Resolución del Consejo de DD.HH. es “clave” para presionar aún más a Maduro

Con 23 votos a favor, siete en contra y 17 abstenciones, la resolución aprobada "exhorta al régimen de Nicolás Maduro a que acepte la asistencia humanitaria.

571
Tras esta decisión del Consejo de Derechos Humanos, Michelle Bachelet pidió a Venezuela que deje entrar al país a los investigadores de Human Rights. (UN WATCH)

Por primera vez en la historia, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas aprobó una resolución sobre la crisis humanitaria en Venezuela.

Con 23 votos a favor, siete en contra y 17 abstenciones, la resolución aprobada “exhorta al régimen de Nicolás Maduro a que acepte la asistencia humanitaria a fin de hacer frente a la escasez de alimentos, medicamentos y suministros médicos, el aumento de la malnutrición, especialmente entre los niños, y el brote de enfermedades que habían quedado erradicadas o bajo control en América del Sur”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

El documento también insta a la dictadura en Venezuela a “cooperar con la Oficina del Alto Comisionado y los mecanismos del Consejo de Derechos Humanos”; y además solicita a la Alta Comisionada que prepare un “informe exhaustivo” sobre la situación de los derechos humanos en el país suramericano.

Los anteriores intentos de introducir el caso de Venezuela en la agenda del Consejo habían fracasado, pero esta vez el llamado “Grupo de Lima” consiguió este objetivo con éxito.

Tras esta decisión del Consejo de Derechos Humanos, Michelle Bachelet pidió a Venezuela que deje entrar al país a los investigadores de Human Rights.

El régimen venezolano ha rechazado una y otra vez cualquier tipo de ayuda humanitaria, en particular de países occidentales, por considerar que esto podría ser utilizado como pretexto para una intervención militar exterior.

Mariano De Alba, especialista en Derecho Internacional e internacionalista señaló: “importante la aprobación por parte del Consejo de Derechos Humanos de la ONU de su primera resolución sobre la situación en Venezuela, expresando ‘las más profunda preocupación’, ‘exhortando’ al gobierno a aceptar asistencia humanitaria y cooperar con organismos internacionales”.

Para el especialista el exhorto a la Comisionada de DD.HH de que efectúe un informe sobre Venezuela “sería un insumo adicional y clave para que continúe aumentando la presión internacional por una resolución de la crisis”.

Y es que en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas, los gobiernos de la región incrementaron la presión internacional sobre Venezuela;  este miércoles 26 de septiembre, Argentina, Canadá, Colombia, Chile, Paraguay y Perú también presentaron ante la Corte Penal Internacional una denuncia contra el régimen de Nicolás Maduro por crímenes de lesa humanidad.

La misiva de las cancilleres fue acompañada de dos informes elaborados por la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos de la ONU y por un grupo de expertos designado por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. En dichos informes se documentan ejecuciones extrajudiciales, entre otras violaciones de derechos humanos.

A todas estas recientes acciones se suman los pronunciamientos de los presidentes de la región en contra de la dictadura en Venezuela; lo que se convirtió en un duro “golpe” contra Nicolás Maduro, quien con el pasar de los días se va quedando “solo” internacionalmente.

Durante su intervención, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, calificó como una “tragedia humana” la crisis que enfrentan los venezolanos; y llamó a “todas las naciones del mundo” a “resistir el socialismo y la miseria que trae a todos”.

Pero el mandatario estadounidense no es el único que se refirió a la crisis en Venezuela y al sufrimiento de sus ciudadanos, pues el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, quien había mantenido un “bajo perfil” en relación con Venezuela, decidió criticar duramente a la dictadura de Maduro:

Cuando un pueblo emigra, sus gobernantes sobran; sobran quienes se perpetúan en el poder y se vuelven siniestros corruptos.

Por su parte, el presidente de Brasil, Michel Temer, también se refirió a la situación en Venezuela y a la crisis migratoria que se ha generado.

“Se calcula que más de 1 millón de ciudadanos venezolanos ha abandonado su país en busca de mejores condiciones de vida. Sabemos que la solución a la crisis se encontrará cuando Venezuela recobre el camino hacia el desarrollo”, señaló el mandatario brasileño.

Asímismo el presidente de Chile, Sebastián Piñera, señaló que su gobierno “no reconoce al de Maduro, y continuará haciendo lo que sea posible para ayudar al pueblo venezolano a salir de esta tragedia. Es necesario que la ONU a través del Consejo de Seguridad aborde la crisis”; sentenció.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento