Nuevo apagón dejó al 85% de Venezuela sin conexión ni comunicaciones

Otro apagón en Venezuela superó las 18 horas en casi todo el país dejando a más de 17 estados sin luz, sin agua, sin telecomunicaciones ni transporte con todo prácticamente paralizado.

762
Un nuevo apagón afectó este lunes gran parte del territorio venezolano, solo tres semanas después de un corte que dejó sin servicio a casi todo el país. (EFE/Rayner Peña)

Otro apagón en Venezuela superó las 18 horas en casi todo el país dejando a más de 17 estados sin luz, sin agua, sin telecomunicaciones ni transporte, paralizando casi totalmente al país.

Casi 20 días después del apagón masivo, se registró en la nación suramericana otra falla eléctrica que a diferencia de la anterior,  las comunicaciones se vieron aún más afectadas, a tal punto de que ni los teléfonos alámbricos funcionaban.

El apagón se da a pesar de que el régimen de Nicolás Maduro tiene todas las subestaciones militarizadas, al igual que el sistema eléctrico nacional.

Netlocks, reportó en la red social Twitter que Venezuela se desconectó en gran medida durante 24 horas; los datos de la red muestran que el 85% del país está desconectado con poca evidencia de recuperación.

El usurpador ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, dijo -como siempre- que se trató de «un ataque al centro de carga y transmisión» de la hidroeléctrica de Guri, la cual genera 80% de la energía que consume el país; sin embargo especialistas señalan que la falla se debe a la negligencia del régimen de Nicolás Maduro y al abandono del sistema hidroeléctrico que ha ido colapsando.

Caracas se convirtió en el reflejo del resto de los estados del país con los locales comerciales, bancos y colegios cerrados, el transporte público trabajando al mínimo y sin el Metro en funcionamiento.

CR01. CARACAS (VENEZUELA), 25/03/2019.- Decenas de personas se desplazan a pie y esperan autobuses debido a la suspensión del servicio del Metro por el apagón (EFE/Rayner Peña).

Los habituales apagones impactan la atención en los hospitales, el suministro de agua y la banca electrónica. Pero la situación que en las calles es tensa, en el sistema de salud es realmente grave, porque pacientes se quedan sin sus tratamientos necesarios para atender sus afecciones.

Por ejemplo, tras el apagón en el Hospital Clínico Universitario de Caracas, pacientes gritaban desde las ventanas que «están muriendo».

Hay que recordar que el régimen de Nicolás Maduro, tras el masivo apagón que se dio en marzo, habló de un supuesto “sabotaje” en la hidroeléctrica Guri, la más grande del país; sin embargo especialistas desmintieron dicha versión.

El apagón que se dio a inicios de marzo dejó al país suramericano en un escenario apocalíptico inimaginable, superando cualquier pesadilla: al menos 21 fallecidos, alimentos podridos, electrodomésticos dañados, ciudadanos dormidos en las calles, compras en dólares, hogares sin agua y sin conectividad.

A pesar de que la dictadura se ha dedicado a señalar que el apagón nacional se produjo por un supuesto sabotaje de la oposición venezolana con ayuda del gobierno estadounidense, la verdad es que especialistas han denunciado que la falla eléctrica y masiva que se dio en el país es consecuencia de la destrucción del sistema hidroeléctrico, la falta de inversión y la escasez de personal capacitado.

El presidente de la Asociación Venezolana de Ingeniería Eléctrica, Mecánica y Profesiones Afines (Aviem), Winston Cabas, desmintió al régimen de Nicolás Maduro sobre el supuesto ataque ciberataque contra la hidroelectrica Guri durante la primera gran falla, pues informó que el control automatizado de esta es analógico, por lo cual sería imposible un “ataque cibernético” desde el exterior.

Cabas añadió que el Estado actualmente aplica un racionamiento eléctrico en todo el país “porque no tiene generación termoeléctrica”.

“La generación termoeléctrica del país está en el suelo. De los 16 mil megavatios (MV) instalados se dispone de 2.500 MV. No hay complementariedad entre la generación termoeléctrica y la generación hidroeléctrica. Si se cayó la generación hidroeléctrica (el jueves 7 de marzo), queda muy poca generación termoeléctrica”, aseguró.

Fotografía de una autopista vacía debido al cese de actividades causado por un apagón este martes, en Caracas (Venezuela). Los cortes de luz aún persisten en algunas zonas de la capital venezolana. (EFE/ Rayner Peña)

Pérdidas millonarias

El presidente de la patronal Fedecámaras, Carlos Larrazábal, denunció que las pocas industrias que quedan en Venezuela, registran pérdidas significativas por las fallas eléctricas. Advirtió que el sector empresarial trabaja al 20% de su capacidad.

«Se advirtió que al sistema eléctrico le hacía falta mantenimiento y que había cierta ineficiencia. Esto es parte del colapso. Los altos consumidores de energías paralizados: las empresas básicas de Guayana, el 70% del sector industrial paralizado. Se está trabajando a 20% de capacidad”, dijo en entrevista transmitida por el circuito Unión Radio.

Sostuvo que la cadena de suministro se ha visto perturbada por la paralización de actividades y se tuvo prácticamente una semana sin producción: “Son prácticamente 15 días sin actividad económica formal”, sentenció.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento