Tercer acusado de tráfico de armas a Venezuela se declaró culpable en EE. UU.

19
trafico de armas - venezolano
Un tercer venezolano en Estados Unidos se declaró culpable de intentar traficar armas y balas hacia Venezuela (Archivo de inalbis)

Abrahán José Aguilar Sánchez, es uno de tres venezolanos acusados del delito de tráfico de armas. El acusado aceptó los cargos que se le imputan ante la jueza de distrito Cecilia Altonaga en la Corte Federal en Miami.

Aguilar Sánchez, es el tercer y último de los tres venezolanos arrestados en el caso. El primero fue Alfredo Montilla Hernández, de 31 años, arrestado hace dos semanas; y el segundo fue José Alexander Gutiérrez Morales, de 30 años, la semana pasada; los tres admitieron que buscaban ingresar armas de modo ilegal en el país suramericano.

La condena máxima es de 10 años de cárcel, pero se espera que sea menor debido a que los acusados decidieron declararse culpables. También existe la posibilidad de deportación al cumplir las condenas.

Aguilar Sánchez fue arrestado en diciembre y acusado en relación con el mismo caso en el que agentes federales inicialmente descubrieron ocho pistolas y más de 23.500 balas dentro de cajas para baterías de automóvil que planeaban enviar a Venezuela.

El venezolano fue arrestado en el Aeropuerto Internacional de Miami (MIA) en diciembre poco antes de abordar un vuelo a Venezuela, según una denuncia penal del caso, que sugería que intentaba huir.

 

Durante las investigaciones se encontraron más armas de fuego, además de las que descubrieron inicialmente en las cajas para baterías de auto. Los agentes federales también incautaron cinco rifles de asalto, dos pistolas más y 1.700 balas adicionales.

El caso original salió a la luz en abril cuando agentes aduanales en el aeropuerto decidieron abrir un envío proveniente de Maracaibo que contenía cajas vacías para baterías.

Los agentes de Investigaciones de Seguridad Nacional (HSI), una unidad de la Policía de Inmigración y Aduanas (ICE), siguieron el paquete y dieron con dos sospechosos que eventualmente fueron arrestados. Se declararon inocentes luego de ser instruidos de cargos, aunque un mes más tarde cambiaron su declaración.

El presunto rol que jugó Aguilar Sánchez en el caso, surgió un mes después de que se descubrió el paquete que llegó de Maracaibo, enviado por una persona identificada en documentos de la corte como Ender Soto. Ese día, según la denuncia penal de un agente de HSI, arribó Aguilar Sánchez a Miamiprocedente de Maracaibo.

Los funcionarios de control de pasaportes en el aeropuerto lo demoraron y comenzaron a interrogarlo y a revisar sus pertenencias. Entre los artículos que requisaron estaba el teléfono celular de Aguilar Sánchez.

“La lista de contactos del teléfono celular de Aguilar Sánchez contenía un número de contactos pertinentes a la investigación en curso, incluyendo el de Ender Soto”, según la denuncia penal.

Según la denuncia penal, los investigadores también lograron vincular a Aguilar Sánchez a uno de los dos acusados que fueron arrestados el 21 de octubre pasado.

Pero no fue sino hasta el primero de diciembre que Aguilar fue detenido en el aeropuerto cuando intentaba viajar a Venezuela, según la denuncia penal.

Aunque los dos detenidos en octubre se declararon inocentes inicialmente, ambos – José Alexander Gutiérrez y Alfredo Montilla Hernández– han decidido declararse culpables durante audiencias separadas.

José Alexander Gutiérrez Morales y Alfredo Montilla enfrentan cargos de “conspiración para exportar armas de fuego y munición desde EE. UU sin licencia” y el de “intento de contrabando de bienes”, de acuerdo con documentos judiciales.

Fuente: El Nuevo Herald

Comentarios