“Funcionarios” que participaron en el asesinato de Óscar Pérez robaron a los vecinos y defecaron en el suelo

182
oscar perez - funcionarios - criminales
Los hechos indican que durante el operativo también participaron criminales vestidos de funcionarios policiales. (Twitter)

Tras 48 horas de haberse llevado a cabo la “masacre del Junquito” en donde el régimen de Nicolás Maduro asesinó a Óscar Pérez, empiezan a revelarse detalles de otros abusos que cometieron los funcionarios encargados de la ejecución: robaron a los vecinos y defecaron en el suelo.

Un reportaje realizado por Clímax informó que en medio del operativo de captura contra Pérez y sus compañeros, los funcionarios de los Cuerpos de Seguridad hicieron uso de sus cargos para apropiarse de lo ajeno y cometer fechorías propias de animales salvajes.

“Los funcionarios a cargo del operativo robaron comida y dinero. A su propietario lo dejaron sin papeles. La policía defecó en los cuartos”.

Una vez terminó el operativo, el dueño de la casa más cercana al chalet donde estuvo refugiado Pérez, ingresó a su vivienda y se encontró a policías haciendo comida en su casa: arepas de harina de maíz, y descongelando medio pollo; alimentos que solo pertenecían al propietario de la vivienda.

Y es que los hechos indican que durante el operativo también participaron criminales vestidos de funcionarios policiales.

Tal fue el caso de “Heiker” líder del colectivo Tres Raíces del 23 de Enero, quien fungía como supervisor jefe de la Policía Nacional Bolivariana (PNB).

Su nombre real era Andriun Domingo Ugarte Ferrera, pero era conocido como Heyker Leobaldo Vásquez. De acuerdo con periodistas de sucesos en Venezuela, el “Heyker” tenía varias investigaciones por asesinatos en su contra.

Pero esto no es todo, es evidente que el régimen de Nicolás Maduro tiene mucho que esconder sobre los sucesos reales del lunes 15 de enero, pues los nombres y cédulas de identidad (DNI) de funcionarios fallecidos que aportaron las autoridades de la Policía Nacional Bolivariana presentaron graves inconsistencias.

El portal digital El Pitazo realizó una búsqueda a través del Consejo Nacional Electoral (CNE), y al colocar la cédula de uno de los funcionarios fallecidos, Nelson Chirinos Cruz, el número no coincidió con el real portador. Según el CNE el número de cédula corresponde a una mujer llamada Gabriela Carolina Montilla Vivas, cuyo domicilio está en Caracas.

Una situación similar ocurrió cuando se buscó la identificación del oficial de la PNB Adrián Vargas, cuya cédula de identidad según el parte policial es 20.733.245, y pertenece al servicio de ambulancias de este cuerpo policial.

 

Sin embargo, en el CNE aparece que el portador de dicho documento de identidad es Mary Alejandra González Jaimes, quien reside en el estado Táchira.

Tantas irregularidades hay que tras 48 horas de haberse efectuado el operativo, el ministro de Interior, Néstor Reverol, solo hizo referencia a la muerte de Óscar Pérez y el resto de sus compañeros; nunca aclaró qué hacía el “Heyker” en el lugar de los hechos y cómo es que era parte de la PNB si tiene cinco investigaciones de homicidios en su contra.

La mañana de este miércoles circuló a través de las redes sociales videos y fotografías del cortejo fúnebre que trasladaría el cuerpo de Heyker rumbo al Cementerio del Este en Caracas.

La caravana estuvo repleta de motorizados civiles armados que en “honor” al líder del colectivo empezaron a hacer cientos de disparos al aire; mientras eran resguardados por decenas de vehículos de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) y la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Cabe destacar que mientras el régimen entierra “con honores” a “Heyker”, los familiares de Óscar Pérez aún esperan por el cuerpo. Las autoridades pretenden cremar sus restos, otra ilegalidad más que embarra el caso.

Comentarios