“Narcosobrinos” de Maduro acusan a EE.UU. de eliminar pruebas para perjudicarlos

0
sobrinos - Flores EEUU
Los abogados piden al juez suprimir grabaciones fundamentales para sostener la acusación en su contra (La Patilla)

La defensa de los sobrinos de Cilia Flores y Nicolás Maduro en Estados Unidos acusó al Gobierno de Barack Obama de destruir pruebas importantes para inculpar tanto a Efraín Antonio Campos Flores y a Franqui Francisco Flores de Freitas del tráfico de narcóticos al país norteamericano.

En el documento, los abogados aseguran que las grabaciones realizadas por los informantes confidenciales, pagados por el gobierno estadounidense, “están irremediablemente manchadas por la conducta impropia de los informantes”.

Los abogados piden al juez suprimir grabaciones por considerar que las mismas violan las garantías procesales de los acusados.

“Aquí no solo hubo una destrucción de pruebas, sino que las mismas fueron alteradas por informantes pagados por el gobierno que operan fuera del país y fuera de cualquier limitación impuesta por la formación, la ética o la rendición de cuentas por parte de los agentes de la administración de Control de Drogas (DEA)” aseguró Randall W. Jackson abogado defensor.

Sostiene que durante una reunión con los demandados, los informantes confidenciales obtuvieron una cantidad de una “sustancia desconocida” –que el gobierno afirma era cocaína– y que ahora ha sido destruida. Sobre la muestra obtenida no se pudo completar ninguna prueba conocida para determinar su naturaleza.

La defensa de los sobrinos de Cilia Flores asegura que la supuesta muestra de “cocaína” es la única sustancia controlada que pretendía ser usada como prueba durante el curso de la presente investigación.

El juez recibió también por parte dela defensa la solicitud de que se eliminen declaraciones que los acusados hicieron en el avión porque conllevan a la supuesta comisión del delito.

La confesión de los imputados de haber participado en la operación es fundamental para sostener la acusación, y la misma arroja pistas claras sobre la organización criminal a la que supuestamente pertenecen los dos jóvenes.

En el pliego de acusación formal presentado al Gran Jurado se relatan las andanzas de los acusados en Caracas, Haití y Honduras. Y ciertamente se asegura que las reuniones fueron documentadas; es decir, grabadas y por ello forman parte de las evidencias.

La confesión de Campos Flores principalmente y luego la de su primo Flores de Freitas es clave y la que la defensa quiere eliminar. Para suprimirla, los abogados argumentan que fue lograda por métodos que violan el debido proceso y lo establecido en la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos. Argumentaron que la confesión se hizo antes de haberse producido la lectura de la Advertencia de los Derechos y la renuncia voluntaria a los mismos.

En noviembre de 2015 Fueron imputados en Estados Unidos los sobrinos de la primera dama de Venezuela, Cilia Flores, luego de que el pasado martes 10 de noviembre funcionarios de la Administración para el Control de Drogas Estadounidense (DEA) los capturaran en flagrancia con cinco kilogramos o más de cocaína.

La corte del Distrito Sur de Nueva York los imputó por la presunta comisión de los delitos de “asociación para delinquir, conspiración, y complicidad para violar la ley de narcóticos de Estados Unidos”. La pena máxima a la que podrían enfrentarse ambos jóvenes es de cadena perpetua.

Fuentes: Runrunes; El Nacional

Comentarios