Trump le exige a Putin el retiro del personal militar ruso en Venezuela

"Rusia tiene que salir", dijo Trump ante la llegada de un centenar de militares rusos a Venezuela.

1.489
Cuando periodistas preguntaron a Trump cómo haría para que las fuerzas rusas se fueran de Venezuela, el mandatario estadounidense respondió: «Ya veremos. Todas las opciones están abiertas «. (Twitter)

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, le exigió a Rusia que retire sus tropas de Venezuela; situación que calificó como una «provocación innecesaria».

Las declaraciones de Trump surgieron tras haber recibido a la primera dama (e) de Venezuela, Fabiana Rosales, quien se encuentra en el exterior efectuando una gira por los países de la región.

«Rusia tiene que salir», dijo Trump ante la llegada de un centenar de militares rusos a Venezuela para asistir al régimen de Maduro.

Cuando los periodistas le preguntaron al presidente Trump cómo haría para que las fuerzas rusas se fueran de Venezuela, el mandatario estadounidense respondió: «Ya veremos. Todas las opciones están abiertas «.

El Gobierno de Estados Unidos considera que las tropas rusas que llegaron al país suramericano incluyen fuerzas especiales y personal de ciberseguridad.

«Rusia tiene relaciones bilaterales y acuerdos con Venezuela que planea cumplir», dijo el Embajador ruso Dmitry Polyanskiy, embajador de Rusia, en respuesta a los comentarios de Trump.

«No depende de los Estados Unidos decidir las acciones y el destino de otros países. Solo depende del pueblo de Venezuela y su único presidente legítimo, Nicolás Maduro», dijo Polyanskiy .

Hay que recordar que Rusia y China mantienen su respaldo político y económico al régimen usurpador de Maduro. Mientras que Estados Unidos y la mayoría de los países occidentales apoyan a Juan Guaido como el legítimo presidente (e) de Venezuela.

Desde la Cámara de Representantes de Estados Unidos se aprobaron por unanimidad tres proyectos de ley con los que se le exige al Departamento de Estado estudiar medidas ante la “amenaza ruso-venezolana”.

La iniciativa busca no solo mitigar la amenaza que representa la presencia militar rusa en Venezuela, sino también limitar el acceso del régimen de Maduro a armas no letales y aumentar la “ayuda humanitaria” al país suramericano.

Y es que pareciera que en Venezuela Maduro se prepara para una guerra con la ayuda de Rusia, desafiando a Trump y a los países democráticos, con la instalación de batería antimisiles y la llegada de personal militar ruso.

Al tiempo en que el pasado sábado 23 de marzo llegó al país suramericano una comitiva de militares rusos, la dictadura también desplegó en Caracas una batería de misiles rusos S-300.

Pero el panorama bélico empeoró este domingo 24 de marzo tras conocerse que la Fuerza Armada de Venezuela (FANB) desplegó una batería de misiles de fabricación rusa S-300 en los alrededores de Caracas.

El analista internacional Andrei Serbin Pont explicó a través de su cuenta en la red social Twitter que ante la falta de información oficial se puede especular que los militares rusos que llegaron a Venezuela “vienen a brindar apoyo técnico a la FANB en la operación sostenible” del sistema de misiles.

La información ofrecida por Serbin coincide con un reportaje de la BBC, publicado este martes 26 de marzo.

Un experto militar extranjero, radicado en Caracas, señaló al medio de comunicación que la falta de mantenimiento en el material bélico comprado a Rusia, ha puesto en cuestión la capacidad operativa de los equipos venezolanos, algo que el Gobierno de Maduro parece interesado en subsanar después de que Estados Unidos haya insistido en mantener abierta la posibilidad de una intervención militar para provocar el cambio político que impulsa en Venezuela.

Según la fuente, el centenar de militares rusos llegó para entrenar a los funcionarios venezolanos a usar el equipamiento militar y para hacerles mantenimiento.

Hugo Carvajal, mayor general retirado, exdirector de Inteligencia de Venezuela, quien recientemente reconoció a Juan Guaidó como presidente, reveló a través de su cuenta en Twitter que la realidad de la presencia militar rusa «es que solo vienen a hacer el show de presencia”.

«Los rusos apoyaron a Husein y a Gadafi hasta el momento que fue más conveniente dejar de hacerlo. Su intención ahora, es la de forzar a EEUU a conceder mejores garantías sobre sus activos (lo único que les importa) en la Venezuela post transición», señaló.

«La presencia rusa no es más que para mejorar su poder de negociación con EEUU. Lejos de ser una amenaza, confirma que el fin de la tiranía es inminente», sentenció.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento