Gobierno venezolano ignoró la muerte del niño Oliver Sánchez

5
Oliver Sánchez - escasez medicamentos
La familia de Oliver Sánhez no podía conseguir con facilidad los medicamentos esenciales para su tratamiento, como anticonvulsivos, antiepilépticos, así como los necesarios para su quimioterapia. (Noticias X7)

El Gobierno venezolano, encabezado por Nicolás Maduro, ignoró por completo la muerte del niño Oliver Sánchez, quien hasta sus últimos días luchó y protestó en las calles para exigir sus medicamentos al Estado.

Oliver padecía de cáncer y a sus ocho años se hizo “famoso” en Venezuela porque salió a exigir con pancartas al Gobierno que solventara la crisis humanitaria en ese país que ha causado la muerte de venezolanos por la falta de medicamentos.

Desde que murió el pasado martes 24 de mayo ningún funcionario ha manifestado su pesar por el fallecimiento del niño que a su corta edad sufrió las consecuencias de la crisis en Venezuela.

Ni Nicolás Maduro, ni Diosdado Cabello, ni el mismo defensor del Pueblo Tarek William Saab han expresado dolor ni solidaridad a los familiares del niño; por el contrario, el Gobierno insiste en que no se necesita ayuda humanitaria internacional porque supuestamente “hay medicamentos suficientes”.

El oficialismo dice que la crisis de salud ha sido exagerada por la oposición y los medios de comunicación, al mismo tiempo que defiende su política sanitaria destacando la instalación de cientos de centros ambulatorios en barrios populares del país operados por médicos cubanos.

La familia de Oliver no podía conseguir con facilidad los medicamentos esenciales para su tratamiento, como Fenobarbital y Epamin (anticonvulsivos) o Oxcarbazepina (antiepiléptico), así como los necesarios para su quimioterapia; aseguran que se trató de una “lucha titánica”.

El caso de Oliver ha causado conmoción en las redes sociales y en el mundo, pues el menor se convirtió en una víctima más de la escasez de medicamentos en el país suramericano.

La Federación Farmacéutica Venezolana calcula que la escasez de insumos y medicinas se encuentra en 85%; asegura que diferentes farmacéuticas y laboratorios limitaron sus importaciones al país y reclaman al Gobierno de Nicolás Maduro más de US$3.000 millones.

Un niño como Oliver también pide ayuda

Por medio de la red social Twitter, un niño de aproximadamente ocho años le pidió a Nicolás Maduro que no sea indiferente a la falta de insumos médicos en el país.

El pequeño es paciente del Hospital de Especialidades Pediátricas, en el estado Zulia, y asevera: “Estamos en crisis, no tenemos ni siquiera soluciones para cumplir con el medicamento (…) Maduro no seas indiferente a nuestra lucha y la lucha de nuestros padres (…) Necesitamos quimioterapias ya, el cáncer no espera”.

Comentarios