Virales

Newsletter

Directiva de RCTV espera que Venezuela cumpla fallo de la CIDH

Por: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Sep 8, 2015, 2:41 pm

EnglishEl presidente de Radio Caracas Televisión, Marcel Granier, reaccionó de manera positiva ante el fallo emitido el lunes por la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ordena al Estado venezolano restablecer la frecuencia del canal 2 en señal abierta, así como la devolución de todos los bienes que fueron objetos de medidas cautelares y espera que se cumpla lo estipulado por el juzgado internacional. Hasta los momentos, el Gobierno del presidente Nicolás Maduro no se ha pronunciado al respecto.

Todavía el Estado venezolano no se ha pronunciado en relación con el fallo de la CIDH que favorece a RCTV. (Noticias24.com)
Todavía el Estado venezolano no se ha pronunciado en relación con el fallo de la CIDH que favorece a RCTV. (Noticias24.com)

“Es un gran triunfo de Venezuela. Una oportunidad para que los venezolanos vivan con su derecho a ser informados (…) el documento es bastante contundente en otros aspectos. También deben devolvernos los equipos que nos robaron”, expresó Granier.

Pero así como el Tribunal Supremo de Justicia calificó como inejecutable una medida que falló la CIDH a favor de Leopoldo López en 2011, el Estado podría tomar la misma decisión, pero en esta oportunidad en relación con la medida a que favorecería a RCTV, haciendo el Estado caso omiso a dicha sentencia.

Aunque Venezuela se retiró en 2013 del sistema interamericano de DDHH; con este fallo, la justicia internacional plantea ante Venezuela y el mundo, que efectivamente el expresidente Hugo Chávez y los poderes del Estado violentaron la libertad de expresión en ese país, y que injustamente durante 8 años ese canal de televisión se ha mantenido fuera del aire; siendo usurpada su señal por el canal estatal TVES.

RCTV se despidió de la pantalla venezolana el 27 de mayo de 2007, fecha en que vencía la fecha de su concesión y que el Gobierno  decidió no renovar porque ofrecía espacios libres y críticos a las políticas de Hugo Chávez; además porque era el canal de televisión más antiguo de Venezuela, con mayor cobertura nacional y con la más alta sintonía.

Y es que el caso de esta televisora nacional fue una de las primeras alertas en Venezuela sobre la no independencia de poderes en ese país, debido a que su cierre fue anunciado por el expresidente Chávez en televisión nacional, por considerarla como una cadena con actitud “golpista”.

Tres amparos constitucionales, un recurso de oposición, uno de nulidad, dos solicitudes ante Conatel y una petición de investigación penal, quedaron registrados como parte de las acciones de los representantes legales del canal para tratar de conseguir la restitución de su señal abierta.

Pero tres veces en un solo año, la Sala Político Administrativa del Tribunal Supremo de Justicia rechazó devolverle a Radio Caracas Televisión las frecuencias.

RCTV se mantuvo 53 años al aire y el último día de su transmisión reflejó tristeza para miles de venezolanos, no solo porque se trataba del canal más visto en la historia de Venezuela, sino que además el cierre de sus transmisiones implicó que más de 7.000 empleados, directos e indirectos, se vieran afectados.
[adrotate group=”8″]
Cuando Chávez no renovó la concesión, también tomó la decisión de otorgarle el canal 2 a la nueva Televisora Venezolana Social (TVES), además el TSJ dictó una medida de confiscación de los equipos de transmisión, sin indemnización “a fin de asegurarle al mismo Estado la operación inmediata de una señal de televisión”.

Actualmente dichos equipos están en manos del Gobierno Nacional y son utilizados por la Televisora Venezolana Social (TVES), que por cierto actualmente es presidida por el animador Winston Vallenilla, quien por muchos años formó parte de RCTV y fue allí donde se dio a conocer.

En 2014, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) solicitó a la Corte Interamericana de Derechos Humanos fallar contra el Estado de Venezuela por haber cerrado “en forma ilícita” Radio Caracas Televisión (RCTV).

La SIP calificó la medida gubernamental como una flagrante violación a los principios de libertad de expresión establecidos en la Convención Americana por haber sido una decisión del Estado “en represalia por su postura editorial crítica e informaciones contrarias al Gobierno”.

RCTV fue el caso bandera de abuso a derechos de propiedad

Andrea Rondón, directora del Comité de Derechos de Propiedad de Cedice Libertad, y directora Académica del Instituto Mises Venezuela, explicó a PanAm Post que en el fallo de la CIDH, se hace reconocimiento expreso a la violación que hay en Venezuela sobre la libertad de expresión y sobre la ausencia de independencia del poder judicial.

Rondón explicó que el caso de RCTV constituye un caso emblemático para el país y “sirvió como señal de alarma” para que el resto de los medios de comunicación en Venezuela modificaran sus líneas editoriales, “acomodándose a las peticiones del Gobierno”.

Dijo además que la sentencia de la CIDH especifica que en Venezuela hubo desviación de poderes a la hora de dictar las medidas en contra del canal televisivo.

Rondón aseveró que el ente internacional defensor de derechos humanos “se quedó corto”, pues no profundizó en que el caso de RCTV también fue un atentado a la propiedad privada en Venezuela por las medidas cautelares y confiscatorias.

“Se dictaron medidas cautelares que no fueron temporales, el hecho de no renovarse la concesión representó también una violación a la propiedad privada” la experta, agregó.

La especialista explicó que la orden de la CIDH es vinculante para el Gobierno venezolano y debe cumplir con el fallo, tal y como lo establece el artículo 31 de la Constitución venezolana.

El artículo de la Carga Magna reza así: “Toda persona tiene derecho, en los términos establecidos por los tratados, pactos y convenciones sobre derechos humanos ratificados por la República, a dirigir peticiones o quejas ante los órganos internacionales creados para tales fines, con el objeto de solicitar el amparo a sus derechos humanos. El Estado adoptará, conforme a procedimientos establecidos en esta Constitución y en la ley, las medidas que sean necesarias para dar cumplimiento a las decisiones emanadas de los órganos internacionales previstos en este artículo”.

Rondón agregó que de no cumplirse con la orden de la CIDH, “este no será un caso más de desacato; con esto sería más palpable que en Venezuela vivimos una dictadura”.

A continuación, los últimos minutos de RCTV al aire hace 8 años:

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.