ABC: caso de corrupción en el Poder Judicial destrona al Lava Jato en Perú

El escándalo de los reveladores audios ha sido tal, que desde que fueron publicados renunció el presidente de la Corte Suprema del Perú, el presidente del Poder Judicial, miembros del Consejo Nacional de la Magistratura y hasta el ministro de Justicia.

1.383
El caso de los “audios de la vergüenza” involucra a jueces, políticos y empresarios. La mayoría de ellos vinculados al tráfico de influencias y en la compra de consciencias para otorgar posiciones adentro del Poder Judicial. (Wikimedia)

La prensa independiente de Perú reveló lo que podría convertirse en el mayor escándalo de corrupción y tráfico de influencias del país suramericano, un caso que podría equipararse con el reconocido Lava Jato, donde decenas de políticos se ven salpicados. Se trata de “los audios de la vergüenza” y el hundimiento del Poder Judicial peruano.

El escándalo de los reveladores audios ha sido tal, que desde que fueron publicados, renunció el presidente de la Corte Suprema del Perú, el presidente del Poder Judicial, miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) y hasta el ministro de Justicia. Asimismo, se dio la detención de un juez, el primero de muchos de los involucrados por caer.

El CNM es la institución encargada de nombrar, ratificar y destituir a jueces, fiscales y a quienes encabezan la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y el Jurado Nacional de Elecciones. Es decir, desde el CNM se decide el destino de prácticamente todos los engranajes que integran el sistema de justicia de Perú.

El caso es complejo porque involucra a jueces, políticos y empresarios. La mayoría de ellos vinculados al tráfico de influencias y a la compra de conciencias para otorgar posiciones adentro del Poder Judicial.

De acuerdo con fuentes de la prensa independiente, hasta ahora se conoce solo el 30 % de los audios; esto, porque son comunicaciones interceptadas desde hace más de seis meses, por lo que se presume que en los próximos días se darán a conocer más involucrados.

El ABC del hundimiento

En una entrevista exclusiva para el PanAm Post, Rodrigo Cruz, periodista del diario El Comercio y especialista en la fuente judicial, explicó que una investigación que inició contra una banda criminal de narcotraficantes fue la causa que terminó de hundir a la Justicia de Perú.

“Un grupo de fiscales estaba investigando a una banda de criminales dedicados al narcotráfico en el puerto del Callao, uno de los principales lugares de donde sale la droga peruana a Estados Unios, al Caribe y hasta Europa. Ellos se preguntaban por qué esa banda gozaba de tanta impunidad, así qué decidió interceptar las comunicaciones de esas personas, algo que derivó en el presidente de la Corte del Callao, quien aparentemente daba favores a esta banda organizada”, explicó.

“La denuncia tomó otro giro cuando los investigadores, los fiscales y la Policía empezaron a escuchar las comunicaciones de este juez, Walter Ríos, presidente de la Corte del Callao, quien era la máxima autoridad allí y descubrieron que tenía una red de tráfico de influencias con el Consejo Nacional de la Magistratura (CNM) para mantener la hegemonía del poder que tenía”, señaló el periodista.

“Los audios no quedaron en Ríos, sino que también la investigación llegó a otro nivel cuando se escucha al juez supremo César Hinostroza, miembro de la Corte Suprema del Perú, la instancia máxima de todos los países. Hinostroza es el antecesor de Walter Ríos y también estaba metido en este grupo de jueces y fiscales que se favorecían entre ellos para mover nombres, procesos, etc”., agregó Cruz.

“La situación es complicada porque salpica hasta al Congreso que está dominado por el fujimorismo, una fuerza que de alguna manera también aparece en los audios, porque Hinostroza habla de una reunión con la señora K y todo parece indicar que es Keiko Fujimori“, sentenció el periodista.

Los involucrados

Todo inició cuando el pasado sábado 8 de julio IDL-Reporteros publicó un reportaje titulado Corte y corrupción, en donde se ventilaron audios reveladores que les fueron entregados de manera anónima.

En estos audio Walter Ríos, presidente de la Corte Superior del Callao (distrito de Lima); César Hinostroza, presidente de la Sala Penal Transitoria de la Corte Superior e Iván Noguera, consejero de la CNM, venden y compran posiciones de poder y hasta negocian el apoyo al presidente del Consejo Nacional de la Magistratura. También estarían involucrados al menos tres congresistas, junto a Keiko Fujimori.

Según revelan los audios, al menos dos legisladores estarían implicados en presuntos casos de tráfico de influencias con el Poder Judicial.

En uno de los audios revelados por IDL-Reporteros y la Unidad de Investigación del diario El Comercio, se escucha al empresario textil Mario Mendoza llamar a Guido Aguila (exconsejero del Poder Judicial) para que este se sume a una cena pactada con el congresista aprista Mauricio Mulder.

Asimismo, IDL-Reporteros y “Cuarto Poder” también difundieron un audio en el que se evidencia que el congresista Héctor Becerril (Fuerza Popular) intentó influir, en febrero del 2017, para que Julio Gutiérrez Pebe, representante del Colegio de Licenciados en Administración, fuera el nuevo presidente del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM).

Otro congresista que podría estar involucrado es Francisco Villavicencio, también de Fuerza Popular, luego de que en uno de los audios saliera a relucir un tal “Panchito“. Aunque no hay certeza de que se trate del legislador, congresistas de diferentes bancadas exigen a la Comisión de Ética del Parlamento que también lo investigue.

Pero los congresistas Mulder, Becerril y Villavicencio no son los únicos que podrían estar involucrados en un posible caso de tráfico de influencias junto con el Poder Judicial, pues Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular, coalición que tiene la mayoría en el Congreso, también podría verse salpicada por el escándalo de los “audios de la vergüenza”. Y es que en uno de los sonidos publicados se hace mención a una “señora K” de la “fuerza número 1”.

Aunque no se dan más señales, todos los que escuchan el audio identifican como una clara referencia a Keiko Fujimori y Fuerza Popular; sobre todo porque alrededor de la fecha en la que fue grabado el audio, Fujimori presentó un recurso de casación en busca de obligar a la Fiscalía a cerrar la investigación por el caso de los cócteles y aportes de la offshore LVF Liberty Institute.

De acuerdo con la prensa local, esa casación de Keiko Fujimori se resolvió en díez días, en la época del audio “señora K”.

Cabe destacar que el Congreso de Perú, presidido por Luis Galarreta, anunció que solo investigará la filtración de los audios para conocer cómo llegaron las grabaciones al portal periodístico IDL-Reporteros. Sin embargo, se mantiene en silencio ante la necesidad de investigar el trasfondo de un presunto tráfico de influencias.

Poder Judicial declarado en emergencia

Para el Gobierno de Martín Vizcarra se trata de una “crisis institucional” con la que se decretó por al menos 90 días la “emergencia” en el Poder Judicial. Ahora, desde la Presidencia se buscan medidas para emitir reformas que hagan “limpieza profunda” a las instancias que supuestamente imparten Justicia en Perú.

Las reacciones ante el escándalo no se han hecho esperar. De hecho, este jueves 19 de julio miles de peruanos salieron a las calles en una protesta masiva contra la corrupción. A esta manifestación se sumaron hasta los colegios privados que se niegan a participar en los actos alusivos a las Fiestas Patrias también como modo de protesta.

La declaratoria de Emergencia alcanza a los órganos administrativos de la Corte Suprema de Justicia y del Consejo Ejecutivo del Poder Judicial. También a todos los distritos judiciales del país, la Sala Penal Nacional, el Sistema Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios y a la Gerencia General del Poder Judicial.

Comentarios