Dictan prisión para exalcaldesa de Lima que confesó pagos de Odebrecht

El juez dictó a Susana Villarán 18 meses de prisión preventiva y no 36 a pesar de haber admitido el delito y haber manejado cargos públicos

146
El juez Jorge Chávez Tamariz dictó este martes 18 meses de prisión preventiva para Villarán como parte de la investigación por la recepción de aportes ilegales de las empresas por aproximadamente USD $10 millones. (Andina)

La justicia peruana ordenó la detención preventiva de Susana Villarán, la exalcaldesa de Lima que confesó haber recibido aportes de Odebrecht para su campaña; lo curioso es que el juez le dictó 18 meses y no 36, a pesar de haber admitido el delito.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Villarán confesó que sabía que las empresas brasileñas Odebrecht y OAS aportaron para la campaña contra su revocatoria en 2013. Según la Fiscalía, ella pidió el dinero a estas constructoras que tenían intereses en la Municipalidad de Lima, a cambio de beneficios.

El juez Jorge Chávez Tamariz dictó este martes 18 meses de prisión preventiva para Villarán como parte de la investigación por la recepción de aportes ilegales de las empresas por aproximadamente USD $10 millones.

La exalcaldesa es investigada por los presuntos delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo propio y lavado de activos. Según la Fiscalía recibió US$3 millones de la empresa Odebrecht y US$7 millones de OAS.

Durante la lectura de su resolución, el juez manifestó que existen grandes elementos de convicción de la responsabilidad de la ex alcaldesa en los delitos que se le imputan, así como el peligro de fuga.

Según la hipótesis fiscal, a cambio de los aportes, Villarán entregó la obra Vías Nuevas de Lima a la concesionaria Rutas de Lima de la empresa Odebrecht y amplió el plazo de concesión de la Línea Amarilla con una adenda a favor de OAS.

En su interrogatorio, Jorge Barata principal testigo de Odebrecht en Perú, confirmó que aportó dinero a la campaña contra la revocatoria de la exalcaldesa.

De acuerdo con Barata, los directivos de Odebrecht apoyaron a Villarán porque temían que, de ser removida, peligrarían las obras que la empresa realizaba para la ciudad. El empresario brasileño detalló que el dinero se entregó de esta forma: 2 millones para el publicista Valdemir Garreta y un millón para José Miguel Castro, entonces gerente municipal de Villarán.

José Ignacio Beteta, analista político y especialista en políticas públicas criticó a la justicia peruana; asegura que es incomprensible que a Villarán le den 18 meses de prisión y a Keiko Fujimori, que nunca ha manejado cargos públicos, le dicten 36.

Cabe destacar que Perú es el país con más presidentes detenidos e investigados por el caso Odebrecht; mientras que Alan García fue el primer fallecido en el marco de las investigaciones.

Perú fue testigo de la renuncia del expresidente Pedro Pablo Kuczynski y su detención por el caso Odebrecht, también presenció la muerte de Alan García, la detención de Ollanta Humala y el exilio de Alejandro Toledo; todos ellos investigados por el presunto delito de lavado de activos y actos de corrupción vinculados a la constructora brasileña.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento