ONU: ponen sobre la mesa retirar credenciales a enviados de Maduro

Estados Unidos, Colombia y Perú manifestaron la urgencia de que la Organización de Naciones Unidas reconzoca a Juan Guaidó como presidente de Venezuela

2.927
Tanto el gobierno de Estados Unidos como el de Colombia y Perú, manifestaron con contundencia su rechazo a la presencia de Samuel Moncada en el Consejo de Seguridad, quien representa a la dictadura de Maduro. (Twitter)

El régimen de Nicolás Maduro sufrió una nueva derrota luego de que, por primera vez, se pusiera sobre la mesa la posibilidad de que la ONU retire las credenciales diplomáticas a los representantes del chavismo en dicho organismo.

Tanto el gobierno de Estados Unidos como el de Colombia y Perú, manifestaron con contundencia su rechazo a la presencia de Samuel Moncada en el Consejo de Seguridad, quien representa a la dictadura de Maduro. Plantearon la necesidad de reconocer a Juan Guaidó como el presidente (e) de Venezuela.

«Con todo el respeto, señor embajador, usted no debería estar aquí. Debería volver a Venezuela y decirle a Nicolás Maduro que su tiempo se ha terminado, que es hora de que se vaya», dijo Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos durante una reunión del Consejo de Seguridad.

«Ha llegado el momento de que Naciones Unidas reconozca al presidente interino Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela», defendió Pence.

El vicepresidente estadounidense informó que su gobierno ya está trabajando en una resolución para retirarle las credenciales diplomáticas a los enviados de Maduro en ONU.

“No vale la pena escuchar a una persona (Moncada) que no es reconocida como legítimo representante de Venezuela», dijo también el embajador peruano, Gustavo Meza-Cuadra.

Colombia, por su parte, hizo lo propio y emitió un comunicado instando a la ONU a reconocer al enviado de Guaidó en el organismo internacional.

«Debe darse el paso que conduzca a que las Naciones Unidas reconozca como representante de Venezuela a la persona que designe el Presidente Juan Guaidó”, señaló la Cancillería colombiana.

La propuesta surgió un día después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) reconociera al representante de Guaidó, Gustavo Tarre.

Pero además este no fue el único «golpe diplomático» que recibió Maduro en el Consejo de Seguridad, pues la mayoría de las naciones presentes reconocieron que el país suramericano enfrenta un grave «problema humanitario».

Mark Lowcock, secretario general adjunto de Asuntos Humanitarios y Ayuda de Emergencia de la Organización de las Naciones Unidas, dijo en el encuentro que Venezuela sufre un «problema humanitario muy real».

El funcionario destacó que unos 7 millones de venezolanos -alrededor del 25 % de la población del país- necesitan ayuda.

¿Qué se necesita para retirar las credenciales al chavismo?

Si bien, más de 50 países han reconocido a Juan Guaidó como presidente (e) de Venezuela, aún la ONU reconoce al usurpador Nicolás Maduro, y lamentablemente por ahora, Estados Unidos no tiene la potestad para deportar diplomáticos con acreditación de la Organización de Naciones Unidas (ONU); pero sí puede tomar medidas para limitar su movilidad o buscar revocarles las credenciales.

El derecho internacional establece que la ONU debe ser un territorio neutral, a pesar de que se encuentra en Estados Unidos; por lo que a esa organización han llegado a ingresar hasta dictadores y violadores a derechos humanos sin poder ser detenidos.

“Hay que recordar que existe un Acuerdo Sede firmado entre Estados Unidos y la ONU, el cual regula cómo funciona dicha organización, las restricciones y las inmunidades”, explicó a PanAm Post Kenneth Ramírez, presidente del Consejo Venezolano de Relaciones Internacionales (COVRI), y profesor de la Universidad Central de Venezuela.

“El artículo 4 señala que EE.UU. no puede imponer ningún tipo de restricción al tránsito de las personas que acudan a la sede de las Naciones Unidas, aunque existen casos muy excepcionales en los que puede negar un visado por motivos de seguridad nacional; sin embargo eso no aplicaría para María Gabriela Chávez”, señaló.

Sección 11

Las autoridades federales, estatales o locales de los Estados Unidos de América no pondrán obstáculo alguno al tránsito de entrada y salida del distrito de la sede, de las siguientes categorías de personas:

1. Representantes de los Miembros o funcionarios de las Naciones Unidas o de los organismos especializados, definidos en el párrafo 2 del Artículo 57 de la Carta; o las familias de tales representantes o funcionarios;

Sección 12

Las disposiciones de la sección 11 se aplicarán sean cuales fueren las relaciones existentes entre los Gobiernos de que dependan las personas a que se refiere dicha sección y el Gobierno de los Estados Unidos de América.

¿Qué medidas sí podría tomar Estados Unidos?

«En el marco del funcionamiento de la ONU, lo que Estados Unidos sí puede hacer es acudir a la Comisión de Verificación de Credenciales y tratar de señalar ahí que los funcionarios de la delegación de Venezuela, obedecen a un régimen usurpador para intentar impugnarles las credenciales; eso sí lo puede hacer”, informó Ramírez.

El internacionalista señaló que países como Estados Unidos o Chile podrían impugnar las credenciales, pero podrían tener la oposición de Rusia, por ejemplo; explicó que de no llegarse a un acuerdo el tema podría ser remitido a la Asamblea General de la ONU.

“De no llegarse a un acuerdo, se tendría que remitir a la Asamblea General y es por mayoría que podría aprobarse una impugnación de las credenciales de todos los agentes diplomáticos de Maduro. Pero se requiere para eso 98 votos con un esfuerzo diplomático”, sentenció.

El especialista explicó que el Comité de Verificación de Credenciales en el actual período de sesiones de la Asamblea General de la ONU está compuesto por: Antigua y Barbuda,  China y Rusia que están a favor de Maduro; además de Chile, Finlandia, Ghana, Palau, Sierra Leona, y EE.UU. que reconocen a Juan Guaidó como presidente (e) de Venezuela.

“Si desde allí surge objeción con alguna credencial, se hablaría con el Presidente de la Asamblea y la Oficina de Asuntos Legales; actualmente la Presidenta es la excanciller de Ecuador, de tendencia muy correista, María Fernanda Espinosa. De no ser posible se llevaría al pleno de la Asamblea General, donde se requeriría de una mayoría de al menos 98 votos”, explicó.

El internacionalista agregó que hay otra medida que podría tomar Estados Unidos u otro gobierno que esté a favor de Guaidó y es acreditar como miembro de su delegación en la ONU a algún representante designado por el gobierno legítimo de Venezuela y aprobado por la Asamblea Nacional, para que ayude a explicar la situación de Venezuela y debilitar la legitimidad y lobby de los agentes diplomáticos de Maduro.

“Lo acreditan como si fuera parte de la delegación de ese país, aunque sea un Representante realmente de Guaidó”, sentenció.

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento