Virales

Newsletter

Agresiones de Maduro no frenaron a expresidentes latinoamericanos

Por: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Ene 26, 2015, 7:30 pm
(Jorge Díaz / Prensa Leopoldo López)
El Gobierno venezolano impidió que los expresidentes Andrés Pastrana y Sebastián Pieñara visitaran a Leopoldo López. (Jorge Díaz / Prensa Leopoldo López)

English

Los expresidentes de Chile, México y Colombia, Sebastián Piñera, Felipe Calderón y Andrés Pastrana, respectivamente, debatieron este lunes frente al público venezolano sobre los riesgos que enfrentan la democracia y los derechos humanos en este país, esto después de que el presidente, Nicolás Maduro, los acusara de terroristas.

Sus discursos se elevaron en el foro Poder Ciudadano y la Democracia de Hoy, organizado por políticos, estudiantes y organizaciones civiles opositoras al Gobierno. Allí, defendieron sus visiones, en medio de una apretada agenda en la cual confirmaron situaciones que expresan la crisis económica y democrática de Venezuela; verificaron las largas filas para comprar alimentos, escucharon de la voz de periodistas las amenazas a la libre prensa, e intentaron sin éxito visitar a Leopoldo López, principal preso político del régimen de Maduro.

La visita de los dirigentes fue abucheada por el Gobierno chavista. El pasado viernes Nicolás Maduro dijo en un discurso que los exmandatarios eran financiados por el narcotráfico colombiano, y que intentaban respaldar un supuesto golpe de Estado.

En el foro ciudadano de este lunes Andrés Pastrana respondió a Maduro: “Si quiere ser respetado, tiene que aprender a respetar. No hemos venido a Venezuela a apoyar ningún golpe de Estado. Tampoco estamos respaldados por dinero sucio. Venimos invitados por demócratas”, sostuvo.

Visitas indeseadas

El domingo los expresidentes Pastrana y Piñera intentaron visitar al dirigente del partido opositor Voluntad Popular, Leopoldo López, preso en la cárcel de Ramo Verde desde hace 11 meses. Tras media hora de gestiones, y conversaciones con el vicepresidente de la República, Jorge Arreaza, la misión fue imposible.

Durante el traslado de los expresidentes a Ramo Verde, decenas de personas protestaron en la cercana ciudad de Los Teques contra la visita de los exmandatarios. Portaban pancartas con la cara del fallecido Hugo Chávez; gritaron insultos y golpearon las camionetas en la que viajaban los dirigentes.

Luego del intento fallido, los exmandatarios se detuvieron en la Plaza Venezuela, en Caracas, para observar la cola de personas que esperaban comprar comida en el Abasto estatal Bicentenario. Pastrana publicó en su cuenta de Twitter una fotografía.

Durante su visita, los expresidentes se reunieron con representantes de medios de comunicación, periodistas y locutores que expusieron casos autocensura y censura. Entre ellos, el presidente editor de El Nacional, Miguel Henrique Otero, la periodista Tamoa Calzadilla, el locutor y animador Luis Chataing, y representantes de los diarios Tal Cual y Correo del Caroní.

También conversaron con familiares y víctimas de represión por las protestas que iniciaron en febrero de 2014, miembros de organizaciones de derechos humanos, abogados de estudiantes encarcelados, y parientes de los presos políticos.

Abogaron por la libertad y la democracia

En el encuentro Poder Ciudadano y la Democracia de Hoy los expresidentes intercambiaron ideas sobre la libertad, el totalitarismo, y los derechos humanos. En ese sentido, criticaron el aislamiento en el cual el Gobierno mantiene a los presos políticos. “Quiero pedirle la libertad de Leopoldo López (…) López es un preso político y al no permitirnos la entrada [a la cárcel], eso lo reafirma”, expresó Andrés Pastrana.

Al respecto dijo Felipe Calderón: “Que una esposa no pueda ver a su esposo preso, que unos hijos no puedan visitar a su padre, eso no debe ocurrir en ningún país del mundo”.

Por su parte el expresidente chileno Sebastián Piñera, se solidarizó con los venezolanos que han sido víctimas de la censura y del maltrato. “Prefiero el ruido de la libertad de expresión al silencio de los cementerios”, sentenció, y reiteró que es deber de la comunidad internacional permanecer “atentos y comprometidos con lo que pasa en Venezuela”.

En ese sentido el expresidente mexicano repudió la indiferencia de los Gobiernos latinoamericanos respecto a la situación de Venezuela: “Yo no puedo seguir poniendo piedras de indiferencia por fuera de los muros que rodean a pueblos de América Latina. Toca a los no venezolanos derribar los muros externos que los tienen aislados”, exclamó.

En el foro fue leída una carta de solidaridad del expresidente de Costa Rica, Óscar Arias, premio Nobel de la Paz 1987, en la cual expresó su solidaridad con el país y con las ideas de libertad y democracia.

En la misiva Arias afirmó: “Confío en que los venezolanos sabrán reconocer que el régimen chavista pudo haber tenido, en sus inicios, intenciones nobles, pero su fracaso es indiscutible”.

Los exmandatarios coincidieron en que la defensa de la democracia está en manos de los venezolanos y debe darse a través de fines pacíficos y sin violencia.

Chavismo organizó foro paralelo

El Gobierno de Maduro también ofreció en el Teatro Principal de Caracas el foro internacional Neoliberalismo y Derechos Humanos: Hablan las Víctimas, organizado por la Defensoría del Pueblo.

Entre los participantes estuvieron la activista colombiana Piedad Córdoba, la dirigente estudiantil chilena Camila Donato, y el periodista uruguayo Carlos Fazio.

El vicepresidente Jorge Arreaza hizo referencia en el evento a la visita de los expresidentes latinoamericanos e indicó que se les negó el acceso a la cárcel militar de Ramo Verde porque no contaban con un permiso de la cancillería, u otro organismo estatal.

Arreaza acusó a la oposición de promover la visita de los expresidentes a fin de “hacer un show”.

Con la contribución de Elisa Vásquez.

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.