Virales

Newsletter

Disidente cubano en huelga de hambre recibió “misión expresa del Vaticano”

Por: Sabrina Martín - @SabrinaMartinR - Ago 1, 2016, 11:09 am
disidente cubano - huelga de hambre
Guillermo Fariñas: “Me dijo que era un hombre de Dios, que para él la vida era lo fundamental, pero respetaba la decisión mía”. (Univisión)

Tras 12 días en huelga de hambre y sed, el disidente cubano Guillermo Fariñas recibió la visita del obispo de la Diócesis de Santa Clara en Sancti Spiritus, Arturo González, en una “misión expresa del Vaticano”.

El representante de la Iglesia Católica acudió al hogar de Fariñas no solo para conocer su estado de salud, sino también para indagar sobre las razones de la protesta pacífica.

Monseñor Arturo le dio la bendición, oró con él, su familia y los amigos que estaban presentes, y se interesó por su situación.

Fariñas le dijo a Martí Noticias que

El obispo quiso saber cómo había sido la situación (se refiere a las razones por las que inició la huelga), me comunicó que venía en una misión expresa del Vaticano a saber eso, y que me visitaría de nuevo en los próximos días… (Me dijo que) era un hombre de Dios, que para él la vida era lo fundamental, pero respetaba la decisión mía.

La huelga que inició el disidente el pasado 20 de julio busca que el gobernante Raúl Castro se pronuncie públicamente y diga que se acabarán las golpizas a los opositores en Cuba. Además exige a Castro que seleccione a un miembro de su Consejo de Ministros para que se reúna con representantes de la oposición cubana y explique las estrategias que han tomado para que cese la represión.

 

Durante la huelga de hambre que el líder opositor realizó en 2010 para pedir la libertad de los encarcelados durante la Primavera Negra, la Iglesia Católica fue mediadora en el proceso de conversaciones con el gobierno de Cuba y el de España, que aceptó recibir a los excarcelados. En esa etapa, varios sacerdotes católicos visitaron al disidente en el hospital.

Otros seis activistas de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) mantienen una huelga de hambre y, a juicio de Roberto Serrano, médico y activista de esa organización que atiende a sus compañeros de manera independiente, “todos debían estar ingresados ya y recibiendo atención médica por el deterioro inminente de la salud”.

Carlos Amel Oliva, líder juvenil de la UNPACU, inició la huelga de hambre el 13 de julio para llamar la atención sobre las confiscaciones arbitrarias de artículos personales a los disidentes.

Todos exigen al gobierno de Raúl Castro el cese de la represión y de la confiscación arbitraria de propiedades a los opositores y a los cuentapropistas. Varios huelguistas han ido abandonando la huelga por razones de salud.

Fuente: Martí Noticias

Sabrina Martín Sabrina Martín

Periodista y locutora venezolana, especialista en comunicaciones corporativas. Síguela en Twitter: @SabrinaMartinR.