografías, archivos de arquitectura, los ingresos de la granja de más de seis meses, y “mucho más”.

“Lo irónico de todo esto, es que estas personas, junto con Josh Kirley, Jeff Berwick y unos otros, se refieren a ellos mismos como “rescatadores” de GGC… Parecido a cuando una innecesaria e indeseada fuerza militar invade un país extranjero para saquear y destruir por los recursos naturales”.

De acuerdo con GGC —mientras tratan de volver a encarrilar el asunto — muchos de sus clientes, el socio fundador Ken Johnson y su “hombre de confianza”, Ian Thornton, han logrado reclamar el terreno, las oficinas y algunas de las cosas robadas.

A screenshot of the Galt's Gulch Chile reboot announcement, subsequently removed. (PanAm Post)
Una toma de pantalla de la publicación de La Quebrada de Galt en Chile, removida después.

“Una hostil toma de posesión”

En una entrevista con PanAm Post, Ken Johnson proporcionó más detalles sobre la publicación de GGC y sobre el estado actual del proyecto.

Johnson afirma que la “toma de posesión hostil” ocurrió en la noche del 24 de octubre de 2014, cuando él no se encontraba en la propiedad. Él declara que un anterior promotor, tres ex miembros de personal y un grupo de clientes “entraron forzosamente a la propiedad diciendo que estaban actuando bajo el amparo de un abogado del estafador inmobiliario chileno”.

“Se llevaron todas las computadoras, se robaron discos duros, pendrives, todas las cuentas. Se robaron todo lo que estaba ahí”, dice Johnson, añadiendo que además lo estaban buscando para hacerle daño físicamente.

“La intención de tomar nuestras oficinas, en mi opinión, fue para tomar toda la información que podían para detener el proyecto, y eso fue lo que hicieron por seis meses”, dice. De acuerdo a Johnson, “su objetivo era acabar con el proyecto, y tratar de forzarme a mí y a los otros a retirarnos”.

According to Ken Johnson, one of Galt's Gulch Chile upcoming projects within the land is a six-hectare solar aquaponics farm to supply organic fruit and vegetables. (Galt's Gulch Chile)
De acuerdo con Ken Johnson, uno de los próximos proyectos de GGC es un cultivo hidropónico de seis extáreas para proveer frutas y vegetales orgánicos. (Galt’s Gulch Chile)

“Desafortunadamente para ellos, no funcionó, y ya estamos terminando el proyecto”, dijo.

Cuando se le preguntó sobre qué pasó durante los seis meses en que no hubo novedades sobre GGC, Johnson explicó que él y otros accionistas iniciaron un proceso legal en contra de las personas involucradas en el ataque “que robó casi medio millón de dólares al proyecto”.

Él después afirma que que tuvo que negociar con Edward Lashlee, quién no solo lo amenazó en varias ocasiones, sino además exigía que Johnson renunciara a su posición de accionista mayoritario.

“Después me enteré de que él, además, ha estado ayudando al estafador chileno que ahora tiene cargos criminales en su contra”, y la negociación se había acabado.

Con respecto al estado actual del terreno, Johnson explica que a pesar de que aún no han podido recuperar la información y los dispositivos robados, el proyecto está avanzando. Todo el procedimiento en la corta debería acabar este año, dijo, después, los 70 clientes de GGC podrán tener los títulos de sus lotes.

Solo el comienzo

GGC ha afirmado que “la hora de describir los eventos ha llegado”, y que ellos irán revelando información que no ha sido publicada debido a procedimientos legales en contra de las partes chilenas que están involucradas.

El PanAm Post logró contactar a todas menos una de las personas mencionadas en la publicación de GGC, pero no se recibió respuesta para el momento de publicación de este artículo. Sin embargo, muchas fuentes cercanas a antiguos empleados han afirmado que la versión de Johnson es falsa, y que él ha chantajeado a varios miembros del personal y a personas relacionadas con el proyecto para evitar que estos expongan la verdad.

* La publicación de GGC fue eliminada mientras este artículo estaba siendo escrito.

Traducido por Orlando Avendaño.

Rebeca Morla Rebeca Morla

Rebeca Morla es licenciada en Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales en Ecuador. También es miembro del Consejo Ejecutivo de Estudiantes por la Libertad. Síguela por Twitter @RebecaMorla.