EEUU presiona a Pedro Sánchez para que España corte relaciones con Maduro

Mientras España pide acciones de urgencia a la Unión Europea, sigue manteniendo relaciones comerciales con la dictadura de Venezuela.

2.257
Abrams se reunirá con José Manuel Albares, principal asesor de Pedro Sánchez en materia diplomática, y con Juan Pablo de Laiglesia, secretario de estado de Cooperación para Iberoamérica y el Caribe. (Fotomontaje PanAm Post)

Elliot Abrams, representante especial de Estados Unidos para Venezuela, llega a Madrid para presionar al Gobierno de España con la intención de reducir o bloquear todos los negocios que el país europeo mantiene con la dictadura de Nicolás Maduro.

De acuerdo con ABC de España, el representante estadounidense buscará que las 94 empresas españolas que operan bajo el régimen de Maduro acaten las sanciones de Estados Unidos y se desliguen de Venezuela.

El Gobierno de Donald Trump dispone de esfuerzos para lograr el quiebre de la dictadura de manera pacífica; esto antes de acudir a la opción de intervenir militarmente.

Según los medios de comunicación locales, Abrams se reunirá con José Manuel Albares, principal asesor de Pedro Sánchez en materia diplomática, y con Juan Pablo de Laiglesia, secretario de estado de Cooperación para Iberoamérica y el Caribe.

Hay que recordar que recientemente, el secretario de Estado Mike Pompeo le manifestó a España su preocupación porque empresas como Repsol mantienen negocios con la dictadura de Maduro recibiendo crudo como pago de una deuda de Venezuela.

La incoherencia de España

El Gobierno de España se ha mostrado incongruente entre lo que dice y lo que hace. El pasado 8 de abril el canciller español Josep Borrell criticó al Grupo de Contacto que analiza la crisis en Venezuela, y señaló que «el ritmo de trabajo es demasiado lento».

«Está claro que Europa no tiene un sentimiento de urgencia y la urgencia existe», aseguró. Pero mientras Borrell exige acciones rápidas contra la dictadura, por otro lado España no solo mantiene relaciones comerciales con Venezuela, sino que además no emprende sanciones contra Maduro y sus allegados.

Borrell habla de un «sentimiento de urgencia», pero al mismo tiempo espera por la Unión Europea para tomar decisiones contundentes como las asumidas por Estados Unidos. Además, tampoco se suma al bloqueo económico que emprendió el Gobierno de Trump para lograr la caída del régimen.

Tras la llegada del socialista Pedro Sánchez a la Moncloa, el Gobierno español cambió su política de sanciones hacia Venezuela y decidió promover un diálogo en Venezuela, pese a que la dictadura de Maduro ha burlado todos los acuerdos en las cinco negociaciones llevadas a cabo con la oposición.

Vergonzosa Unión Europea

A pesar de la urgencia que existe ante la crisis humanitaria y política en Venezuela, la Unión Europea ha decidido retrasar cualquier sanción contra la dictadura.

Maduro ha dejado claro que no abandonará el poder pacíficamente luego de robarse las elecciones presidenciales, pero la Unión Europea se mantiene inerte y prefiere la emisión de comunicados.

Aunque la mayoría de los países democráticos reconocen a Juan Guaidó como presidente (e) de Venezuela, y también han sido testigos de las violaciones a derechos humanos en ese país, la Unión Europea prefiere darle una nueva oportunidad al diálogo a través de un supuesto Grupo de Contacto. En este grupo participan, además de la Unión Europea, ocho países, como Francia, Alemania, Italia, Holanda, Portugal, España, Suecia, el Reino Unido; así como Bolivia, Costa Rica, Ecuador y Uruguay.

Hasta el momento todas las opciones de diálogo han sido infructuosos debido a la falta de compromiso por parte de Maduro, y mientras tanto los venezolanos enfrentan la peor crisis en su historia enmarcada en una histórica escasez de alimentos y medicamentos, además de las constantes fallas en los servicios públicos; todo esto causando una migración sin precedentes en la región.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento