Con ayuda militar de Rusia, Maduro se prepara para una guerra

El pasado sábado 23 de marzo llegó al país suramericano una comitiva de militares rusos y la dictadura también desplegó en Caracas una batería de misiles rusos S-300.

5.497
Rusia se ha convertido en uno de los mayores aliados de Nicolás Maduro: le provee de armamento, tecnología y otros recursos. (Twitter)

Pareciera que en Venezuela Maduro se prepara para una guerra con la ayuda de Rusia, desafiando así a Donald Trump con la instalación de batería antimisiles y la llegada de personal militar ruso. Una evidencia más de que el régimen no tiene intenciones de salir del poder «por las buenas».

Al tiempo en que el pasado sábado 23 de marzo llegó al país suramericano una comitiva de militares rusos, la dictadura también desplegó en Caracas una batería de misiles rusos S-300.

El diputado opositor Williams Dávila dijo a la agencia de noticias EFE que dos aeronaves militares rusas con casi un centenar de funcionarios aterrizaron en el aeropuerto de Maiquetía.

“Es extraño que venga una misión rusa contrariando por completo las disposiciones que establece la Constitución nacional, ninguna misión puede llegar a Venezuela si no tiene la autorización de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento)”, afirmó el diputado.

Aunque no existe información oficial sobre el tema, el régimen de Maduro y de Rusia anunciaron en diciembre que activarían “mesas de trabajo combinadas” para elevar la capacidad de defensa del país suramericano ante “posibles ataques” armados.

Rusia se ha convertido en uno de los mayores aliados de Maduro, pues le provee de armamento, tecnología y otros recursos.

Pero el panorama bélico empeoró este domingo 24 de marzo tras conocerse que la Fuerza Armada de Venezuela (FANB) desplegó una batería de misiles de fabricación rusa S-300 en los alrededores de Caracas.

De acuerdo con la consultora israelí en defensa ImageSat International (ISI), el escudo antimisiles entró en operaciones luego de una serie de ensayos realizados en febrero de 2019.

En total se detectaron cinco lanzadores de los misiles S-300VM, con capacidad de derribar aviones enemigos o misiles balísticos, además de un sistema de radar 9s32ME.

Cada batería está compuesta por una serie de lanzadores, radares y un centro de comando, y funciona en forma automatizada con la capacidad de derribar misiles balísticos, misiles de crucero y aeronaves militares.

Su versión más moderna, la S-300VM, tiene un alcance de 200 kilómetros y es utilizado para defensa aérea de bases e infraestructura estratégica. Son desplegados por Rusia, Egipto y Venezuela.

El analista internacional Andrei Serbin Pont explicó a través de su cuenta en la red social Twitter que ante la falta de información oficial se puede especular que los militares rusos que llegaron a Venezuela «vienen a brindar apoyo técnico a la FANB en la operación sostenible» del sistema de misiles.

Por su parte, el secretario de Estado de EE. UU., Mike Pompeo, señaló que el Gobierno de Trump no se quedará «de brazos cruzados» ante la llegada de tropas rusas a Venezuela.

Agregó que «la continua inserción del personal militar ruso para apoyar el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro corre el riesgo de prolongar el sufrimiento del pueblo».

Por su parte, John Bolton, asesor nacional de seguridad del presidente estadounidense, Donald Trump, dijo que “Maduro perdió el apoyo del pueblo venezolano, así que esta dependiendo del apoyo cubano y ruso para usurpar la democracia y reprimir a civiles inocentes” en su cuenta Twitter.

¿Rusia y Maduro prevén una intervención militar?

Según el analista internacional, el despliegue ruso en Venezuela podría significar que tanto Rusia como la dictadura de Maduro prevén una intervención militar por parte de Estados Unidos y países aliados del Gobierno legítimo de Juan Guaidó.

«Venezuela no solo ha tenido dificultades para operar los S-300 lo cual justifica la presencia técnica rusa, sino que también la presencia rusa ‘escuda’ el 293 GMDA donde están asignados los S-300 dado que EEUU evitaría causar bajas rusas en un conflicto», señaló el especialista.

Serbin agregó que las acciones militares demostrarían que Rusia no solo «esta disputa a asegurar apoyo a su socio en Venezuela, sino que está dispuesta a fortalecer su presencia militar en el hemisferio, lo que sin dudas ha sido una de las grandes preocupaciones de los EEUU».

Lo cierto es que las FANB se han mostrado en estado de alerta desde que la Asamblea Nacional de Venezuela designara a Juan Guaidó como presidente interino del país, luego de que Maduro usurpara la Presidencia.

Hay que recordar, además, que en medio de la tensión política en Venezuela, a finales del mes de febrero, las Fuerzas Armadas estadounidenses elevaron el número de vuelos de reconocimiento en el espacio aéreo internacional frente a las costas de Venezuela, con el objetivo de recopilar información clasificada y crítica sobre el régimen de Maduro, según dos funcionarios de la defensa de Estados Unidos.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento