CAF incumple acuerdo del Grupo de Lima y presta USD $400 millones a dictadura venezolana

85
CAF - Venezuela
Es «extraño» que CAF a apruebe un crédito de tal magnitud a un régimen que no está en condiciones de pagar sus propias deudas. (Comunidad Andina)

El Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) aprobó financiar al régimen de Nicolás Maduro con hasta 400 millones de dólares; una acción que viola las leyes venezolanas pues no fue aprobada por la Asamblea Nacional.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

En un comunicado el CAF señaló que el crédito al Banco Central de Venezuela se da para «mitigar riesgos de liquidez en el manejo de pasivos» y garantizar la estabilidad de importaciones en ese país.

«Este financiamiento forma parte de la estrategia mediante la cual la institución financiera latinoamericana brinda apoyo a sus países miembros en la gestión macroeconómica, en este caso a través de una institución autónoma como el BCV, con el propósito de contribuir a la estabilidad económica regional».

La decisión del CAF sorprende a los venezolanos, pues es «extraño» que dicha entidad financiera apruebe un crédito de tal magnitud a un régimen que no está en condiciones de pagar sus propias deudas.

Diputados de la legítima Asamblea Nacional de mayoría opositora calificaron de «ilegal» la transacción, e instaron al CAF a que no procese el préstamo debido a que debe ser aprobado por el Parlamento venezolano.

El diputado y economista Ángel Alvarado, del partido Primero Justicia, aseguró que CAF actúa en complicidad con el régimen de Maduro.

“Señores CAF, nadie le presta a un Gobierno que contrae deudas para pagar otras. ¿Cómo piensan que pagarán? Ramón Lobo (presidente del BCV) no tiene la aprobación de este Parlamento. Se están haciendo cómplices de una dictadura que viola DD.HH”, dijo.

Criticó que CAF señale al Banco Central de Venezuela como un organismo «autónomo», cuando por el contrario es el ente que financia «90 % al Ejecutivo». Además el presidente es nombrado «a dedo» por el mandatario.

Por su parte, el diputado Simón Calzadilla (MPV) dijo que la comisión de Finanzas de la AN investigará la operación: “hay que profundizar esa información que apenas hemos recibido”, dijo.

Y es que Venezuela tiene un serio problema de flujo de caja que le impide cancelar a tiempo sus compromisos de deuda en el exterior y que ha restringido las importaciones de bienes básicos para la producción y el consumo. Además, registra un nivel de reservas internacionales cerca de sus mínimos históricos.

 

Queda esperar si países como los que forman parte del Grupo de Lima se pronuncian ante este financiamiento de CAF, debido a que el acuerdo que firmaron en agosto establecía que ninguno de los miembros aprobaría actos jurídicos que no estén autorizados por la Asamblea Nacional.

Por primera vez en esa oportunidad, las naciones desconocerían cualquier contrato, crédito o préstamo que el régimen de Nicolás Maduro ejerciera en el ámbito  internacional si no fueron avalados por el Parlamento legítimo de mayoría opositora.

La mayoría de las doce naciones que firmaron el acuerdo del Grupo de Lima, también son miembros del CAF; por esta razón podría calificarse la acción como «incoherente» luego de que dichas naciones repudiaran la dictadura en Venezuela.

Cabe destacar que el CAF está conformado en la actualidad por 19 países de América Latina, el Caribe, Europa y 13 bancos privados. Tiene su sede principal en Caracas, Venezuela, pero también tiene sus oficinas en Uruguay, Paraguay, Colombia, Brasil, Argentina, Bolivia, Perú, México, Panamás, Ecuador y España.

Está constituido por los gobiernos de los Estados accionistas, instituciones financieras y empresas públicas y privadas.

Default

Hay que preguntarse cómo pagará Venezuela ese crédito otorgado por CAF, si el país suramericano no ha sabido saldar sus deudas en el exterior.

El pasado 9 de diciembre, la calificadora Standard & Poors (S&P) confirmó que Venezuela fue declarada en default tras incumplir con el pago de dos bonos de deuda.

El país en crisis debía pagar USD $90 y 92,5 millones por los bonos que vencían el pasado jueves 7 de diciembre.

La agencia calificadora ya había declarado a Venezuela y a la estatal petrolera PDVSA en default parcial por el retraso en los pagos de capital e intereses de la deuda soberana y de la compañía.

Tal es la crisis que enfrenta el país suramericano que este jueves 14 de diciembre se conoció que Cuba, un país «amigo» del oficialismo, le arrebató a Venezuela la refinería Cienfuegos tras el impago de “servicios prestados”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento