Los cuatro actores que tienen la responsabilidad de derrocar a Maduro

Juan Guaidó tiene que demostrar que está asumiendo las Presidencia interina, la comunidad internacional debe cumplir con sus pronunciamientos de desconocer a Maduro, la Fuerza Armada de Venezuela está obligada a hacer cumplir la Constitución, y la población tiene que salir a la calle.

Durante los últimos meses, los países democráticos del mundo han afirmado que desconocen a Nicolás Maduro; sin embargo ahora les corresponde pasar del dicho al hecho. (Fotomontaje PanAm Post)

Cuatro actores fundamentales tienen en sus manos que Venezuela recupere la democracia: Juan Guaidó tiene que demostrar que está asumiendo las Presidencia interina, la comunidad internacional debe cumplir con sus pronunciamientos de desconocer a Maduro, la Fuerza Armada de Venezuela está obligada a hacer cumplir la Constitución, y la población tiene que salir a la calle.

Venezuela entró en una etapa de incertidumbre y desconocimiento tras la ilegitimidad de Nicolás Maduro y la asunción al poder del presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, Juan Guaidó,  quien asumió las competencias de la Presidencia del país; sin embargo, aún no queda clara la hoja de ruta a tomar para salir de la dictadura.

Jose Ignacio Hernández, profesor en Derecho Administrativo y Constitucional, explicó que en Venezuela no existe un marco legal para lo que está sucediendo, por lo que está en manos de la Asamblea Nacional adoptar las decisiones para lograr la salida.

“El artículo 233 de la Constitución no aplica directamente a nuestro caso pues Maduro sigue sentado en Miraflores y es imposible hacer elecciones en 30 días. De allí, que hay que ajustar su aplicación con base en el 333. Son decisiones políticas solo la AN puede adoptar (…) La AN y su Presidente tienen la habilitación constitucional para conducir esa transición (333-350-233)”, señaló.

La Carta Magna de Venezuela no establece exactamente cómo sería la transferencia del poder, desde un régimen ilegítimo a un presidente interino, por lo que la mayoría de los especialistas consideran que debe existir un acto formal y oficial donde Guaidó asuma la Presidencia.

Pero la verdad es que el presidente de la Asamblea Nacional es hoy el único líder legítimo del país, y se juramente o no, ya inició acciones para el proceso de transición; queda en manos de la comunidad internacional reconocerlo y en las Fuerzas Armadas cumplir con su papel.

Este martes 15 de enero, la Asamblea Nacional de Venezuela aprobó solicitar la protección de los activos del Estado venezolano a 46 naciones del mundo.

Ahora le corresponde a Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú, Estados Unidos, Bulgaria, Rusia, China, Turquía, Emiratos Árabes y la Unión Europea, coalición que reúne a 28 naciones; hacer cumplir el mandato de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Asimismo, pedirán a la banca privada acreditada en las mencionadas naciones, la prohibición del manejo de fondos, cuentas y activos del Estado venezolano en sus entidades financieras en virtud de proteger el patrimonio del Estado venezolano ante la usurpación del Poder Ejecutivo Nacional por parte del ciudadano Nicolás Maduro Moros.

Durante los últimos meses, los países democráticos del mundo han afirmado que desconocen a Nicolás Maduro; sin embargo, ahora les corresponde pasar del dicho al hecho.

Así como la comunidad internacional deberá «proteger los activos » de Venezuela, también debería desconocer a todos los funcionarios que se encuentran en el extranjero. Por ejemplo, desconocer a Samuel Moncada como representante del régimen de Nicolás Maduro ante la OEA, o a cada uno de los diplomáticos que se encuentran en las embajadas o consulados.

Estados Unidos y Brasil han sido los países que han demostrado mayor contundencia en sus declaraciones y que además han manifestado su apoyo irrestricto a Juan Guaidó como presidente encargado.

Este miércoles 16 de enero el Secretario de Estado de EE.UU. celebró la decisión de la Asamblea Nacional de transferir responsabilidades del Ejecutivo al Legislativo.

Asímismo el vicepresidente Mike Pence, llamó a Guaidó para expresarle el respaldo de Estados Unidos a la Asamblea Nacional de Venezuela.

El Gobierno de Brasil emitió el sábado una declaración diciendo que reconoce al líder del Congreso.

Canadá hizo lo propio y anunció que apoya la decisión del presidente del Parlamento de Venezuela de «invocar la autoridad de la Constitución» para convocar unas elecciones limpias y libres «como primer paso necesario hacia la restauración» de la democracia en ese país.

El gobierno de Chile, encabezado por Sebastián Piñera, también dejó claro su apoyo a Guaidó y ratificó que lo mismo harán los 13 países del Grupo de Lima.

El internacionalista Mariano De Alba, especialista en Derecho Internacional, señaló que los países que quieren que se resuelva la grave crisis de Venezuela «tienen que tomar acciones concretas que confirmen el desconocimiento a Maduro», pero agregó que «será más probable que lo hagan en la medida en que observen a los venezolanos movilizados para superar la tragedia».

Para De Alba es «crucial» que los países de la región redoblen sus esfuerzos para dar apoyo práctico a Guaidó y adopten medidas concretas tanto en Venezuela como en sus respectivos países que hagan evidente que la única institución venezolana con legitimidad es la AN.

Y es que aunque la comunidad internacional tiene un importante papel en el restablecimiento de la democracia en Venezuela, la población de ese país debe cumplir también con el pedido de Guaidó de salir a la calle en su apoyo y acudir a las convocatorias, no solo de cabildo abierto, sino también de marchas y concentraciones como la que está planteada para el próximo 23 de enero.

Pero además de la población en la calle, la transición en Venezuela también depende de la Fuerza Armada de Venezuela.

Para captar a los militares,  este martes 15 de enero se aprobó un decreto en la Asamblea Nacional para “otorgar amnistía y garantías constitucionales a militares y civiles que contribuyan con la defensa de la Constitución”.

Benigno Alarcón, director del Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la Universidad Católica Andrés Bello, señaló al portal digital La Patilla que “si no existe apoyo de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y de los factores que sostienen al régimen de Maduro, es muy difícil que haya una transición en Venezuela.

“No se trata de un tema de voluntad o falta de voluntad, sino del quiebre del piso que sostiene al gobierno”,  dijo.

Queda esperar entonces cuáles serán las acciones a tomar no solo de la comunidad internacional, sino de la oposición venezolana que debe lograr un «engranaje perfecto» entre la población en la calle y el resquebrajo de los militares.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento