Condenan a empresarios venezolanos en EE. UU. por lavar dinero a chavistas

58
culpables - empresarios - chavistas
Los acusados crearon la empresa Miami Equipment & Export, la que funcionó como un negocio de transmisión de dinero sin licencia. (Twitter)

Dos empresarios venezolanos que habían sido acusados en Estados Unidos por lavar dinero, junto con funcionarios del régimen de Nicolás Maduro y Hugo Chávez, fueron declarados culpables en un juicio que cesó este miércoles 15 de noviembre.

Se trata de Luis Javier Díaz y Luis Díaz quienes con una empresa en Florida (EE. UU.) habrían ayudado a funcionarios del chavismo a lavar millones de dólares de actos provenientes de corrupción en Venezuela.

Ambos empresarios crearon la empresa Miami Equipment & Export, a través de la cual, desde 2010 hasta al menos el 2016, funcionaron como negocio de transmisión de dinero sin licencia.

Los Díaz, padre e hijo, permanecerán presos en una cárcel de Nueva York y esperan su sentencia pautada para el próximo 2 de marzo de 2018.

Los acusados habrían transferido ilegalmente más de 100 millones de dólares a cuentas bancarias en el extranjero pertenecientes a funcionarios del gobierno de Venezuela y presuntamente operaban a la sombra de un gran consorcio sin nombre de empresas de construcción en Venezuela.

Las empresas venezolanas transfirieron por lo menos USD $100 millones a la empresa familiar de los Díaz, que a su vez envió fondos a cuentas bancarias de todo el mundo en nombre de los empleados y asociados del consorcio venezolano.

A petición del consorcio, también transmitieron dinero a funcionarios del Gobierno venezolano, entre ellos, uno que supervisó la adjudicación de ciertos contratos en los que las empresas venezolanas licitaron.

 

Un entramado sin precedentes

Este caso “pica y se extiente”, pues está ligado con casos de corrupción que salpican a Fidel Ramírez Carreño, hermano de Rafael Ramírez Carreño, representante permanente de Venezuela ante la Organización de las Naciones Unidas, quien también presidió la estatal petrolera PDVSA por diez años.

Ramírez Carreño, está entre los beneficiarios del envío de millones de dólares con soporte en facturas falsas entre las empresas venezolanas y la empresa de los Díaz.

La empresa KCT Cumaná II Internacional envió millones de dólares a Estados Unidos a través de la compañía receptora Miami Equipment & Export Co.; y Ramírez Carreño era uno de los funcionarios que prestaban las falsas consultorías.

En este caso también está involucrado Nervis Villalobos Cárdenas, exviceministro de Energía Eléctrica del gobierno de Hugo Chávez.

Se trata del primer exalto funcionario del chavismo detenido por una investigación estadounidense sobre corrupción en PDVSA.

La investigación se inició a partir de un informe del Servicio de Prevención de Blanqueo de Capitales (Sepblac) tras detectar pagos en una cuenta del extinto Banco Madrid, en el cual se advierte que el grupo español llegó a pagar a Nervis Villalobos, cuando era viceministro de Energía Eléctrica de Venezuela, un total de 105,6 millones de dólares entre 2008 y 2013.

Los pagos  se habrían realizado a través de transferencias a cuentas domiciliadas en bancos suizos y una se realizó a un banco español, Banco Madrid, hoy desaparecido.

Estos caso está enmarcado en una serie de investigaciones del Departamento de Justicia estadounidense centrado en individuos vinculados al régimen de Maduro y sus responsabilidades en esquemas de sobornos y narcotráfico.

Fuentes: Diario Las Américas; Maibort Petit

Comentarios