Fiscales peruanos se preparan para megainterrogatorio por caso Odebrecht

Los fiscales peruanos esperan obtener más testimonios y pruebas en Brasil.

155
La persona más requerida para el interrogatorio es el exrepresentante de Odebrecht en el Perú, Jorge Simoes Barata, quien deberá responder por al menos 23 casos de presunta corrupción (Wikimedia)

Se aceleran las investigaciones por el caso Odebrecht en Perú, y para ello fiscales peruanos viajarán a Brasil a interrogar a 24 exfuncionarios de la constructora. La idea es esclarecer los presuntos aportes a Keiko Fujimori, Nadine Heredia, y los posibles actos de corrupción en los gobiernos de Alan García y Alejandro Toledo.

Entre el lunes 14 y viernes 18 de enero del 2019, los fiscales llegarán a Curitiba en Brasil, para ejecutar un «macro interrogatorio» a 23 exdirectivos, exejecutivos de primera línea, exfuncionarios, exabogados y exadministradores de Odebrecht que responderán sobre 35 casos.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La persona más requerida para el interrogatorio es el exrepresentante de Odebrecht en el Perú, Jorge Simoes Barata, quien deberá responder por al menos 23 casos de presunta corrupción en millonarias obras públicas en la que participó la constructora brasileña.

Las diligencias del equipo especial del caso Lava Jato se cumplirán en el marco del excepcional acuerdo entre la compañía brasilera y las autoridades peruanas, que obliga a la empresa a entregar toda la información documental, o por intermedio del testimonio de sus exempleados, sobre pago de sobornos u otros actos ilícitos.

Entre los 23 casos que contestará Barata se incluye el caso del presunto lavado de activos que se sigue a la excandidata presidencial Keiko Fujimori. Se estima que aporte, además de su testimonio, evidencias documentales sobre los pagos de coimas o aportes no declarados a las campañas presidenciales de la líder de Fuerza Popular.

Para el caso de Miguel Atala Herrera, amigo del expresidente Alan García, a quien Odebrecht le depositó en una cuenta secreta en la Banca Privada D’Andorra (BPA) USD $1.300.000, el Equipo Especial del Caso Lava Jato solicitó interrogar no solo a Barata sino también a su exjefe inmediato, Luiz Antonio Mameri.

Los «grandes» involucrados

Pedro Pablo Kuczynski

En un pasado interrogatorio, Barata confirmó aportes ilícitos a la campaña de PPK en 2011, oportunidad en la que perdió las elecciones. Indicó que Odebrecht le dio USD $300.000 en efectivo y en partes, y que la recepción de los aportes estuvo en manos de Susana de la Puente, quien lo visitó en su oficina, le solicitó el aporte y recibió el efectivo.

De la Puente es conocida por ser una de las principales consejeras del ahora oficialista partido Peruanos por el Kambio (Ppk) y también fungió como embajadora del Perú en Reino Unido.

Alan García

El exrepresentante de Odebrecht en Perú también reveló que en la campaña del 2006 al único candidato al que apoyaron económicamente fue al expresidente Alan García Pérez, que resultó vencedor en esa elección.

A García le entregaron USD $200.000 en efectivo, por intermedio de Luis Alva Castro, exministro, exdiputado, excandidato presidencial y conocido dirigente aprista. Al igual que con Keiko Fujimori, Barata precisó que no entró en contacto con el candidato.

Además, recordó que en una oportunidad, en 2008 o en 2009, en una reunión en Palacio de Gobierno con Marcelo Odebrecht, Alan García agradeció el apoyo de la empresa: “No fue un agradecimiento al aporte que habíamos hecho, fue un agradecimiento en general”.

Alejandro Toledo

Durante el interrogatorio, Barata señaló que en 2011 Odebrecht aportó USD $700.000 a la candidatura del expresidente Alejandro Toledo por el partido Perú Posible.

Las entregas del dinero, que sí era en efectivo, se coordinaron y entregaron a su jefe de seguridad, Avraham Dan On. Barata explicó que con Toledo fueron más generosos porque ya era conocido y tenían una historia con él.

Ollanta Humala: “hasta el cuello”

Odebrecht habría aportado al menos USD $3 millones para financiar la campaña presidencial del exmandatario peruano Ollanta Humala en 2011.

El exejecutivo de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, ratificó a los fiscales peruanos que entregó dicha cantidad a Humala por orden de su entonces jefe, Marcelo Odebrecht.

Barata señaló que el aporte al expresidente surgió debido a la exigencia del Partido de los Trabajadores de Brasil (PT), liderado por Luiz Inácio Lula da Silva.

Explicó que la entrega de ese dinero se hizo de la siguiente manera: USD $2 millones en efectivo a Nadine Heredia, esposa de Humala, a través de varias remesas. Estos pagos se hicieron en la vivienda de propiedad de Humala, ubicada en el lujoso departamento de Miraflores.

También explicó que si bien al principio él era quien le comunicaba a Heredia sobre el dinero que debía entregarle para la campaña, luego ella misma lo llamaba para presionarlo por la entrega de recursos.

Tanaka y Bedoya, los intermediarios de Keiko

Jorge Barata confesó que Odebrecht aportó en total USD $1,2 millones a la candidatura de Keiko Fujimori en las elecciones de 2011.

El exsuperintendente de Odebrecht en Lima precisó que en un inicio aportó USD $500.000 a la campaña fujimorista por intermedio de Jaime Yoshiyama Tanaka, entonces secretario general y jefe de campaña de Fuerza 2011, y Augusto Bedoya Cámere, exministro de Transportes durante la dictadura fujimorista y uno de los que habría financiado el viaje del expresidente Fujimori de Japón a Chile, en 2005.

Barata puntualizó que en ningún caso, salvo con Humala, entró en contacto o habló de los aportes con los candidatos. “No me comuniqué con Keiko Fujimori, todo se hizo a través de Yoshiyama y Bedoya”, aclaró.

Las reacciones sobre lo declarado por Barata no se hicieron esperar. Keiko Fujimori dijo que no recibió tal dinero ni de “Marcelo Odebrecht ni de su empresa”, y señaló que Yoshiyama viajó al extranjero “por pocos días”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento