OEA discute acoger venezolanos: «Quizás esta migración no sea temporal»

La CIDH ofreció una serie de recomendaciones, entre ellas garantizar el derecho a la nacionalidad, y verificar la existencia de casos de apatridia.

674
En la Organización de Estados Americanos, países discuten el éxodo masivo de venezolanos, crisis sin precedente en el hemisferio. (Flickr)

Ante la grave crisis migratoria ocasionada por la dictadura en Venezuela, la Organización de Estados Americanos (OEA) se reunió para discutir la situación de los venezolanos migrantes y asumir medidas que establezcan la integración de estos ciudadanos. La mayoría de los Estados miembros coinciden en que el país suramericano enfrenta una crisis humanitaria.

El objetivo de la reunión fue exhortar al régimen de Nicolás Maduro al establecimiento de un «canal humanitario» para que se permita la entrada de alimentos y medicamentos ante la grave crisis humanitaria. Además de intercambiar medidas y posibles soluciones a la migración masiva de venezolanos.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

La sesión se convocó a petición del secretario general Luis Almagro, quien formuló su solicitud en una carta enviada el 20 de agosto a la embajadora de Costa Rica ante la Organización de Estados Americanos, Rita María Hernández Bolaños, quien ocupa la presidencia del Consejo.

Por otra parte, la representante de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos ofreció una serie de recomendaciones a los países de la región para tratar esta situación sin precedentes; entre ellas, dijo que se debía garantizar el derecho a la nacionalidad y entregar documentos de identificación.

La CIDH propuso, además, implementar una estrategia coordinada, en la que no se criminalice la migración, se repudie la xenofobia y se creen campañas educativas. Asimismo, responder eficazmente con políticas regionales innovadoras, enfocadas en la protección de los derechos humanos.

Por su parte, el Instituto de Migración también señaló que «no hay que dejar que la gente caiga en la irregularidad», y propuso políticas que permitan la integración laboral, profesional y escolar de los venezolanos migrantes. Agregó que «quizás esta migración no sea temporal».

Durante su intervención en relación con la crisis en Venezuela, el embajador de México aseveró: «Los datos nos revelan que la crisis se ha agravado y el panorama no es en lo más mínimo optimista».

Por su parte, Panamá señaló que evalúa aplicar la visa humanitaria para venezolanos y habló de proveer medicamentos y alimentos a migrantes en países de la región.

Al mismo tiempo, países como Perú y Brasil dieron a conocer las medidas que han tomado a favor de la migración venezolana, señalando cifras oficiales y resaltando el respeto a los derechos humanos.

No solamente en la Organización de Estados Americanos se manifiesta gran preocupación por la crisis migratoria venezolana que está afectando a la región; esta misma semana en Quito se reunieron once países para tomar medidas que permitan el flujo organizado de migrantes venezolanos.

Entre las decisiones más importantes está permitir el ingreso de venezolanos con pasaporte vencido a Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay.

Mientras esto sucede, el régimen de Nicolás Maduro estableció una nueva política de Estado a través de sus más altos funcionarios. La orden es negar y hacer mofa de la migración masiva de venezolanos.

Al mismo tiempo que el régimen chavista niega la migración masiva ante la crisis humanitaria sin precedentes, 13 países de la región buscan acuerdos para hacer frente al masivo desplazamiento de venezolanos que, según cifras del Parlamento de Venezuela y de organismos independientes, son cerca de 4.000.000 de personas en los últimos años las que han salido del país.

Aunque la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, califica como “normal” el flujo migratorio de venezolanos, la verdad es que estudios en diversos países revelan que se trata de una “estampida”.

Hasta 2009, con Hugo Chávez como presidente, se estimó que más de 1 millón de venezolanos había emigrado; sin embargo, entre 2012 y 2015, la emigración creció 2.889 %: es decir, 1,8 millones fuera del país.

Desde 2015 hasta 2018 el flujo de migrantes venezolanos aumentó 900 %. De acuerdo con la Organización Internacional para las Migraciones, en tres años la cantidad de venezolanos en el exterior pasó de 700.000 personas a más de 1,5 millones regadas por el mundo.

Aunque el régimen niega la masiva migración de venezolanos, los países de la región llevan sus propias cifras oficiales que desmienten a la dictadura de Maduro. Colombia, por ejemplo, el país más afectado por la estampida de venezolanos, emitió un informe con fecha de agosto 2018, en el cual se establece que en ese país hay 935.593 venezolanos.

Por su parte, las cifras oficiales de Perú revelan que en ese país hay 400.200 ciudadanos venezolanos. De acuerdo con el Ministerio de Interior, a la nación andina ingresan diariamente entre 2.800 y 3.500 venezolanos.

Según datos oficiales vigentes, en Argentina hay 88.357 venezolanos radicados, en Brasil 30.800 y en Chile unos 300.000.

«¿Y qué dice la OEA? Silencio»

En medio de la sesión de la Organización de Estados Americanos sobre Venezuela y la crisis humanitaria, el embajador de Venezuela ante el foro regional, el historiador Samuel Moncada, se encargó de responsabilizar de la tragedia en su país a voluntades ajenas.

Sugirió que Estados Unidos bloquea el pago de la electricidad en Venezuela, y por ello los frecuentes apagones. También que en ese país norteamericano se siguen resguardando quienes orquestaron el atentado de principios de agosto contra el dictador Nicolás Maduro.

«El secretario Tillerson lo dijo: ‘Estamos haciendo lo posible para derrocar a Maduro’. Y luego apareció Marco Rubio. Dicen que tienen que utilizar la fuerza militar. Lo discutió con John Bolton… ¿Eso ayuda a los migrantes? ¿Eso ayuda a Venezuela? ¿Eso ayuda a solucionar los problemas de la región?», se preguntó Moncada.

Según el embajador ante la OEA, la Organización de Estados Americanos no ha reaccionado a las presuntas amenazas de Estados Unidos.

«Cuenten con la OEA»

«Los venezolanos que aún padecen al régimen dictatorial bolivariano: no los olvidamos. Tampoco a los refugiados, migrantes y caminantes. Sepan que nuestro llamado está en poder contribuir a buscar soluciones prácticas para facilitar sus nuevas vidas», dijo el secretario Almagro. Luego, agradeció a los países que han recibido a los migrantes: «Cuenten con la OEA».

El secretario general de la Organización de Estados Americanos anunció que nombrará a un grupo de trabajo que se dedicará exclusivamente a la crisis de refugiados venezolanos, «el mayor desplazamiento humano que ha visto la región en tiempos recientes». Asimismo, la Organización se encargará de la captación de recursos para hacer frente al éxodo.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento