El ridículo del Banco Central de Venezuela que impulsa la hiperinflación

En las últimas semanas el organismo financiero mostró ser una total burla: publica resultados de fútbol y nuevos spots publicitarios, en vez de indicadores económicos

1.076
Luis Oliveros: “El Banco Central de Venezuela está lejos de ser un Banco Central porque no se encarga de controlar la inflación, no es independiente, ni preserva el valor de la moneda” (Correo del Orinoco)

El Banco Central de Venezuela (BCV), el máximo organismo financiero de ese país, se convirtió en una burla institucional. Después de más de tres años sin publicar cifras oficiales, ahora publica los resultados de los partidos del Mundial de Fútbol.

Fue el pasado 18 de junio, cuando el BCV, principal responsable de la hiperinflación en Venezuela, decidió dar a conocer a través de su cuenta de Twitter el resultado del partido entre Bélgica y Panamá, a pesar de que el país suramericano ni siquiera participa en la Copa Mundial.

Pero esto no es todo, en medio de la fiesta deportiva mundial, el organismo financiero publicó un spot publicitario en el que vence a la supuesta “guerra económica” en un juego de fútbol.

El comercial titulado “Bolívar Soberano ¡Unidos Superamos Barreras!”, presenta a un equipo ataviado de blanco y azul con los logotipos del BCV y la reconversión monetaria, con un jugador dispuesto a cobrar un tiro libre.

El equipo contrario de uniforme negro lleva en sus camisetas mensajes como “bloqueo económico”, “boicot internacional” y “ataque a la moneda” y en la del portero que resulta batido se lee “guerra económica”.

Según el Ejecutivo venezolano estos supuestos ataques al sistema financiero del país “obstaculizan intencionalmente el normal desarrollo de relanzamiento económico y comercial” y dificultan el desarrollo productivo del país.

No es la primera vez que el régimen chavista hace uso de spots publicitarios de muy baja calidad para promocionar reconversiones monetarias sin sentido; de hecho, hay una específicamente publicada en el año 2008 que parece una “profecía autocumplida”:

Pero la verdad es que en el país suramericano no existe una “guerra económica”, por el contrario, lo que existe es una serie de controles de precio y de cambio que impiden el buen funcionamiento de la economía venezolana.

Tras casi 20 años de “revolución” chavista en Venezuela, la devaluación del bolívar ha sido histórica, la producción petrolera ha caído a sus niveles más bajos, la hiperinflación es la más alta del mundo, y llevó al cierre de más de 600 mil empresas.

El economista venezolano Luis Oliveros señaló en una entrevista para PanAm Post que lo que ocurre con el Banco Central de Venezuela “es la destrucción institucional que vive el país”, aseguró que no es un ente independiente y responde a las necesidads del gobierno.

“El Banco Central de Venezuela está lejos de ser un Banco Central, porque no se encarga de controlar la inflación, no es independiente, ni preserva el valor de la moneda”, explicó.

“Hoy el BCV viola la constitución al financiar esos déficit, viola su propia ley al no publicar cifras de inflación, balanza de pagos o PIB, y lamentablemente es una muestra más de la baja calidad institucional de lo que está sucediendo en Venezuela”, resaltó.

En relación con la supuesta Guerra Económica a la que hace referencia el organismo financiero, Oliveros señaló que “es imposible decir que una hiperinflación es un fenómeno inducido por otro ente que no sea el gobierno de turno, pues las hiperinflaciones son generadas exclusivamente por los gobiernos”.

“Hablar de guerra económica en Venezuela es una excusa que tiene el gobierno de Maduro, y ya peca en ser sinvergüenza, porque los venezolanos saben que no hay guerra económica en el país. Al final es burlarse de los venezolanos, este es un gobierno que vive de las excusas y que culpa a otros de la misma crisis que este ha generado”, sentenció.

A todo esto, se suma el nombramiento descarado del nuevo presidente del Banco Central de Venezuela, Calixto Ortega Sánchez, quien es sobrino directo del magistrado de la Sala Constitucional del TSJ que tiene el mismo nombre.

Ortega, es ingeniero industrial de la Universidad del Zulia y posee varios estudios de cuarto nivel, entre ellos una Maestría en Administración Pública enfocada en Gestión de Políticas Económicas de la Universidad de Columbia, un MBA en Energía de la Escuela de Negocios de la Universidad de Rice, y estudios de Banca y Finanzas en la Universidad de Londres, único acercamiento con el universo de la macroeconomía.

“En las condiciones actuales de Venezuela, cualquier venezolano puede manejar el Banco Central, no necesitas conocer de economía, solamente saber seguir las instrucciones del gobierno y aumentar la liquidez monetaria y la base monetaria; si vamos hacia un escenario de independencia del Banco Central que es lo que uno debería esperar en cualquier país que esté luchando contra la inflación, ahí sí es importante un currículo. Pero en la Venezuela actual, cualquiera puede ser presidente del Banco Central”, sentenció.

Comentarios