Ni con Bachelet puede esconder Maduro sus violaciones de derechos humanos

A pesar de que la dictadura quiso disfazar la realidad del país suramericano, Bachelet comprobó la violación de derechos humanos en Venezuela.

1.849
Michelle Bachelet reconoció los crímenes cometidos por la dictadura de Nicolás Maduro. (Twitter)

Luego de años en silencio y tras ignorar la crisis en Venezuela, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos y expresidente de Chile, Michelle Bachelet, reconoció los crímenes cometidos por la dictadura de Nicolás Maduro.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

A pesar de que la dictadura quiso disfrazar la realidad del país suramericano, Bachelet comprobó la violación a los derechos humanos en Venezuela a manos del régimen y por primera vez habló con contundencia desde la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Tras haber enviado a una comisión para verificar las denuncias de violación a derechos humanos, este miércoles 20 de marzo, Bachelet mostró «preocupación» debido a que las fuerzas de seguridad de Venezuela reprimen a la disidencia pacífica con el uso excesivo de la fuerza, causando muertes y torturas que fueron documentadas por su oficina.

“En el contexto de la última oleada de protestas en todo el país en los primeros dos meses de este año, mi Oficina documentó numerosas violaciones de DD. HH. y abusos cometidos por las fuerzas de seguridad y grupos armados progubernamentales“, denunció.

Reconoció que existen “colectivos armados” que han violados los derechos humanos de los ciudadanos venezolanos durante las jornadas de manifestaciones pacíficas “que han sido criminalizadas”. Además, mostró preocupación por el limitado acceso de la “libertad de expresión y prensa” en el país.

“Autoridades han utilizado arbitrariamente la ley contra el odio para procesar a periodistas, opositores y cualquiera que exprese opiniones disidentes”.

Las autoridades venezolanas no han reconocido el alcance y la gravedad de la crisis sanitaria y alimentaria que ha llevado a más de 3 millones de venezolanos a huir al extranjero y han adoptado medidas «insuficientes», dijo en el foro de Ginebra.

Michelle Bachelet también exigió al régimen de Maduro que garantice a los expertos de su oficina que actualmente están en Venezuela el acceso a los lugares y personas que elijan, sin represalias contra los entrevistados.

La expresidenta de Chile señaló que el Ejecutivo venezolano no ha podido actuar de manera correcta frente a la crisis económica que vive el país, ejemplificando con el masivo apagón que se vivió durante la semana en gran parte del país, como un episodio donde se da muestra de la gravedad de la situación.

Y es que tras el envío de la comisión a Venezuela, Bachelet pudo constatar no solo la violación a derechos humanos, sino la persecución a la disidencia y cómo el régimen intentó «maquillar» hospitales para disfrazar la crisis.

El maquillaje de la dictadura

Miguel Pizarro, diputado a la Asamblea Nacional y presidente de la Comisión Especial de Seguimiento de la Ayuda Humanitaria, aseguró que Maduro pretende “maquillar” la situación que atraviesa el país ante el equipo técnico enviado por la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos.

Por su parte, Alfredo Romero, director de la ONG Foro Penal Venezolano, cuestionó este jueves que al equipo técnico enviado a Venezuela por Bachelet no se le permitiera hablar con los presos políticos.

“Le dijimos a la ONU que si no hablan con la víctima, es una visita turística. La comisión de la ONU sabe exactamente la cantidad de presos políticos, el problema es que cuando llegan, los escoltan y no les permiten hablar con los presos. Si este Gobierno no deja que la comisión de la ONU hable con los presos, eso ratifica que este es un Gobierno represor, que tiene a los presos aislados y que no quiere que se sepa la verdad”, expresó Romero en una rueda de prensa.

La ONG informó que desde enero aumentó en más de 300 % la cantidad de presos políticos. “El número de torturas son tantas que lamentablemente ha pasado a ser algo regular”, agregó.

La periodista venezolana Dayana Krays también denunció, a través de sus redes sociales, que la Comisión de Bachelet fue hasta la cárcel de Ramo Verde para constatar las violaciones de los derechos humanos, pero sin tener contacto alguno con los presos políticos. Informó que los detenidos tuvieron que gritar desde sus celdas que son tortuados. Después de insistir, los presos habrían logrado exponer que son “secuestrados políticos con retrasos procesales”.

La ONG Programa Venezolano de Educación-Acción (Provea) denunció que ante la llegada de la Comisión de la ONU al país, la viceministra de Salud estuvo repartiendo pañales y agua en el hospital materno infantil Hugo Chávez, en El Valle (Caracas).

Pero esto no es todo, la periodista venezolana Sebastiana Barráez denunció que a 58 presos políticos los sacaron de la cárcel La Planta para hacerle creer a la ONU que ahí solo hay extranjeros detenidos.

Los detenidos no pudieron denunciar el retardo procesal, ni las extorsiones en dólares que han recibido con la promesa que solo así saldrán en libertad.

«Los extranjeros detenidos nos dijeron que Globovision estuvo con la ONU creo que el martes, también estuvo ahí Iris Varela en La Planta. Esa comisión fue guiada y engañada. Se burlan de ellos», señaló uno de los presos a la periodista.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento