Perú: ministro y congresistas a favor de la pena de muerte para violadores

4.475
peru - pena de muerte
Ministro de Justicia Enrique Mendoza: “Yo sí creo en la pena de muerte (…) la pena de muerte sí es disuasiva”. (Twitter)

Funcionarios del oficialismo en Perú se mostraron a favor de la pena de muerte para delincuentes que cometen crímenes atroces como la violación a menores de edad. Esto sepresentó luego de que el país suramericano se viera envuelto en escandalosos casos de violencia sexual.

El caso de la violación a una empadronadora durante el Censo 2017, y el de una bebé de apenas 2 meses de nacida que fue abusada sexualmente por su padre, conmocionaron e indignaron a la opinión pública, por lo que ahora ministros y congresistas se manifiestan a favor de la máxima pena para los victimarios.

El ministro de Justicia peruano, Enrique Mendoza, se mostró a favor de la pena de muerte para estos delincuentes; por su parte, la presidenta de la Comisión de la Mujer del Congreso del Perú, Janet Sánchez, planteó también que se recurra a este castigo. “Muerto el perro, muerta la rabia. Tiene que haber equivalencia en la ley porque (los violadores) destruyen la vida de un ser humano”, afirmó Sánchez.

Por su parte, el ministro Mendoza reconoció que existen dificultades legales para avanzar en la implementación de la pena capital: “Hemos suscrito un convenio de abolición de pena de muerte. Personalmente, yo sí creo en la pena de muerte (…) la pena de muerte sí es disuasiva. Sí la apoyaría siempre y cuando tenga una salida de los cauces jurídicos”, argumentó.

Un reciente estudio de Thomson Reuters Foundation ubicó a Lima como la quinta megaciudad más peligrosa para las mujeres a nivel mundial tras constantes delitos de violaciones.

Según cifras oficiales, de los 5.046 hombres condenados en Lima desde 2015 por violación, un 13 % recibió penas de menos de ocho años, mientras que apenas a un 2 % se le dio una pena privativa de la libertad superior a los 12 años.

 

“Dios nos da la vida y él es el único que nos la puede quitar, pero cuando uno ve este tipo de casos y estas monstruosidades, uno se pierde en el camino y pide la máxima sanción”, argumentó Sánchez, quien pidió buscar “fórmulas viables” para incluir esa causal para pena de muerte en la legislación.

Sin embargo, el ministro de Interior, Carlos Basombrío, señaló que la pena de muerte sería “un regalo” para los agresores sexuales.

“La pena de muerte a violadores es un regalo a ellos. Todo acaba rápido, más justa la cárcel, con cadena perpetua y recién ahí que mueran”, señaló. Y añadió: “Cadena perpetua para violadores dice la ley. Que sufran cárcel y desprecio por décadas hasta que mueran”, aseveró.

El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski se pronunció sobre el tema y remarcó que la Constitución del Perú no admite esta máxima sanción: “Yo entiendo la emoción de mucha gente (…) entiendo que eso (las violaciones) son absolutamente inaceptables. (Pero) nosotros, en nuestra Constitución, no aceptamos la pena de muerte”.

“Pero ese tipo de personas tienen que ir a un hospital psiquiátrico porque algunos de ellos son enfermos, otros deben ser severamente castigados”, agregó.

La congresista fujimorista Karla Schaefer anunció que va a presentar un proyecto de ley para que se aplique la pena capital a los violadores de menores de 7 años con consecuencia de muerte porque, según aseguró, es “momento de tomar una decisión radical” tras las denuncias de estos ataques sexuales contra niños.

Schaefer dijo que la iniciativa es “un clamor de la población” y planteará modificar el artículo 140 de la Constitución peruana, donde se indica que la pena de muerte solo puede aplicarse “por el delito de traición a la patria en caso de guerra, y el de terrorismo, conforme a las leyes y a los tratados de los que el Perú es parte obligada”.

La congresista Úrsula Letona, presidenta de la Comisión de Constitución, también confirmó que presentará un proyecto de ley para que exista la pena de muerte para violadores de niños menores de 5 años.

Según cifras oficiales, en lo que va del año 365 niños entre 0 y 5 años de edad fueron ultrajados. Y, según cifras presentadas por el Centro de Emergencia Mujer en RPP, el número de violaciones sexuales en el grupo de niños entre 6 y 11 años es aún peor: 1.420 casos en lo que va de 2017.

Comentarios