Se aprueba en EEUU proyecto de ley para mitigar amenaza ruso-venezolana

La iniciativa busca tomar medidas ante la presencia militar rusa en Venezuela.

3.963

 

El centenar de militares rusos habría llegado a Venezuela para entrenar a los funcionarios a usar el equipamiento militar y para hacerles mantenimiento. (Twitter)

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó por unanimidad tres proyectos de ley con los que exige al Departamento de Estado estudiar medidas  ante la “amenaza ruso-venezolana”.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La iniciativa busca no solo mitigar la amenaza que representa la presencia militar rusa en Venezuela, sino también limitar el acceso del régimen de Nicolás Maduro a armas no letales y aumentar la “ayuda humanitaria” al país suramericano. Adicionalmente, la Cámara aprobó destinar 150 millones de dólares adicionales para ayuda humanitaria a Venezuela para 2020 y 2021.

La congresista Donna Shalala, demócrata de Florida, señaló que “con la aprobación de la Ley de Restricción de Armamento a Venezuela, estamos un paso más cerca de asegurarnos que no se utilicen armas con origen en Estados Unidos para silenciar la disidencia”.

Aunque algunos representantes del Partido Demócrata se han opuesto al reconocimiento dado por el Gobierno Trump a Juan Guaidó como presidente encargado de Venezuela, los tres proyectos presentados en la Cámara fueron aprobados por unanimidad y ahora pasarán al Senado estadounidense.

“Espero que los miembros del Congreso y los líderes regionales que  se opusieron a la ‘intervención militar’ de Estados Unidos en Venezuela, reaccionen igual ahora que Rusia está enviando su ejército a Venezuela”, señaló el senador estadounidense Marco Rubio.

Y es que pareciera que en Venezuela Maduro se prepara para una guerra con la ayuda de Rusia, desafiando a Trump y a los países democráticos, con la instalación de batería antimisiles y la llegada de personal militar ruso. Una evidencia más de que el régimen no tiene intenciones de salir del poder “por las buenas”.

Al tiempo en que el pasado sábado 23 de marzo llegó al país suramericano una comitiva de militares rusos, la dictadura también desplegó en Caracas una batería de misiles rusos S-300.

Rusia se ha convertido en uno de los mayores aliados de Maduro, pues le provee de armamento, tecnología y otros recursos.

Pero el panorama bélico empeoró este domingo 24 de marzo tras conocerse que la Fuerza Armada de Venezuela (FANB) desplegó una batería de misiles de fabricación rusa S-300 en los alrededores de Caracas.

De acuerdo con la consultora israelí en defensa ImageSat International (ISI), el escudo antimisiles entró en operaciones luego de una serie de ensayos realizados en febrero de 2019.

En total se detectaron cinco lanzadores de los misiles S-300VM, con capacidad de derribar aviones enemigos o misiles balísticos, además de un sistema de radar 9s32ME.

Cada batería está compuesta por una serie de lanzadores, radares y un centro de comando, y funciona en forma automatizada con la capacidad de derribar misiles balísticos, misiles de crucero y aeronaves militares.

Llegaron los rusos como apoyo técnico

El analista internacional Andrei Serbin Pont explicó a través de su cuenta en la red social Twitter que ante la falta de información oficial se puede especular que los militares rusos que llegaron a Venezuela “vienen a brindar apoyo técnico a la FANB en la operación sostenible” del sistema de misiles.

La información ofrecida por Serbin coincide con un reportaje de la BBC publicado este martes 26 de marzo.

Un experto militar extranjero radicado en Caracas señaló al medio de comunicación que la falta de mantenimiento en el material bélico comprado a Rusia, ha puesto en cuestión la capacidad operativa de los equipos venezolanos, algo que el Gobierno de Maduro parece interesado en subsanar después de que Estados Unidos haya insistido en mantener abierta la posibilidad de una intervención militar para provocar el cambio político que impulsa en Venezuela.

Según la fuente, el centenar de militares rusos llegó para entrenar a los funcionarios venezolanos a usar el equipamiento militar y para hacerles mantenimiento.

¿Maduro prevé una intervención militar?

Según Serbin Pont, el despliegue ruso en Venezuela podría significar que tanto Rusia como la dictadura de Maduro prevén una intervención militar por parte de Estados Unidos y países aliados del Gobierno legítimo de Juan Guaidó.

“Venezuela no solo ha tenido dificultades para operar los S-300 lo cual justifica la presencia técnica rusa, sino que también la presencia rusa ‘escuda’ el 293 GMDA donde están asignados los S-300 dado que EEUU evitaría causar bajas rusas en un conflicto”, señaló el especialista.

Serbin agregó que las acciones militares demostrarían que Rusia no solo “esta disputa a asegurar apoyo a su socio en Venezuela, sino que está dispuesta a fortalecer su presencia militar en el hemisferio, lo que sin dudas ha sido una de las grandes preocupaciones de los EEUU”.

Lo cierto es que las FANB se han mostrado en estado de alerta desde que la Asamblea Nacional de Venezuela designara a Juan Guaidó como presidente interino del país, luego de que Maduro usurpara la Presidencia.

Hay que recordar, además, que en medio de la tensión política en Venezuela, a finales del mes de febrero, las Fuerzas Armadas estadounidenses elevaron el número de vuelos de reconocimiento en el espacio aéreo internacional frente a las costas de Venezuela, con el objetivo de recopilar información clasificada y crítica sobre el régimen de Maduro, según dos funcionarios de la defensa de Estados Unidos.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento