Maduro acusa a EE. UU. de encabezar asalto en cuartel militar y ordena «plomo» contra quienes se rebelen

10
nicolas maduro - eeuu
Maduro viola la írrita Ley contra el Odio con una declaración de violación a derechos humanos al informar que ordenó disparar y repeler a quienes asalten cuarteles militares (Flickr)

Una vez más, Nicolás Maduro viola la chavista e írrita Ley contra el Odio con una declaración violenta y de violación a derechos humanos al informar que ordenó disparar  y repeler a quienes asalten cuarteles militares como actos de sublevación. Pidió a la Fuerza Armada repeler con “plomo” posibles nuevas incursiones.

Maduro que a diestra y siniestra responsabiliza a Estados Unidos por todos los «males» que aquejan a Venezuela, en esta oportunidad acusó al gobierno de Donald Trump de estar detrás del asalto a una unidad militar que protagonizó Oscar Pérez, piloto que secuestró un helicóptero estatal para rebelarse contra la dictadura.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

 

 

“Detrás de todos estos ataques está el gobierno de los Estados Unidos”, denunció Maduro y añadió que el robo de 26 fusiles Kalashnikov y tres pistolas de una unidad de la Guardia Nacional fue “mandado desde Miami”.

“Donde se aparezcan he ordenado a la Fuerza Armada plomo contra los grupos terroristas, plomo con ellos compadre, tolerancia cero con los grupos terroristas que amenazan con armas la paz de la República”, advirtió.

Maduro se refería a la reaparición de Óscar Pérez, exinspector del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) perteneciente a la Brigada de Acciones Especiales (BAE), quien se sublevó ante el régimen de Nicolás Maduro y se atribuyó un nuevo asalto de armas al comando de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Pérez, que se ha mantenido en la clandestinidad y prometió ejecutar acciones contra la dictadura venezolana, publicó un material audiovisual a través de las redes sociales donde toma el control del lugar para adquirir armamento; calificó la acción como parte de la “Operación Génesis”.

El exfuncionario se dio a conocer luego de que secuestrara un helicóptero de la policía científica y llamara a la insurrección mientras sobrevolaba el Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio de Interior y Justicia.

Para Nicolás Maduro las acciones de Pérez son parte de un sabotaje ordenado desde Estados Unidos, además dio la orden de dispararle en nuevas sublevaciones.

La aparición del piloto se dio mientras es buscado por distintas acciones, tales como el secuestro del helicóptero de la policía judicial en junio, desde el cual lanzó varias granadas contra las sedes del Tribunal Supremo de Justicia y el Ministerio del Interior, en el centro de Caracas, sin dejar víctimas.

La operación Génesis fue perpetrada por un grupo de hombres uniformados con insignias de una dirección del Ejército. Versiones de prensa indicaron que fueron sustraídos 26 fusiles Kalashnikov, tres pistolas y municiones.

Causa suspicacia cómo el régimen de Nicolás Maduro que se harta de alabar su preparación militar y de guerra, no ha sabido solventar cada uno de estos levantamientos por parte del piloto Óscar Pérez, quien de acuerdo con el chavismo es el “criminal más buscado” en Venezuela y además supuestamente tiene orden de captura internacional.

 

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento