Virales

Newsletter

Alcaldesa chilena mandó a callar al presidente boliviano Evo Morales

Por: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - May 12, 2016, 2:56 pm
Alcaldesa - Evo Morales
La alcaldesa de Antofagasta (Chile) publicó un video en el cual acusó al mandatario boliviano de crear una “polémica inventada” en torno a la ubicación de una base militar chilena. (Populus Antofagasta)

Una alcaldesa chilena emitió una declaración en la que mandó a callar públicamente al presidente Evo Morales, tras la denuncia hecha por el mandatario boliviano sobre la instalación de una supuesta base militar de Chile en la frontera con Bolivia.

Se trata de Karen Rojo Venegas, quien le dijo a Morales: “¿Evo, por qué no te callas”; una frase conocida en todo el mundo luego de que el anterior Rey de España, Juan Carlos I, se la dijera al expresidente venezolano Hugo Chávez Frías.

La alcaldesa de Antofagasta (Chile) utilizó su cuenta en Twitter para publicar un video en el cual acusó al mandatario boliviano de crear una “polémica inventada” en relación con la ubicación de una base militar chilena.

“Los chilenos estamos cansadísimos de que esté instrumentalizando nuestra relación bilateral con objetivos políticos internos y mezquinos buscando erosionar la relación que tenemos en Antofagasta con el pueblo boliviano”, dijo la mandataria local.

En su declaración, Rojo agregó: “usted ha porfiado con declaraciones impertinentes que sólo provocan daño, porque alimentan las rencillas nacionalistas y nos provocan más lejanía. Por favor recuerde esta frase; ¿por qué no te callas?”

La alcaldesa asegura que con sus declaraciones, Evo Morales sólo perjudica a los residentes bolivianos en Chile, que a criterio de esta autoridad escaparon de su país.

“Esta actitud suya, señor Evo Morales, sólo destruye el esfuerzo que hemos generado como país para darle mejor calidad de vida a quienes huyen de la situación en la que usted tiene al pueblo boliviano”, dijo la alcaldesa en su mensaje enviado al mandatario boliviano .

Ante estas declaraciones, el Gobierno boliviano no tardó en reaccionar, tanto el ministro de Defensa, Reymi Ferreira, como el de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, deploraron las palabras de la alcaldesa y demandaron respeto para Bolivia. “Deplorar la actitud colonial de una funcionaria que cree que esta viviendo en el siglo XIX”, dijo Quintana.

Ferreira consideró las declaraciones de Rojo como “precipitadas” y “desafortunadas” y las atribuyó a la presunta poca información de la autoridad edil.

“Lamentar que una alcaldesa de Antofagasta que no se haya enterado que Bolivia es un país vecino, que quiere construir vecindad y hermandad sobre la base del respeto a la soberanía de nuestros Estados. Lamentamos muchísimo que tenga que ponerse a la altura del rey Juan Carlos I cuando el rey de manera prepotente le mando a callar al presidente (Hugo) Chávez. Deplorar la actitud colonial de arrogancia de prepotencia de una funcionaria que cree que está viviendo en el siglo XIX”, dijo Quintana.

Este martes 10 de mayo, el canciller boliviano anunció el envío de un recurso ante la Unión Suramericana de Naciones (Unasur) como reclamo ante la instalación de una base militar chilena cerca de la frontera con Bolivia.

Chile, por su parte, negó este martes que su país tenga una base militar cerca de las aguas del Silala, y por el contrario pidió explicaciones al Gobierno boliviano por el destacamento militar que, presuntamente posee a solo un kilómetro y medio del límite fronterizo.

El presidente de Bolivia asegura que Chile ha dado uso “unilateral e ilícito” de las aguas del manantial, que nace en territorio boliviano y que “surte a gratuidad el norte chileno”; por su parte, el Gobierno de Michelle Bachelet aseguró que tiene derecho al aprovechamiento de dichas aguas, y anunció una contrademanda una vez que Bolivia formalice la acusación contra Chile ante las instancias internacionales.

Fuentes: El Deber; La Razón.

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.