Virales

Newsletter

Freddy Guevara: “A esta dictadura la hemos derrotado y vamos a derrotar”

By: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Ago 11, 2015, 5:54 pm
ft-fredy-guevara-2
Freddy Guevara: “Los factores políticos, los liderazgos tenemos la responsabilidad en conducir, pero la verdad es que para ganar vamos a necesitar que todos los sectores de la sociedad nos unifiquemos” (El Venezolano)

Es la mano derecha del preso político Leopoldo López y quien definitivamente sustituirá a María Corina Machado en su candidatura para las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre.

Freddy Guevara es el coordinador nacional encargado de Voluntad Popular y candidato por la MUD. En una entrevista a PanAm Post, Guevara aseguró que contra viento y marea esta vez sí se defenderá la voluntad del pueblo. “Mi compromiso y valor es esa visión de cómo tratar a un régimen que no se le gana solamente con elecciones, sino que también implica entender que estamos en una dictadura a la cual hemos derrotado y vamos a derrotar”, afirma.

¿Cuáles son las cualidades de Freddy Guevara para aportar a la MUD?

Mi intención es ver cómo nos convertimos en un factor que represente a mi generación dentro de la unidad. Vengo del movimiento estudiantil, combatimos a Hugo Chávez en la única derrota electoral que se llevó, y asumimos en la calle con las protestas y las movilizaciones todo lo que hay que asumir para tratar como debe tratarse a este régimen.

A este régimen no se le gana solamente con elecciones, sino que también implica entender que estamos en una dictadura a la cual hemos derrotado y vamos a derrotar.

¿Es usted la mejor opción para sustituir a María Corina?

Estoy convencido de que cada uno de los dirigentes tenemos un valor importante, pero esta elección va más allá de un tema personal. Se trata de definir cómo cada uno de nosotros puede ayudar a llevar el mensaje de la unidad.

¿Cuáles son los obstáculos a superar para ganar la Asamblea Nacional?

Hay dos macroobstáculos: uno es la manipulación y ventajismo del Gobierno; la hegemonía comunicacional, la censura, la manipulación en las circunscripciones, las inhabilitaciones políticas, las restricciones a la propaganda de la oposición, etc. El otro tiene que ver con el efecto que eso genera en nuestra población, es decir, la desesperanza, eso es algo que puede jugarnos en contra.

Pero efectivamente la mejor forma de ganar una batalla es convencer a tu adversario de que no vale la pena luchar, y yo creo que el régimen está claro de eso. Sin lugar a duda tiene claro el mensaje de que si la gente no sale a votar, van a ganar; por lo tanto, lo que les queda es inhibirnos, desmotivarnos y hacernos creer que no vale la pena luchar.

¿Cómo superará la Mesa de la Unidad esos grandes obstáculos?

Antes de la elección tenemos el deber moral y político de denunciar y generar la presión para mejorar las condiciones electorales; eso implica lograr la observación internacional, resguardar el tema de los testigos, etc. Toda la preparación para evitar que ellos (el Gobierno) sigan abusando, porque la gran tarea que tenemos que lograr es que la estrategia se les devuelva, y que en lugar de desmotivar a la gente, tomen consciencia y compromiso para derrotar a quienes hoy en día están en la cúpula que tiene secuestrada a Venezuela.

El día de la elección será muy importante porque debemos tener toda la organización y movilización disponible para evitar que a través de mecanismos fraudulentos ellos busquen torcer la voluntad.

Y después de la elección obviamente estar dispuestos a asumir la defensa de los resultados electorales. Nosotros no podemos permitir que vuelvan a robarse una elección.

Tenemos que estar dispuestos a asumir todos los compromisos en función de defender el derecho del pueblo venezolano; que la población que no cree en el sistema electoral, porque obviamente nadie cree, si crea en nuestro compromiso de salir a defender su voto.

Cuando todos los actos del Estado obligan a transmitir todos los actos del partido de Gobierno, cuando se mueven con carros y vehículos oficiales, cuando utilizan dinero de Pdvsa, cuando ellos usan el sistema electoral a su antojo, obviamente te das cuenta que no te estás enfrentando contra un partido político sino que te estás enfrentando al Estado; y por lo tanto, la única forma de derrotarlo es si el pueblo, la sociedad en su conjunto, se organiza y se moviliza.

Los factores políticos, los liderazgos tenemos la responsabilidad en conducir, pero la verdad es que para ganar vamos a necesitar que todos los sectores de la sociedad nos unifiquemos.

 ¿Cómo llama la MUD a unas elecciones si se desconfía del árbitro?

El hecho de que haya una elección no quiere decir que haya democracia; eso sí, debemos tener claridad de que no se trata de elecciones justas, libres, ni transparentes y nuestro reto se trata en todo caso de trabajar sobre esos dos mecanismos, luchar por unas elecciones justas, demostrar la injusticia, revelarla, prevenirla y evitarla.

Por el otro lado también hacer que el descontento sea tan grande que ni siquiera puedan torcer la voluntad del pueblo.

Han comentado que lucharán por observación internacional, si no se logra ¿qué piensan hacer?

Hasta ahora vamos a seguir presionando, en Venezuela hay un dicho: El que no la debe, no la teme. Si el Gobierno no le debe nada al pueblo de Venezuela ni a la comunidad internacional en materia de derechos electorales y humanos, entonces no debería temer que viniera observación internacional calificada a verificar lo que está pasando en nuestro país.

De considerar en el momento de conocer los resultados que hubo algún tipo de fraude, ¿cuáles medidas a tomarían?

Que nadie tenga dudas, así como defendimos la victoria del 2 de diciembre cuando derrotamos a Hugo Chávez y en ese momento éramos de movimientos estudiantiles; y así como Leopoldo López ha defendido los derechos del pueblo venezolano asumiendo todos los riesgos, nosotros vamos a defender al pueblo de Venezuela. No vamos a dejar que nos roben otra elección. Pero que eso no implique delegar en los partidos o liderazgos esa labor, la defensa de los resultados electorales no es nada si no viene acompañada de la sociedad.

¿Qué garantía tiene el pueblo de que se defenderán los votos si antes no se hizo?

La política en Venezuela y el mundo está bastante desprestigiada, la única manera de que uno pueda recobrar la confianza de la gente es con hechos. Leopoldo López tiene hoy todo el apoyo de la oposición venezolana porque en sus actos de valentía y desprendimiento ha demostrado que su lucha no es por un asunto personal sino por un interés colectivo.

Ese mismo ejemplo, es parte de lo que tenemos que asumir para demostrarle al país que no estamos en esto por un esquema de visiones personales o cuotas de poder.

¿Cuáles son las fortalezas y debilidades de la Mesa de la Unidad?

Tenemos muchísimas debilidades, pero nosotros como partido estamos asumiendo un rol nuevo, estamos en el equipo de dirección de la unidad venezolana, y estamos tratando de llevar todos los correctivos que se puedan.

Algo que logramos por ejemplo, es que se aprobó en la MUD que de aquí en adelante todas las candidaturas se rigen por primarias. También se logró que hiciéramos un compromiso público sobre cuál es la estrategia después de la Asamblea Nacional.

Por el lado de las fortalezas, tenemos un contexto absolutamente favorable a nosotros. Es la primera vez que la gente percibe que nosotros vamos a ganar; y si a eso le agregamos que logramos candidatos únicos, comando de campaña único, tarjeta única y estrategia única, es algo que precisamente consolida en gran manera esto.

¿Qué es lo primero que hay que hacer en la Asamblea Nacional?

La ley de Amnistía sin lugar a dudas. Luego daremos a conocer otras prioridades que tienen que ver con un eje democrático con la restitución del estado de Derecho; el tema económico, que tiene que ver con enderezar estos rumbos a los que nos han llevado; y el tema social.

¿Cuál es el peor defecto de la actual Asamblea Nacional?

No es una Asamblea Nacional sino un apéndice del partido de Gobierno. No es democrática, no hace leyes, no controla; se roban el país en sus narices y no hacen nada.

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.

De cómo en Guatemala prosigue la guerra civil

By: Fergus Hodgson - @FergHodgson - Ago 11, 2015, 2:13 pm

EnglishSi busca detalles sobre la historia de Claudia Paz y Paz, la ex fiscal general de Guatemala (2010-2014), y lo que ella simboliza, no tiene más que revisar en la reciente serie de seis reportajes escritos por Steve Hecht y David Landau. Ellos han realizado un trabajo meticuloso al aclarar la enorme diferencia entre la imagen de esta mujer como académica de derechos humanos en la Universidad de Georgetown, en Washington DC, y la realidad sobre el terreno, en Centroamérica. En particular, detallan cómo ella representa la continuación de la búsqueda del marxismo por controlar Guatemala, que se remonta a la guerra civil que duró varias décadas y que en el papel terminó en 1996. A pesar de la derrota militar de la guerrilla, y el poco apoyo que los partidos escindidos de esta obtienen en las elecciones, señala Hecht, estos simplemente cambiaron sus tácticas y buscaron infiltrarse en el Gobierno por la puerta trasera; y así fue como Paz y Paz llegó al poder. "Usaron con pericia la debilidad del sistema en contra del sistema", dice. O sea, "un Gobierno centralizado, una economía centralizada sin un estado de Derecho, donde la corrupción ha sido la norma". Encontraron "gran cantidad de europeos ingenuos que estaban listos para financiarlos, y se posicionaron a sí mismos como luchadores contra la corrupción, a pesar de que ellos son igual de corruptos o probablemente más corruptos que la gente a la que combatían". Quizás lo que le decepciona más a Hecht es que mucha gente poderosa y rica en Guatemala eligió trabajar con la guerrilla, y recibir su protección, en vez de oponerse a semejante abuso. [Por lo tanto] los indígenas están, hoy en día, sometidos al poder de la guerrilla... Estas ONG, creadas por los antiguos subversivos y financiadas en su mayoría por Europa y con el respaldo político de la administración de Obama... Los fuerzan, mediante acciones criminales, a que respalden su agenda, la cual incluye bloqueo de vías, secuestros, prohibir el acceso policial a distintas áreas... Ellos tienen prisiones clandestinas; ellos tienen trabajos forzados... y nadie presta atención. Hecht cubrió gran parte del asunto en una entrevista de media hora, pero más tarde escribió que se arrepiente de no mencionar la relevancia de esto para los ciudadanos de Estados Unidos. También considera que los colombianos tienen mucho que aprender del conflicto en Guatemala en la lucha contra la guerrilla de las FARC. Su preocupación principal es que los medios de Estados Unidos fallan al cubrir la política exterior de su país con respecto a Guatemala. Los pocos que la cubren, dice Hecht, brindan apoyo a los insurgentes marxistas, inadvertidamente o no. Por otra parte, los adversarios ideológicos de la guerrilla y la administración de Obama tienden a evitar el asunto, por ser algo que no comprenden. Creemos que las acciones de la administración de Obama aquí, arrojan luz sobre sus políticas internas, y que el público estadounidense no tiene el acceso a esta información... lo cual es una de las razones por las que Obama puede intervenir tan abiertamente en Guatemala en detrimento de la gente de Estados Unidos. Aquí está la serie de seis reportajes, escrito para la fácil comprensión de los lectores estadounidenses: I: El esfuerzo de Claudia Paz y Paz por deformar la historia de Guatemala II: De cómo la ONU reivindicó a la guerrilla en Guatemala III: Destituida por atreverse a perseguir la extorsión en la Guatemala rural IV: La fabricación de un genocidio para derribar a Efraín Ríos Montt V: El embajador de EE.UU. que cubrió a una jueza corrupta de Guatemala VI: La verdad sobre el reinado de Paz y Paz como fiscal en Guatemala  Encuentre más sobre el trabajo de Hecht con la Fundación Liga ProPatria, la cual aboga por el estado de Derecho en Guatemala. Hecht también recomienda, para los lectores hispanos, el libro escrito por el historiador y sociólogo Carlos Sabino, de la Univeridad Francisco Marroquín: Guatemala, la historia silenciada (1944-1989). Él apoya el debate abierto, particularmente en los campus universitarios, y le gustaría ver un diálogo en la Universidad de Georgetown acerca de a quiénes han seleccionado como sus "profesores distinguidos". Además, se mostró complacido de discutir con Luis Eduardo Barrueto, quien escribió una carta para responder a la serie de reportajes. Puede leerla en: "En defensa de Claudia Paz y Paz", que incluye una respuesta de Hecht. Traducido por Paz Gómez.

Boletín electrónico

¡Recibe lo último de PanAm Post por correo electrónico!

Nunca compartiremos tu correo electrónico con nadie.