Vargas Llosa advierte a PPK que liberar a Alberto Fujimori será “traición” a los peruanos

1
Vargas
“Sería una gran traición si Kuczynski suelta a Fujimori”. (Flickr)

Un posible indulto al dictador peruano Alberto Fujimori copa la palestra de los medios de comunicación del Perú, luego de que el actual mandatario, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), afirmara que un beneficio de ese tipo “es un tema médico”.

Sobre el asunto, el escritor Mario Vargas Llosa dijo que un indulto al expresidente sería una “traición”. Señaló: “Sería una gran traición si Kuczynski suelta a Fujimori”.

Vargas Llosa, quien en 1990 perdió las elecciones presidenciales frente a Fujimori, consideró en una entrevista que el exmandatario, de 79 años, “debe cumplir su sentencia hasta el final”, lo que implica que permanezca preso 15 años más.

“Creo que no solo sería una gran injusticia que Kuczynski lo soltara, sino que sería una gran traición a esos miles de electores que votamos por él, a quienes hicimos campaña a favor de él, de quien esperábamos una gestión estrictamente democrática”, comentó Vargas Llosa.

La opinión de Mario Vargas Llosa también fue respaldada por su hijo, el escritor Álvaro Vargas Llosa:

“Solamente una enfermedad terminal justifica un indulto humanitario. Como no lo hay, liberar a Fujimori es tomar una decisión política que hace tabla rasa de los principios elementales de una sociedad de Derecho. En ese sentido cualquiera que libere a Fujimori sin estar él muy gravemente enfermo irá en contra del mandato de los votantes que elección tras elección han rechazado la opción fujimorista desde hace dos décadas. En este caso, Pedro Pablo fue categórico en su campaña”.

PPK señaló que “por el momento” un indulto es un tema médico y no legal o judicial.”Siempre hay cosas en la agenda política en el Perú, todos los días. Por el momento, esto es un tema médico y nada más. No es un tema legal ni judicial”, añadió. “Los indultos humanitarios solo pueden hacerse si la persona tiene un peligro de salud”, agregó.

PPK negó haber conversado sobre el indulto con el congresista Kenji Fujimori en su última visita a Palacio de Gobierno, cuando acudió a la ceremonia de juramentación del Gabinete Ministerial presidido por Mercedes Aráoz.

“Kenji vino a la transmisión de los ministerios que fue en el patio de la entrada de Palacio. Apareció por ahí y yo le dije: ‘Oye, ¿quieres ver un poco donde tú te criaste de chiquito?’ Y le di un pequeñísimo tour en el Palacio. Él se quedó muy contento. No hablamos absolutamente nada de indultos, ni nada por el estilo”, precisó.

Asímismo, la primera ministra, Mercedes Aráoz, se refirió también sobre un indulto a Fujimori y descartó que esté en la agenda del jefe del Estado.

 

El debate sobre el indulto se acrecentó en los últimos días tras el cambio de Gabinete forzado por la censura del Congreso, que domina el fujimorismo, al primer ministro Fernando Zavala, y después de que el partido fujimorista rechazara una iniciativa legislativa del arresto domiciliario.

En el nuevo gabinete, el jurista Enrique Mendoza reemplazó a María Soledad Pérez Tello al frente del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, quien se había mostrado abiertamente en contra del indulto por considerar que el expresidente no reúne las condiciones.

Fujimori solo puede recibir un indulto humanitario, beneficio que otorga de manera extraordinaria el presidente si se demuestra que el preso tiene una enfermedad terminal o alguna dolencia grave que se agudice con las condiciones carcelarias.

El exmandatario ha sido trasladado periódicamente a clínicas de Lima para ser tratado de males crónicos que padece como una hernia, arritmia, hipertensión, gastritis y unas lesiones en la lengua, conocidas como leucoplasia, de las que ha sido operado hasta en seis ocasiones.

Fuentes: El Comercio, Gestión.

Comentarios