Virales

Newsletter

“Cubanos llevan 55 años infiltrándose en Venezuela”

Por: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Ene 9, 2015, 1:15 pm

EnglishEn 2012, el fallecido presidente de Venezuela, Hugo Chávez, dio a conocer que en el país residían al menos 44 mil cubanos que “trabajaban en las misiones sociales venezolanas” impulsadas por su Gobierno, que llevaba ya 13 años en el poder; ciudadanos como el General Ángel Vivas se han dado a conocer por su descontento ante la presencia de los antillanos, denunciando la interferencia de los mismos en instancias políticas, económicas y armadas del país.

En 2008, Vivas  fue apresado por exigir al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que atendiera con celeridad, un recurso que él mismo interpuso para eliminar el lema “Patria, socialismo o muerte” de la Fuerza Armada Nacional; frase implantada por Chávez en honor a su proyecto político y al de Fidel Castro en Cuba.

Este general de Brigada del Ejército venezolano, e ingeniero civil, retó al Gobierno de Nicolás Maduro en febrero de 2014; se apostó con un fusil en su casa para evitar ser detenido por presuntamente propiciar el uso de fibras metálicas en la calle para violentar la circulación de motorizados que “pudieran atentar” contra manifestantes opositores.

En diciembre, Vivas, anunció la creación de la Resistencia Anticastrocomunista Venezolana (RAV) con el objetivo de liderar el “combate al castro-comunismo” en el país suramericano. Cuenta sobre su batalla política y su proyecto al PanAm Post:

¿Cómo empieza la infiltración de los cubanos en Venezuela?

Vivas explica que la infiltración cubana “no es una cosa nueva, ni llegó con Chávez”; está convencido de que Fidel Castro dirigió su mirada hacia Venezuela desde que asumió el poder en Cuba en 1959, por la inmensa riqueza natural que tiene el país, sobretodo la petrolera, y de inmediato inició una política hostil en contra del país.

En territorio venezolano “hubo una guerra durante casi diez años en la que los cubanos y Fidel Castro penetraban por diferentes partes el territorio nacional, especialmente por las costas”. relata. Y asegura que guerrilleros venezolanos eran entrenados en Cuba y eran enviados a atacar a su propio país. Para Vivas, Castro “quería tomar a Venezuela por las armas”.

Cuenta que durante la década de los años 60, el Ejército de Venezuela conoció la guerrilla irregular comunista, que asesinó a soldados y campesinos venezolanos, estimulada desde La Habana con intensos discursos de Fidel Castro en contra de Venezuela.

En ese momento, la Fuerza Armada Nacional creó la unidad de “Cazadores”, un cuerpo de élite conformado por combatientes venezolanos que enfrentaron y expulsaron a estos grupos cubanos armados.

En noviembre de 1963, el Gobierno de Betancourt presentó a la Organización de Estados Americanos (OEA) pruebas contra Castro y Cuba al descubrir cuatro toneladas de armas extranjeras en la costa noroeste de Venezuela. La OEA procedió a investigar, y en julio de 1964 declaró a Cuba “culpable de agresión e intervención en asuntos venezolanos”. Cuba fue expulsada de la OEA y sus miembros, con la excepción de México, rompieron relaciones diplomáticas y comerciales con Castro.

Ángel Vivas afirmó que los cubanos “están infiltrados en Venezuela desde hace cincuenta y cinco años”, pero asevera que Hugo Chávez empezó la incorporación de ellos de manera “descarada e increíble”.

Vivas afirmó que Chávez inició con la recepción de dos mil médicos cubanos en el país, pero que actualmente “la situación ha llegado a ser tan alarmante” que el sistema electoral venezolano y el registro civil (SAIME) está totalmente controlado por los insulares.

El General en autodetención

En su casa de Caracas (PanAm Post)
El General Ángel Vivas en su casa de Caracas, donde con fusil en mano retó al Gobierno de Maduro que lo llevara a prisión en febrero de 2014. (PanAm Post)

En febrero de 2014 se desataron una serie de protestas en contra del presidente Nicolás Maduro, situación que dio la vuelta al mundo por videos que reflejaban la violencia por parte de la Guardia Nacional en contra de los manifestantes opositores.

El General Vivas relata que al observar “abuso de poder” por militares venezolanos sobre ciudadanos que pacíficamente ejercían el derecho a la protesta, emitió una reproducción audiovisual en donde hacía un llamado al cuerpo castrista de “no levantar las armas en contra del pueblo”.

El sábado 22 de febrero, Nicolás Maduro, ordenó en cadena de radio y televisión la detención de Ángel Vivas, acusándolo de “entrenar” a quienes pusieron una guaya (fibra metálica) en la avenida Rómulo Gallegos de Caracas, la cual ocasionó la muerte de un joven motorizado la noche del viernes 21.

“Meterme preso por recomendar a civiles DESARMADOS, cómo defenderse con un alambre, de bandas criminales, tanques y fusiles es una aberración”, dijo en Twitter, red social que utiliza para difundir estrategias para el desarrollo de las “guarimbas” como forma de protesta.

El domingo 23 de febrero llegaron a su casa las primeras unidades militares, entre los cuales, afirma, había cubanos – detectados presuntamente por los vecinos-, y dijeron que tenían una orden de allanamiento  pero Vivas se negó a abrirles las puertas para esperar a sus abogados. Ciudadanos opositores se acercaron a las afueras de la casa del General para apoyarlo. Cuando sus asesores llegaron, constataron que el documento que presentaban las autoridades no tenía ningún fundamento legal; afirmaron que si lo sacaban de su casa, podía considerarse un secuestro.

Vivas expresó que cuando vio que los militares forzaban el portón de su casa, decidió “ejercer el derecho a la legítima defensa, actuando también como un oficial del Ejército” y se apostó con un fusil para evitar ser detenido.

El General afirma que el Gobierno venezolano al ver el respaldo multitudinario que recibió, envió una delegación a negociar y se reunieron con sus abogados. “Ellos pensaron que yo iba a pedir dinero, y que me permitieran irme del país”, agrega.

“Lo que pedí se hizo por escrito y fue difundido a la luz del mundo; yo les dije que me sometía a derecho, si se cumplían tres condiciones”, relata:

Primero, “Que quien usurpa la presidencia de la República, el señor que responde al nombre de Nicolás Maduro Moros, demuestre su legalidad y su legitimidad al cargo de acuerdo con el artículo 2 de la Constitución, que demuestre que es venezolano. Si él me está pidiendo a mí que me ponga a derecho, entonces él debe hacerlo primero”; dijo.

Segundo, “también solicité que todos los cubanos que se encuentran en la administración pública, en todas las estructuras del poder, incluyendo las Fuerzas Armadas, sean expulsados de Venezuela”.

Para el General Ángel Vivas en Venezuela impera un estado de Barbarie. Afirmó: “nos encontramos en una estado de ocupación extranjera, yo he hecho un llamado a que la Nación se declare en resistencia; es la única forma, unirnos para que logremos expulsar a los invasores cubanos de nuestro territorio y volver a recuperar la República”.

En colaboración con Fergus Hodgson.

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.