Comunidad internacional no avala supuesto atentado contra Maduro

El régimen venezolano acusa del ataque al Gobierno de Colombia, que lo niega. También EE.UU. rechaza cualquier implicación. Por su parte la oposición duda de la versión oficial.

515
Se trataría de la primera vez que el régimen venezolano tendría pruebas de un presunto atentado (Twitter)

Mientras los países aliados de Nicolás Maduro se solidarizan con él ante un presunto atentado en su contra, el resto de la comunidad internacional desestima, por ahora, el intento de «magnicidio».

El gobierno de Venezuela, señaló que Maduro fue blanco de un intento de atentado con drones que habría fracasado; se trataría de la primera vez  que el régimen venezolano tendría pruebas de un incidente de este tipo.

Maduro acusa del ataque al Gobierno de Colombia, que lo niega. También EE.UU. rechaza cualquier implicación. Por su parte, la oposición duda de la versión oficial. Además un grupo disidente que se autodenomina «Soldados de Franela» ha reivindicado el ataque.

«Todo apunta a la ultraderecha venezolana en alianza con la ultraderecha colombiana y el nombre de Juan Manuel Santos está detrás de este atentado», dijo Maduro, acostumbrado a no presentar evidencias de sus declaraciones.

Dijo también que, de acuerdo con las primeras investigaciones, algunos de los “responsables intelectuales y financistas son de Estados Unidos”, y especificó que eran “de la Florida”. Además, exhortó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, a colaborar con las investigaciones.

Las reacciones no se hicieron esperar. La Cancillería colombiana dijo en un comunicado, «en nombre del gobierno de Colombia», que rechaza enfáticamente las acusaciones en contra del presidente Santos por parte del presidente de Venezuela.

«Resultan absurdos y carentes de todo fundamento los señalamientos de que el mandatario colombiano sería el responsable del supuesto atentado en contra del presidente venezolano», dice el comunicado.

Añadió que «ya es costumbre» que Maduro culpe a Colombia de cualquier tipo de problema en su país. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia «exige respeto» para Santos, su gobierno y el pueblo colombiano.

Pero este lunes, el régimen venezolano insistió en atacar a Santos. La cancillería envió un comunicado de cinco puntos donde señala que “resulta revelador que el gobierno de Colombia califique de ‘supuesto’ un hecho que además de grave fue público y notorio”.

“Resulta sospechoso que la única posición del gobierno colombiano sea la defensa a ultranza para librar de cualquier responsabilidad al presidente Juan Manuel Santos, cuando son inocultables las permanente agresiones contra el pueblo y el gobierno venezolanos”, dice en el tercer punto, en referencia a que Santos recientemente se refirió a que “veía cerca la caída de Maduro”.

Por su parte, Michael Bolton, asesor de seguridad nacional de Estados Unidos, dijo que su país no tuvo nada que ver en el «supuesto» ataque contra Maduro.

«Inequívocamente no hay participación del Gobierno de Estados Unidos en absoluto», dijo Bolton.

Asímismo, países aliados al Gobierno de Venezuela, enviaron mensajes de condena al supuesto intento de atentado contra Nicolás Maduro.

Cuba, a través del Ministerio de Relaciones Exteriores, dijo que «condena enérgicamente el atentado contra el presidente de la República Bolivariana de Venezuela».

Por su parte, Rosario Murillo, vicepresidenta y primera dama de Nicaragua calificó el hecho como un «atentado terrorista y criminal».

«Acabamos de enterarnos del criminal atentado terrorista contra el presidente de Venezuela, hermano y compañero Nicolás Maduro», dijo; «nuestro abrazo a [email protected], y nuestro abrazo solidario también a los 7 compañeros de la GNB, que resultaron lesionados en este cobarde y criminal ataque terrorista», añadió.

Del mismo modo, el presidente de Bolivia, Evo Morales, dijo en Twitter: «repudiamos enérgicamente una nueva agresión y cobarde atentado» contra Maduro.

La Cancillería rusa, en tanto, expresó su solidaridad con el pueblo venezolano y deseos de pronta mejoría a los heridos en el supuesto ataque del sábado.

«Condenamos resueltamente el atentado contra el presidente de República Bolivariana de Venezuela perpetrado el 4 de agosto en el que siete personas resultaron heridas», dijo la cancillería en un comunicado.

El Gobierno de Siria condenó «con los términos más fuertes el intento de asesinato que apuntó contra el presidente venezolano Nicolás Maduro y que pretende minar la seguridad y la estabilidad en el país», dijo la agencia oficial árabe de noticias, Sana.

En tanto, la cancillería de Ecuador emitió un comunicado en el que «expresa su firme rechazo y censura los hechos violentos que tuvieron lugar el 4 de agosto en Caracas, durante las ceremonias de conmemoración del 81er. aniversario de la Guardia Nacional Bolivariana, que provocaron varios heridos y pusieron en peligro al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, a sus acompañantes y a otros asistentes al acto oficial».

El presidente de El Salvador, Salvador Sánchez, dijo en Twitter que condena «energéticamente el atentado contra el presidente Nicolás Maduro» y expresó su «total solidaridad» con el Gobierno de Venezuela.

No es la primera vez que Maduro denuncia un magnicidio frustrado, pero sí la primera ocasión en que hay evidencias de que algún incidente se produjo. En los dos videos difundidos se percibe la sorpresa y la confusión en el palco de autoridades cuando el sábado por la tarde se celebraba en la avenida Bolívar de Caracas una parada militar con motivo del aniversario de la fundación de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

Menos de una hora después se dio la versión oficial. Maduro salió ileso de un atentado con drones cargados con explosivo C4, derribados a tiempo por francotiradores.

El Frente Amplio Venezuela Libre emitió un comunicado donde cuestionaba que Maduro acusara “de forma genérica, irresponsable y sin prueba alguna a la oposición venezolana” del ataque. “Aún está por verse si realmente fue un atentado, un accidente fortuito o alguna de las otras versiones que circulan por redes sociales. Lo responsable sería esperar a que se realicen las investigaciones pertinentes, pero es muy difícil creer lo que digan los burócratas del régimen”, añade la nota.

El presunto atentado fue reivindicado en Twitter por un desconocido grupo autodenominado «Soldados de Franela», aunque sin aportar ninguna prueba de haber urdido lo que llaman “operación Fénix” ni mostrar las imágenes que deberían haber grabado con los drones. “La operación era sobrevolar dos drones cargados con explosivo C4 el objetivo el palco presidencial, francotiradores de la guardia de honor derribaron los drones antes de llegar al objetivo. Demostramos que son vulnerables, no se logró hoy pero es cuestión de tiempo”, se lee en uno de los mensajes.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento