Maduro maquilla cárceles y hospitales ante Comisión de Bachelet

A los enviados, que llegaron al país para constatar la crisis, se les impidió tener contacto con presos políticos mientras la dictadura busca ocultar la situación en los hospitales.

1.521
El régimen de Nicolás Maduro busca ocultar las violaciones a derechos humanos en Venezuela ante la Comisión de la ONU enviada por Michelle Bachelet (Twitter)

El régimen de Nicolás Maduro busca ocultar las violaciones a derechos humanos en Venezuela ante la Comisión de la ONU enviada por Michelle Bachelet. A los enviados, que llegaron al país para constatar la crisis, se les impidió tener contacto con presos políticos al tiempo en que la dictadura busca “maquillar” la situación en los hospitales.

Miguel Pizarro, diputado a la Asamblea Nacional y presidente de la Comisión Especial de Seguimiento de la Ayuda Humanitaria, aseguró que Nicolás Maduro pretende “maquillar” la situación que atraviesa el país ante el equipo técnico enviado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

“Maquillan las cárceles, intentan simular que los hospitales están dotados, convierten mercados en sets de televisión y simulan la existencia de ‘sociedad civil pro-Maduro’. Intentan mostrar una realidad ficticia a la misión de la ONU”,  escribió Pizarro en su cuenta Twitter.

El miércoles el equipo técnico se reunió con Juan Guaidó, presidente interino de Venezuela, y con los presidentes de las comisiones del Parlamento.

En la reunión, Delsa Solórzano entregó a los delegados de Michelle Bachelet, alta comisionada de la Organización de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, un informe que resume las investigaciones que realizó la Comisión de Política Interior.

Por su parte, Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano, cuestionó este jueves que al equipo técnico enviado a Venezuela por Michelle Bachelet, alta comisionada de Derechos Humanos de la ONU, no se le permitiera hablar con los presos políticos.

“Le dijimos a la ONU que si no hablan con la víctima, es una visita turística. La comisión de la ONU sabe exactamente la cantidad de presos políticos, el problema es que cuando llegan, los escoltan y no les permiten hablar con los presos. Si este gobierno no deja que la comisión de la ONU hable con los presos, eso ratifica que este es un gobierno represor, que tiene a los presos aislados y que no quiere que se sepa la verdad”, expresó Romero en una rueda de prensa.

La ONG informó que desde enero aumentó en más de 300 % la cantidad de presos políticos. “El número de torturas son tantas que lamentablemente ha pasado a ser algo regular”, agregó.

Según cifras de la institución, actualmente en Venezuela existen 911 presos políticos, lista que fue entregada al equipo de Bachelet.

El pasado lunes 11 de marzo, la ONG logró reunirse con el equipo técnico de la ONU y el próximo 16 de marzo tendrán otro encuentro en Barquisimeto, estado Lara.

Romero también habló sobre la situación de los indígenas venezolanos en el estado Bolívar. “El día de hoy hay una situación alarmante en la Gran Sabana, más 800 indígenas del pueblo pemón han cruzado la frontera por trochas y se encuentran refugiados en Brasil, ante la persecución”.

La periodista venezolana Dayana Krays también denunció, a través de sus redes sociales, que la Comisión de Bachelet fue hasta la cárcel de Ramo Verde para constatar las violaciones de los derechos humanos, pero sin tener contacto alguno con los presos políticos. Informó que los detenidos tuvieron que gritar desde sus celdas que son tortuados.

Después de insistir, los presos habrían logrado exponer que son “secuestrados políticos con retrasos procesales”.

Pero esto no es todo, pues el régimen de Nicolás Maduro estaría dotando algunos hospitales de insumos para ocultar la crisis ante la comisión.

La periodista Heberlizeth González, informó a través de sus redes sociales que “desde ayer han estado llevando insumos a la Ciudad Hospitalaria Dr. Enrique Tejera de Valencia tras la posible visita de una comisión de la ONU”. Sin embargo, pacientes y familiares gritan desde las ventanas que no hay medicamentos ni agua.

La ONG Programa Venezolano de Educación-Acción (Provea) denunció que también ante la llegada de la Comisión de la ONU al país, la Viceministra de salud estuvo repartiendo pañales y agua en el hospital materno infantil Hugo Chávez en El Valle (Caracas).

En el estado Carabobo, el régimen también estaría pintando y dotando de insumos algunos Centros de Diagnóstico.

Comentarios