Ponchado: los tres “strikes” de la ONU contra Nicolás Maduro

La Organización de Naciones Unidas, el único organismo que le quedaba a Maduro para intentar legitimarse ante el mundo, ha decidido abandonarlo con tres recientes acciones.

19.026
ONU no enviará a Venezuela una misión de observación electoral ante el evidente fraude en las presidenciales. (siss)

En una analogía entre política y deporte, podemos decir que la dictadura venezolana “quedó ponchada” luego de recibir tres strikes por parte de los diferentes organismos y funcionarios pertenecientes a la Organización de Naciones Unidas (ONU). El único organismo que le quedaba a Nicolás Maduro para intentar legitimarse ante el mundo, ha decidido abandonarlo.

Pareciera que los países miembros de la ONU atendieron al llamado de Donald Trump en su primer discurso ante la Asamblea General:

Pido a cada país representado aquí hoy que esté preparado para hacer más para enfrentar esta crisis muy real. Pedimos la restauración total de la democracia y las libertades políticas en Venezuela.

Ya la Unión Europea y otros países de dicho continente emitieron sanciones contra funcionarios del chavismo. Los 16 países miembros del Grupo de Lima también se unieron para enfrentar la crisis en el país suramericano. Por su parte, la OEA ha emitido declaraciones condenando a la dictadura; y ahora la ONU y sus diferentes organismos dependientes (Comisión de DD. HH. y FAO), al igual que la Corte Penal Internacional, comienzan a manifestarse.

Primer strike: no habrá misión electoral

Maduro había insistido en que la ONU participaría como supuesto garante de las presidenciales fraudulentas, pero esto fue desmentido.

La ONU recordó este jueves 8 de marzo que no está en manos del secretario general, António Guterres, establecer una misión que observe las elecciones en Venezuela.

“El secretario general no puede enviar personal de Naciones Unidas a observar unas elecciones sin un mandato específico de la Asamblea General o del Consejo de Seguridad”, dijo el portavoz de Guterres, Stéphane Dujarric.

Esta fue la respuesta luego de que el dictador de Venezuela llamara a Guterres a “establecer muy pronto” una delegación que observe los comicios del 20 de mayo.

La ONU dejó claro que por el momento, en la Asamblea General o en el Consejo de Seguridad no hay ninguna iniciativa en curso para establecer una misión a Venezuela.

En el “acuerdo de garantías electorales” el Consejo Nacional Electoral (CNE) chavista había aprobado solicitar a las ONU que conformara una delegación de acompañamiento y de observación electoral para los comicios.

A Maduro entonces se le complica aún más el intento de legitimar las elecciones fraudulentas, pues no cuenta con el único organismo en el que él depositaba sus esperanzas para acompañar el proceso del CNE.

Sin embargo, especialistas afirman que la ONU no es el organismo indicado para observar las elecciones en Venezuela, pues para que exista transparencia es necesario que viajen al país organizaciones como la Unión Europea y la OEA que tienen amplia experiencia en la materia.

Además, para que la observación electoral sea efectiva, estas organizaciones ya deberían estar viajando al país para acceder a todas las auditorías y procesos técnicos previos a los comicios.

Y es que la ONU, que había mantenido “bajo perfil” ante la crisis en Venezuela, últimamente se ha manifestado en contra de lo que sucede en ese país.

El secretario general de la ONU ha admitido su preocupación por la situación en el país gobernado por Maduro. Asímismo, el alto comisionado de la ONU en derechos humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, cuestionó la legitimidad de las supuestas elecciones en Venezuela.

Al Hussein dijo este miércoles que la situación política y social en Venezuela no reúne “las mínimas condiciones” para poder celebrar elecciones presidenciales.

El máximo responsable de derechos humanos de la ONU recordó que los dos partidos de la oposición han sido descalificados por la Comisión Electoral, y que la “coalición opositora oficial” (MUD) ha sido invalidada por la Corte Suprema.

Segundo strike: ONU admitió hambre en Venezuela

Las recientes acciones de la ONU demuestran que Maduro está quedando aislado hasta por parte de organismos que lo habían respaldado.

La ONU para la Agricultura y la Alimentación (FAO) por ejemplo, que hasta hace pocos años ocultaba la crisis en Venezuela, ha decidido pronunciarse ante la crisis alimentaria.

Este mismo jueves 8 de marzo el organismo admitió que en 2017 el hambre continuó creciendo en Venezuela.

Hace casi dos años, en junio de 2015, la FAO premió al régimen de Maduro por la presunta eficacia en la reducción de la pobreza y el hambre. Ahora, meses después, denuncia una posible crisis alimentaria en el país latinoamericano.

Tercer strike: inicia investigación en La Haya

La Corte Penal Internacional (CPI), organismo independiente que no forma parte de la ONU, pero que sí está directamente relacionada con el Consejo de Seguridad —el cual le puede remitir al CPI investigaciones—, decidió abrir una investigación preliminar contra Maduro por crímenes de lesa humanidad.

El organismo, que solo en 2016 cerró sin explicación 22 denuncias contra Venezuela, por primera vez admitió de la mano de la fiscal Fatou Bensouda, que existen indicios de que las “fuerzas de Seguridad del Estado usaron fuerza excesiva para reprimir manifestaciones”.

Cabe destacar que también en noviembre de 2017, el Consejo de Seguridad de la ONU) sostuvo una reunión en la que los embajadores de varios países pidieron al régimen de Maduro respeto al estado de derecho en Venezuela, a los derechos humanos y que propicie la liberación de los presos políticos.

El Consejo está conformado por cinco miembros permanentes: China, Francia, Rusia, Reino Unido, Irlanda del Norte y Estados Unidos; la mayoría de ellos se pronunciaron y exigieron a Maduro solventar la crisis humanitaria.

Comentarios