Fracaso de la coalición opositora venezolana abre paso a líderes independientes

2
oposicion venezolana
La MUD ya no cuenta con el mismo respaldo que tenía hace un año (Vanguardia)

La decepción ante la falta de resultados concretos ha sido la consecuencia de que la oposición venezolana haya perdido hasta 10 puntos porcentuales de popularidad.

De acuerdo con la encuestadora Datincorp los políticos independientes en Venezuela se convirtieron en la principal fuerza del país, tras el fracaso de la Mesa de la Unidad Democrática en el proceso de diálogo con el gobierno de Nicolás Maduro.

La población en Venezuela no solo ahora rechaza al régimen de Nicolás Maduro tras sumir al país en una crisis económica y social única en su historia, sino que además ahora también deplora a la bancada opositora por no haber logrado como prometió el referendo revocatorio para salir del mandatario actual.

Jesús Seguías, presidente de Datincorp señaló que desde diciembre de 2015 hasta enero de 2016, la oposición perdió 10 % de respaldo.

 

“La oposición ha perdido 10 puntos desde diciembre del 2015 al mes pasado […] Eso se debe en gran medida a estrategias fracasadas que generaron decepción”, comentó. Seguías señaló que existe desencanto y frustración entre los venezolanos.

El respaldo del oficialista Partido Unido de Venezuela (PSUV) se mantiene en entre 18 % y 20 %, mientras que el de la MUD se ubica ligeramente por encima de 33 %, frente a los niveles superiores al 45 % que tenía hace algo más de un año.

“El segmento que creció en los últimos meses fue el de los independientes, quienes no se identifican con el PSUV o con la MUD y quienes ahora superan a los integrantes de las otras dos agrupaciones”.

La credibilidad de la oposición venezolana se vio duramente golpeada por su decisión de participar en el diálogo, iniciativa emprendida por la Unasur y respaldada por el Vaticano.

También los venezolanos critican a la oposición por los errores cometidos de centrar los esfuerzos en tratar de conseguir la realización de un referendo revocatorio.

Fuente: El Nuevo Herald

Comentarios