Nuevo billete de 100 mil bolívares es el hazmerreír de una economía “en picada”

485
billete 100 mil
Es la primera vez que un billete en Venezuela tiene un valor en números distinto al monto en letras. (Twitter)

El régimen de Venezuela ya no sabe cómo ocultar tanto fracaso e ineficiencia en sus políticas económicas. Ahora sacó un nuevo billete de 100.000 bolívares, pero para intentar camuflar la hiperinflación decidió omitir los tres últimos ceros y dejar su valor plasmado como un billete de 100 MIL.

Esta es la primera vez que un billete en Venezuela tiene un valor en números distinto al monto en letras.

La nueva invención de Nicolás Maduro fue calificada por los venezolanos como el #BilleteSideral, puesto que ahora el nuevo papel moneda es 1.000 veces mayor al de 100 que era el de mayor denominación.

Para el régimen parece un “chiste” jugar con la creación y eliminación de billetes. Primero dijo que el billete de 100 saldría de circulación —algo que nunca sucedió—, luego anunció la creación de otros de mayor denominación como el de 20.000, que prácticamente no ha estado en circulación, y ahora, de la noche a la mañana, inventa un billete de 100.000, le quita los tres ceros y dice que saldrá a la luz a partir de este jueves 2 de noviembre.

Fue a finales del 2016 que el Gobierno puso en circulación el nuevo cono monetario con el billete de 20.000 bolívares, el cual multiplicó por 200 el billete de más alta denominación.

Realmente el nuevo billete de 100.000 bolívares tiene un valor de USD $2 al cambio en el mercado negro.

Economistas venezolanos se pronunciaron ante el anuncio y aseguraron que “no tiene sentido” emitir un billete de 100.000 si aún no existe el de 50.000. Asímismo afirmaron que la nueva creación es un hazmerreir, pues con ese nuevo billete solo se pueden comprar dos cartones de huevos.

El profesor de economía y finanzas, Jesús Casique, expresó que esto es un “digno reconocimiento a la inflación”. A esta posición se sumó el diputado y economista, José Guerra, quien señaló que esta medida “pone en evidencia la hiperinflación”.

Además, los venezolanos se preguntan cuándo verán el nuevo billete, si las entidades bancarias tienen un límite de dinero para entregar por taquilla, y solo pueden retirarse 50.000 bolívares por persona.

El billete que nunca “murió”

Fue en septiembre cuando el régimen de Nicolás Maduro decidió extender por tiempo indefinido la duración del billete de 100 bolívares, a pesar de que desde finales de 2016 Maduro anunció que dicho papel dejaría de circular y de ser legal.

Cuando Maduro firmó el decreto para sacar de circulación el billete que en esa oportunidad era el de mayor denominación, el caos imperó en el país. En varios estados se generaron disturbios, e incluso hubo fallecidos, debido a la prohibición del uso del billete y la ausencia de una alternativa al efectivo.

 

La ausencia del papel moneda se ha sumado a la lista de problemas de los venezolanos, debido a que los cajeros automáticos están cada vez más faltos de efectivo, estos solo entregan 10.000 bolívares (USD $0,25).

El régimen asegura que la falta de efectivo es una versión de la llamada guerra económica; sin embargo, sus adversarios afirman que el modelo económico ha colapsado, porque no han podido sustituir con importaciones el aporte del sector privado en bienes y servicios, el cual se ha contraído debido a los controles de precios y de cambio.

Hiperinflación

Con el paso de los días el dinero en Venezuela se vuelve un poco más inutil. Con los billetes de mayor denominación se compra poco o casi nada.

Especialistas en materia económica, como Steve Hanke, aseguran que fue en diciembre de 2016 cuando Venezuela entró en hiperinflación. Desde allí el dólar paralelo ha aumentado de manera incontrolable. El valor de dicha moneda cambia casi por hora.

El país sudamericano cumplió con los requisitos básicos de la hiperinflación al mantener en noviembre de 2016 una tasa diaria que promedió el 3,96 % durante el mes; sosteniendo así, por 30 días, un ritmo inflacionario superior a una tasa del 50 % mensual, situación que no se ha podido controlar y solo ha empeorado.

Lea más: Ruina socialista: cómo Venezuela dejó de ser 12 veces más rica que China

Hanke, experto reconocido a nivel mundial en el estudio de las hiperinflaciones, dijo que a pesar de que es difícil pronosticar cuál será el futuro comportamiento de los precios en Venezuela, explicó que la decisión de imprimir nuevos billetes con mayores denominaciones es un elemento que normalmente estimula la aceleración de la tasa.

Una realidad en fotografías

A continuación, una serie de imágines que revelan la realidad de Venezuela, su hiperinflación y lo inútil que con el paso de los días se vuelve el nuevo billete de 100 mil bolívares.

Comentarios