Torturado: apareció periodista secuestrado en Venezuela por reportaje sobre cárcel dominada por mafias

99
reportero - jesus medina
Jesús Medina fue encontrado con vida, pero sin ropa y con el cuerpo lleno de lesiones en una de las principales autopistas del país. (Twitter)

Luego de más de 70 horas de haber estado bajo desaparición forzosa, el reportero venezolano Jesús Medina fue encontrado con vida en la autopista Caracas-La Guaira; una de las pricipales vías de la capital de ese país.

El comunicador fue secuestrado, golpeado y torturado tras haber recibido amenazas por haber publicado imágenes reveladoras de la cárcel de Tocorón, ubicada en el estado Aragua.

De acuerdo con la periodista Mildred Manrique, Medina fue encontrado sin ropa y con el cuerpo lleno de lesiones.

Por su parte, el reportero informó a través de su cuenta en Twitter, que sus captores lo torturaron y amenazaron de muerte. Además, agradeció la presión de los medios de comunicación que logró su liberación.

Medina explicó al defensor de derechos humanos y director del Foro Penal Venezolano, Alfredo Romero, que durante su cautiverio estuvo incomunicado en un cuarto oscuro, sin agua y sin poder comer.

Por su parte, el Ministerio Público anunció que emprenderá una investigación sobre el secuestro del periodista. El organismo, dirigido por el fiscal usurpador Tareck William Saab, designó al fiscal número 74 del Área Metropolitana de Caracas para investigar la desaparición que duró alrededor de 72 horas.

“Medina presentaba golpes y caminaba en sentido a Caracas en ropa interior. Fue atendido y llevado a reconocimiento médico legal”, informó la Fiscalía en Twitter.

Según el Sindicato Nacional de Prensa en Venezuela, la desaparición de Jesús Medina es el primer hecho de esta naturaleza contra un reportero a consecuencia de haber ejercido su trabajo.

 

El comunicador del portal Dólar Today habría recibido amenazas contra su familia y su persona luego de publicar una investigación periodística que realizó en el Centro Penitenciario de Aragua, conocido como Tocorón.

Antecedentes

Las imágenes publicadas por Jesús Medina revelaron que en Venezuela las cárceles no son un centro de reclusión, sino, por el contrario, se han convertido en escenario de anarquía y recreación.

Los reclusos en la cárcel de Tocorón cuentan con piscinas, tarimas, pantallas led, equipos de sonido, quioscos, un zoológico y un sembradío de marihuana oculto con plantas de plátano. Asímismo, captaron antenas de televisión por suscripción satelital y otros lujos, mientras los presos caminan “libremente” con armas en sus manos.

Durante el trabajo de investigación, los reporteros también fueron detenidos por el director del recinto, Rigoberto Fernández, quien les solicitó 50.000 euros para “arreglar” el incidente. Posteriormente, fueron trasladados al comando de la Guardia Nacional Bolivariana, dentro de las instalaciones.

“Nos ingresaron a las celdas, que tuvimos que limpiar, ya que habían ratas y el calabozo estaba lleno de basura. Hablamos con muchos presos que nos dieron mucha información y nos pidieron ayuda”, relataron los comunicadores luego de quedar en libertad.

Fuentes: El Estímulo, Caraota Digital.

Comentarios