El show de Maduro y sus militares: bloquear ayuda humanitaria

Los militares atravesaron una gandola de transporte de combustible y un gigantesco contenedor de carga en la vía, ante el inminente ingreso de la ayuda internacional a través del puente que comunica a ambos países.

1.964
Militares atravesaron una gandola de transporte de combustible y un gigantesco contenedor de carga en la vía, a la espera de que ingrese la ayuda internacional a través de ese puente que comunica a ambos países (Twitter)

Ante el envío de ayuda humanitaria para Venezuela, militares bloquearon el puente Tienditas en la frontera colombo- venezolana para evitar el ingreso de alimentos y medicamentos al país.

Los militares atravesaron una gandola de transporte de combustible y un gigantesco contenedor de carga en la vía, a la espera de que ingrese la ayuda internacional a través de ese puente que comunica a ambos países.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Aunque el puente de Tienditas aún no se inaugura, a pesar de que estaba planteado que abriera para 2016, presuntamente sería una de las vías para la entrada de los cargamentos de ayuda humanitaria solicitada por la Asamblea Nacional de Venezuela encabezada por el presidente (E) Juan Guaidó.

Cabe destacar que este martes llegó al puente fronterizo La Tiendita el primer vehículo de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgo, la cual está a cargo de trasladar la ayuda humanitaria hacia Venezuela.

Y es que tras más de cinco años en los que el país suramericano enfrenta una crisis humanitaria, finalmente con la llegada del gobierno interino de Guaidó se logró el respaldo internacional.

El presidente legítimo de Venezuela redobló su presión contra el régimen usurpador de Nicolás Maduro por el ingreso de ayuda humanitaria, el cual durante años ha negado que exista una crisis en el país.

Además, la dictadura se ha opuesto a aceptar la ayuda internacional al considerarla una «excusa» para iniciar una intervención militar liderada por EE.UU., situación que no está descartada.

Mientras para Maduro permitir una ayuda humanitaria representa el inicio de una presunta intervención militar, para Guaidó es el inicio de un cambio en Venezuela, pues no solo buscaría quebrar a las Fuerzas Armadas, sino además salvar vidas que hoy se encuentran en riesgo.

Encabezado por Guaidó, el Parlamento aprobó la estrategia de atención a la “emergencia humanitaria” y para ello las primeras acciones son los centros de acopios en Colombia, Brasil y una isla del Caribe.

“Aquí, en Venezuela, no va a entrar nadie, ni un soldado invasor”; señaló Nicolás Maduro en referencia a la ayuda humanitaria. Declaraciones que difieren del también chavista Freddy Bernal, quien señaló este lunes 4 de febrero que no se ha emitido orden para restringir ingreso de ayuda humanitaria a Venezuela.

Hay que recordar que el régimen de Maduro, a través de las aduanas del país, prohíbe el ingreso masivo de medicamentos, por un lado los confisca o sanciona con cárcel a quien lo intente, acusándolos de contrabando.

Por ejemplo, en diciembre de 2016,  la policía política, Sebin, detuvo a un médico del hospital de los Magallanes de Catia por recibir 40 cajas de insumos médicos que donó Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López.

A pesar de que el usurpador ha calificado la ayuda humanitaria como un “show”, la verdad es que su régimen está contra la pared, pues el envío de insumos está a solo horas de ingresar al país poniendo a prueba a los militares venezolanos.

El primer envió será de medicamentos, suministros quirúrgicos y suplementos nutricionales para aquellos venezolanos que corren riesgo de vida o muerte. La ayuda humanitaria será enviada a Cúcuta en avión y en transporte de carga por carretera, donde los paquetes serán almacenados para luego ingresarlos a Venezuela.

Estados Unidos, que no descarta una acción armada en Venezuela, ofreció una ayuda inicial de 20 millones de dólares; Canadá, 40 millones; y la Unión Europea aprobó 7.5 millones.

Ya el gobierno de Donald Trump envió un primer cargamento , mientras aún queda canalizar los ofrecimientos realizados por Canadá, Alemania y Puerto Rico.

¿Intervención humanitaria?

De darse la negativa de Nicolás Maduro de impedir el ingreso de ayuda humanitaria a través de los militares, podría surgir un conflicto internacional en el que países como Colombia, Brasil o Estados Unidos decidan entrar a Venezuela con la aprobación de la Asamblea Nacional que busca salvar la vida de miles de pacientes en riesgo.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, y su homólogo de Colombia, Carlos Holmes Trujillo, conversaron sobre cómo hacer llegar ayuda humanitaria al pueblo venezolano, en lo que supone un desafío a la negativa de Nicolás Maduro.

El objetivo del encuentro fue “trazar un camino de acción conjunta hacia adelante en lo que tiene que ver con Venezuela”, así como “evaluar” los resultados de la reunión del lunes del Grupo de Lima y debatir sobre cómo hacer llegar la ayuda humanitaria al país caribeño.

“Aquí lo fundamental es que esas puertas que han estado cerradas durante la dictadura han sido abiertas por el nuevo presidente Juan Guaidó. Colombia lo que está haciendo es cooperando para efecto de que esa ayuda humanitaria llegue al pueblo venezolano, que es lo que el pueblo necesita”, señaló el canciller colombiano. Aclaró que no está previsto el envío de tropas militares.

Dos escenarios: un solo «golpe para Maduro»

Ante la expectativa de que ingrese o no la ayuda humanitaria a Venezuela, la verdad es que sea cual sea el resultado será un duro golpe político contra Nicolás Maduro.

Si Maduro impide el ingreso de la ayuda humanitaria mediante el uso de la fuerza militar, podría incentivar la participación de militares extranjeros que tienen como objetivo que los alimentos y medicamentos lleguen al pueblo venezolano.

Sin embargo, si Maduro permite el ingreso de dicha ayuda para demostrar un supuesto «gesto de paz», estaría reflejando ante el mundo no solo debilidad, sino la legitimidad que tiene Juan Guaidó como presidente (E) de Venezuela.

Luis Fernando Nunes, internacionalista y doctor en ciencias políticas, le dijo al PanAm Post que Maduro se ha negado a reconocer y recibir la ayuda humanitaria porque eso significaría admitir el fracaso de su gestión en materia de salud y alimentación.

“No se trata de una intervención, pero pone a prueba a los militares venezolanos en la frontera de recibir la ayuda sabiendo la verdadera crisis que enfrenta el país suramericano”, señaló.

De lograr el ingreso de ayuda humanitaria, sería otro gran golpe para Nicolás Maduro quien no solo dejaría en evidencia una vez más la ineficiencia de su gestión, sino que además mostraría el “poder” que ha adquirido Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento