Virales

Newsletter

Gustavo Villasmil: “Venezuela está al borde de crisis humanitaria en salud”

Por: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Oct 12, 2015, 3:39 pm
ft-hospitales-venezuela-2
Vista del hospital Universitario, uno de los principales de Caracas, que está totalmente colapsado. (La Patilla)

English“Venezuela está cruzando la frontera de la crisis humanitaria en materia de salud”. Así lo afirmó, en entrevista con PanAm Post, el profesor de la Universidad Central de Venezuela, Gustavo Villasmil, quien también es secretario de Salud del estado Miranda.

El especialista describió cuál es la situación actual del sistema sanitario en el país suramericano, y además señaló como “culpable de todos los daños en el sector” al fallecido expresidente Hugo Chávez Frías.

¿Cómo es la situación del sistema sanitario en Venezuela?

La situación del sistema sanitario público la califico como la peor que se ha vivido desde su fundación en 1936. Básicamente están siendo afectados los cuatro elementos claves que sostienen a una sanidad pública, que son: recurso humano, infraestructura, tecnologías de apoyo, y logística de suministro y medicamentos.

gustavo-villasmil
Villasmil: “En Venezuela hay alrededor de 50 mil venezolanos en lista de esperar quirúrgica, no hay equipos y no hay cirujanos” (Correo del Orinoco).

De Venezuela se han ido alrededor de 20.000 médicos, atraídos por mercados laborales mucho más interesantes; básicamente se han ido a Estados Unidos, España, Colombia y sobre todo al mercado chileno.

Se está yendo lo mejor del país; Venezuela es un país donde el 5% de su población ya se ha ido, estamos hablando de 1.600.000 venezolanos, y más de la mitad de ellos son profesionales; el que se marcha deja una plaza vacía.

El régimen dejó que eso ocurriera como ocurrió en Cuba bajo la premisa de que ellos podían por la vía rápida producir y formar médicos para suplir a ese que se iba; ante eso, el fracaso de los médicos comunitarios es inocultable, son 8.000 personas que no cuentan con la actitud ni la aptitud requerida para enfrentarse al campo laboral.

Es conmovedor lo que se ve en el campo hospitalario; servicios vacíos, departamentos desiertos sin médicos y sin enfermos. En Venezuela hay alrededor de 50 mil venezolanos en lista de espera quirúrgica, no hay equipos y no hay cirujanos.

Le sigue el problema de las infraestructuras; en Venezuela habría hoy que duplicar la oferta de camas hospitalarias, en el país hay teóricamente 40 mil camas hospitalarias y hacen falta 40 mil nuevas.

Las que están teóricamente disponibles se construyeron hace 50 años. ¿Cómo se construyen en un año 40 mil más, sobre todo en un país con un déficit económico, un país que no crece?

Aquí no hay cómo construir hospitales, el boom petrolero de barril a US$ 140 se malbarató; el último hospital general que se construyó en Caracas fue en 1987, el hospital Domingo Luciani, construido por Jaime Lusinchi. Para entonces, Caracas tenía tres millones de habitantes y ya el número está en cinco millones.

No tenemos sitios donde acostar a nuestros enfermos, en Caracas estamos dependiendo de hospitales construidos hace 25 años, y en el interior del país dependemos de hospitales construidos en la dictadura de Marcos Pérez Jiménez, en los años 50.

Tenemos el drama de los servicios de las tecnologías de apoyo que están en su peor momento. En Caracas tener una radiografía de tórax en un hospital, un domingo en la noche, es imposible. Esas tecnologías suponen inversiones; son equipos que se adquieren en el mercado internacional, y en Venezuela no hay dólares para eso; de manera que aquí se daña un equipo y no hay cómo pagarlo, no hay capacidad técnica para operar.

En la medicina privada se han declarado en emergencia, de hecho hace unas semanas en una cirugía cardiovascular se declararon cerrados, no admiten a nuevos pacientes porque no disponen de los equipos porque no pueden operar de manera competente e idónea.

Y por último tenemos el drama de la logística, en Venezuela no hay suministros, en este momento el déficit de medicamentos ronda el 70%, lo que quiere decir que por cada 10 cosas que se buscan o que se requieren, en el mercado, siete de ellas no existen.

De esas siete, por ejemplo, no hay drogas cardioactivas que son medicamentos para personas que tengan una urgencia de corazón, eso ya no existe; la vieja rifocina desapareció hasta en los hospitales privados.

Esto pone a Venezuela en la frontera de la crisis humanitaria en materia de salud. No hay medicamentos, no se pueden producir en Venezuela, no hay capacidad para pagarlos por la vía de la importación, y al que traiga un medicamento de esos lo agarran en el aeropuerto y se lo quitan.

[adrotate group=”8″]

¿Cómo es el salario de un médico venezolano, es comparable con el ingreso de médicos en Latinoamérica?

Un médico venezolano con 20 años de experiencia en una determinada especialidad, que trabaje a título exclusivo de un hospital público, no llega a ingresar US$ 35 al mes, ese mismo médico con bastante menos experiencia, se va contratado para Chile y gana allá no menos de 5 o 6 mil dólares.

Un médico académico, profesor universitario, puede ganar hasta menos del salario mínimo venezolano; ese mismo colega se va con el programa Prometeo que es ecuatoriano, y se lo llevan con un ingreso de alrededor de 6 mil dólares mensuales.

Venezuela no tiene argumentos en términos de mercado, no tiene cómo revertir esta tendencia que la ha convertido en un país exportador de cerebros.

Este es el mayor daño que la llamada “revolución chavista” le ha infligido a este país. Esos 20 mil médicos que se han ido, representan la producción médica de más de una década de todas las facultades de Medicina de Venezuela.

¿Qué ha pasado con la Misión Barrio Adentro en Venezuela?

En relación con los médicos cubanos que llegaron a asistir para las misiones venezolanas, han emigrado alrededor de 1.700 médicos cubanos; se van por la frontera, llegan a Colombia y de manera más o menos inmediata, logran viajar a Estados Unidos, que es su meta, porque cuentan con programas migratorios que los ayudan en la inserción en el mercado laboral de ese país.

ft-barrio-adentro
“El que quiera saber cómo es que opera la propaganda castrista con el tema médico, traiga a su mamá a Barrio Adentro y después que me cuente cómo le fue”, dice Villasmil.  (ResistenciaVE58)

La Misión Barrio Adentro tiene una operación  del 20% de toda su capacidad instalada, se debe saber en el mundo con vergüenza que entre 2004 y 2014 esa misión le costó a Venezuela casi 30 mil millones de dólares; eso es multiplicar por dos el actual nivel de reservas. Es un sistema que esta 80% inoperativo.

Eso conforma lo que uno denomina la estafa de la Misión Barrio Adentro con todos sus costos, y además es el desenmascaramiento definitivo del argumento de la propaganda castrista de la América Latina.

La salida de estos médicos cubanos es lo que explica el fracaso de la llamada Misión Barrio Adentro, no solamente se les fueron los cubanos sino que para los venezolanos tampoco fue una opción de trabajo atractiva.

El que quiera saber y sentir cómo es que opera la propaganda castrista con el tema médico, traiga a su mama a un local de Barrio Adentro y después que me cuente cómo le fue.

Quiero decir que los daños adquiridos sobre la medicina venezolana no se resarcen en poco tiempo ni sin altos costos. El responsable de todo esto tiene un nombre y debe ser desenmascarado en la historia. No es el señor Nicolás Maduro, el responsable a quien la historia señalará como el causante de todos estos daños es Hugo Chávez Frías, el hombre murió pero tenemos que trabajar para que no le sobreviva el nicho.

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.