Mas temprano que tarde la salida de Venezuela será una intervención militar

Las peores dictaduras y regímenes en el mundo lograron conseguir su salida gracias a una intervención militar; situaciones que se asemejan mucho a la crisis en Venezuela.

554
Luis Nunes: «Las intervenciones militares no se anuncian, se ejecutan; es parte del proceso. La situación en Venezuela no tiene retorno y más temprano que tarde esto se va a resolver» (Wikimedia)

«Lo más probable es que en Venezuela se escriba la página de la intervención militar más temprano que tarde»; así lo afirmó a PanAm Post el analista político e internacionalista Luis Nunes.

«Las intervenciones militares no se anuncian, se ejecutan; es parte del proceso. La situación en Venezuela no tiene retorno y más temprano que tarde esto se va a resolver»; señaló.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

«Para América Latina la historia de las intervenciones norteamericanas no son un buen precedente, por eso muchas dirigencias diplomáticas y políticas no quieren que esa página se escriba, pero lamentablemente lo más probables es que esa página se escriba en Venezuela», agregó el especialista. «Este es un punto de no retorno, es una escalada, algo va a suceder», sentenció.

Aunque países del Grupo de Lima han manifestado que no se inclinan por una intervención militar en Venezuela, el país suramericano puede enfrentar el mismo destino que Bosnia y Kosovo.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Un análisis escrito por Héctor Schamis publicado en el diario El País, señala que en el caso de Venezuela «la solución diplomática sería lo ideal»; sin embargo asegura que «el problema es que, en política, lo ideal pocas veces tiene lugar en la realidad».

De acuerdo con Schamis, las peores dictaduras y regímenes en el mundo lograron conseguir su salida gracias a una intervención militar; situaciones que se asemejan mucho a la crisis en Venezuela.

«Las tapas de los periódicos del mundo con dichas imágenes sirvieron para consolidar la reputación definitivamente criminal de Maduro, un cierto Milosevic en el Caribe», dijo Schamis en el diario El País.

El especialista recordó que «sin tropas americanas Milosevic no habría acudido a la mesa de negociación diplomática. Mucho menos habría muerto como prisionero en La Haya en 2006».

«La comunidad internacional debe entender, de una vez por todas, que la transición democrática venezolana no será desde un régimen autoritario como el de Pinochet, Videla, Franco o el Apartheid. Todas esas eran autocracias con una definición política e ideológica, y como tal dispuestas a la negociación cuando les llegó su hora. La de Maduro es la dictadura de una organización criminal en poder del Estado, involucrada en el lavado y el narcotráfico, y cómplice de grupos terroristas colombianos y extra regionales», sentenció.

Y es que ante la crisis humanitaria y política que enfrenta Venezuela, el derecho internacional ofrece varios instrumentos legales que justificarían una intervención. Desde el Estatuto de Roma que establece una serie de crímenes de lesa humanidad; hasta la Doctrina de la Responsabilidad de Proteger. Además del artículo 187 de la Constitución de Venezuela, que dice que corresponde a la Asamblea Nacional autorizar misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país.

Hay que recordar que el sábado 23 de febrero el régimen de Maduro, a través de sus fuerzas militares y paramilitares, impidieron el ingreso de camiones con ayuda humanitaria para Venezuela, incendiando al menos tres de los vehículos, dejando decenas de personas asesinadas y centenares de heridos.

De acuerdo con el doctor en ciencias políticas, Daniel Varnagy, la Cuarta Convención de Ginebra establece que “es delito de lesa humanidad y de guerra la destrucción de cualquier forma de ayuda humanitaria”; esto, en el marco del Convenio de Ginebra relativo a la protección debida a las personas civiles en tiempo de guerra.

El especialista hizo referencia a que ante la crítica situación, el presidente Guaidó solicite apoyo de fuerzas extranjeras, debido a que el pueblo venezolano se encuentra indefenso ante los crímenes cometidos por Maduro.

“La solicitud de apoyo a fuerzas extranjeras es parte de una estrategia, que tiene etapas y pasos. Es frío y amargo, pero es así. Una vez que el concierto de naciones verifique que un firmante quebró el 4to Convenio de Ginebra, las cosas ocurrirán”, señaló Varnagy.

Por primera vez en la historia, la comunidad internacional fue testigo de la violación a derechos humanos en Venezuela y las intenciones del régimen de Maduro de impedir la ayuda humanitaria para los venezolanos. La dictadura quedó expuesta por lo que podría darse una intervención militar.

El pasado 7 de febrero el presidente Guaidó señaló que una intervención militar extranjera sería legal a la hora de asegurar una ayuda humanitaria.

“Si fuera requerida una fuerza internacional para restituir el orden constitucional, y proteger la vida de nuestros ciudadanos, existe la atribución legislativa taxativa de aprobar una acción así por parte de la Asamblea Nacional (Artículo 187 de la Constitución de la República de Venezuela)”, dijo.

“La doctrina Responsabilidad para Proteger adoptada por la ONU es clara, y otorga a todos los países la responsabilidad de actuar en protección de la vida humana en cualquier territorio, en el escenario que sean previsibles pérdidas humanas considerables. Queda de parte de la comunidad internacional, y de actores como Colombia, Brasil y EE. UU. definir si en el escenario de que se prolongue la crisis y la ayuda humanitaria resulte inefectiva o insuficiente, adoptarán una posición de tolerancia ante estos hechos”, sentenció.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento