Ayuda humanitaria se revende en Caracas mientras hospitales esperan por insumos

Parte de los insumos que fueron donados por la Cruz Roja, se están comercializando en la capital venezolana

3.675
Productos de higiene personal, botellones y tabletas purificadoras de agua se están revendiendo (Twitter)

Tras una semana de haber ingresado la ayuda humanitaria de la Cruz Roja a Venezuela, parte de los insumos que fueron donados se están revendiendo en las calles de Caracas.

Mientras el país suramericano enfrenta una crisis sin precedentes, donde más de 300.000 venezolanos están al borde de la muerte, productos de higiene personal, botellones y tabletas purificadoras de agua se están revendiendo.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Este martes 23 de abril, ONGs del sector salud denunciaron que las donaciones que debían ser destinadas a hospitales y comunidades vulnerables, fueron desviadas cayendo en manos inescrupulosas por falta de contraloría.

“Nos sentimos burlados. Vemos un caos en la entrega del material”, dijo Margot Monasterios, miembro de la ONG del Hospital Universitario, al exigir una contraloría ciudadana en la distribución de la ayuda humanitaria. «Basta ya de burlarse y de lucrarse con la ayuda humanitaria», añadió.

No es de sorprender lo sucedido con los insumos de la Cruz Roja, pues ya en PanAm Post se había advertido que esto podía suceder; sobre todo, luego de que el régimen de Nicolás Maduro asegurara que el Ministerio de Salud se encargaría de la distribución.

De hecho, la misma Cruz Roja, que había insistido en que la ayuda humanitaria no debía politizarse, envió a una comisión que protestaba por la mejor distribución de insumos, a que reclamen al Ministerio de Salud.

Ya la eurodiputada Beatriz Becerra había advertido que el régimen de Maduro que se ha encargado de “administrar el hambre y la desesperación en su provecho”, también aplicaría lo mismo con la ayuda humanitaria “para comprar voluntades”.

Del mismo modo, la abogada Rocío San Miguel, defensora de derechos humanos, señaló a través de su cuenta en Twitter que existía la posibilidad de que la dictadura incumpliera los acuerdos.

Hay que recordar que en 2018, la Cruz Roja Internacional envió a Caracas unos 70 millones de dólares en productos y equipos médicos, pero el régimen los almacenó en unos galpones en lugar de enviarlos a los centros de salud.

Mientras Maduro negaba la crisis humanitaria ante Venezuela y el mundo, el presidente Juan Guaidó logró reunir toneladas de alimentos y medicamentos en las fronteras para lograr el ingreso.

Hay que recordar que el pasado 12 de febrero en una entrevista para la BBC, Maduro aseguró que la crisis humanitaria es un “show” auspiciado por Estados Unidos. “Venezuela no es un país de hambruna. En Occidente se desfigura la situación en Venezuela para justificar cualquier intervención”, aseguró.

“Eso es un show que ha montado el Gobierno de Estados Unidos con la complacencia del Gobierno colombiano para tratar de humillar a los venezolanos”, agregó Maduro.

Para el usurpador de la Presidencia de Venezuela, la ayuda humanitaria canalizada por el presidente legítimo Juan Guaidó era una “migaja”, y en plena entrevista aseguró que se trataba de “comida intoxicada”.

Visita de la ONU habría sido clave

A pesar de que la dictadura quiso disfrazar la realidad del país suramericano, el equipo de la ONU que viajó a Venezuela en nombre de Michelle Bachelet comprobó la violación a los derechos humanos y la crisis humanitaria y a raíz de allí se dio el ingreso de la ayuda humanitaria a Venezuela.

“Las autoridades venezolanas no han reconocido el alcance y la gravedad de la crisis sanitaria y alimentaria que ha llevado a más de 3 millones de venezolanos a huir al extranjero y han adoptado medidas insuficientes”, dijo la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Bachelet, en el foro de Ginebra.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento