Detienen al jefe del Comité Olímpico de Brasil por presuntos sobornos en Juegos de Río 2016

0
La policía detuvo a Carlos Arthur Nuzman, por su presunta participación en una operación de compra de jurados para la elección de Río de Janeiro como sede  (Flickr)
La policía detuvo a Carlos Arthur Nuzman, por su presunta participación en una operación de compra de jurados para la elección de Río de Janeiro como sede  (Flickr)

El presidente del Comité Olímpico de Brasil fue detenido por presuntamente haber cometido fraude en los Juego Olímpicos de Río 2016.

La policía detuvo este jueves a Carlos Arthur Nuzman, por su presunta participación en una operación de compra de jurados para la elección de Río de Janeiro como sede de los Juegos Olímpicos de 2016.

Según los medios de comunicación locales, la investigación en contra de Nuzman se basa en el fraude en la elección de la sede olímpica bautizada como “Juego Sucio”.

La detención de Nuzman es de carácter temporario y el dirigente fue trasladado a una de las sedes de la Policía Federal en la ciudad.

En septiembre, la Fiscalía pidió el bloqueo de un billón de reales (unos USD$300 millones) del patrimonio de Nuzman y del empresario Arthur Cesar Soares de Menezes Filho, conocido como “Rey Arthur” y su socia, por su implicación en la compra de votos para la elección de la sede olímpica.

Según los investigadores, “se trata de un esquema altamente sofisticado, que actuaba internacionalmente con desenvoltura en una ingeniosa y compleja relación corrupta”.

 

Asimismo, la Policía cumple otras seis órdenes de allanamientos en la ciudad y también fue detenido Leonardo Gryner, brazo derecho de Nuzman y jefe de marketing de Río 2016.

Esta operación es parte también de la megacausa “Lava Jato” (“Lavado de Autos”), el proceso anticorrupción que investiga desde hace más de tres años tramas de corrupción entre empresarios y políticos en Brasil.

Cabe destacar que la fiscalía brasileña ha solicitado la colaboración de la justicia de Antigua y Barbuda, Francia, Estados Unidos y Reino Unido.

Fuentes: La Nación; El Mundo

Comentarios