Maduro declara una “guerra energética” al secador de pelo

6
Maduro contra el secador de pelo
Nicolás Maduro: “Yo siempre creo que una mujer se ve más bonita cuando se peina con los dedos y cuando, de manera natural, deja su cabello secar”. (Sumarium)

EnglishLa noche de este miércoles 6 de abril, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro pidió a las venezolanas que ahorren energía eléctrica dejando de usar electrodomésticos e incluso secadores de cabello.

Durante el programa “Con el mazo dando”, conducido por el diputado Diosdado Cabello, Maduro informó que implementará un plan de ahorro de consumo energético que durará al menos 60 días.

“La secadora de pelo en estos 60 días, usarla a medio uso. ¿Sí se puede, mujeres? ¿Ustedes qué creen? (…) la secadora de ropa y los mecanismos de exigencia de la secadora de pelo son fuertes y altos consumidores, así como la plancha. Hay que crear conciencia de eso”, aseveró.

“Yo siempre creo que una mujer se ve más bonita cuando se peina con los dedos y cuando, de manera natural, deja su cabello secar. Es una idea que yo tengo y les aporto a las mujeres, ¿verdad?”, preguntó.

El plan de ahorro energético incluirá que la administración pública, incluidas gobernaciones y alcaldías, no trabajarán durante todos los días viernes de los meses de abril y mayo.

Del mismo modo, el presidente venezolano instó a que “de forma inmediata”, tanto inspectores eléctricos como funcionarios de la Fuerza Armada Nacional (FANB), garanticen la ampliación de la autogeneración de energía. Esta cuestión implicará que las industrias, comercios y centros comerciales adquieran sus propias plantas eléctricas y, en vez de ponerlas a funcionar por cuatro horas como había sido establecido, ahora funcionen durante 9 horas.

El Ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, realizó un reporte sobre la situación actual del embalse El Guri, e informó que el nivel del agua ha bajado aproximadamente 30 metros. Algunos expertos aseguran que el país suramericano está al borde de un apagón nacional.

[adrotate group=”7″]

El embalse del Guri, el cuarto lago artificial más grande del mundo y donde se encuentra la Central Hidroeléctrica Simón Bolívar, desciende aceleradamente su volumen. El Gobierno venezolano responsabiliza al fenómeno climático El Niño, pero ingenieros aseguran que la crisis se debe a tres factores: la mala administración del recurso hídrico, la indisponibilidad de generación en el parque térmico y la sequía.

La Central Hidroeléctrica Simón Bolívar es la segunda del mundo por su gran capacidad de producción de electricidad; sin embargo su nivel de agua se registra a 3,56 metros del inicio del colapso.

Fuente: El Nacional.

Comentarios