Se vieron cara a cara: diálogo venezolano y tras bastidores desde Noruega

La posibilidad de una intervención militar se mantiene sobre la mesa

4.257
Desde Noruega asumen a Delcy Rodríguez, Diosdado Cabello y Vladimir Padrino López como los más poderosos del chavismo. (Fotomontaje PanAm Post)

«El diálogo en Noruega podría ser una de las últimas oportunidades para lograr una salida civilizada en Venezuela», así lo afirmó una fuente involucrada en las negociaciones que hoy generan incertidumbre y hermetismo en el país suramericano.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Fuentes cercanas al diálogo en Noruega relataron a PanAm Post que este martes 28 de mayo tanto el chavismo como la oposición se vieron «cara a cara», lo que significa que han ido avanzando en las negociaciones. Sin embargo, aseguran que el tema electoral es el que está llevando más tiempo, pues aún no se establece cómo serían dichas elecciones o si se darían antes o después de un gobierno de transición. «El encuentro cara a cara se ha dado tres veces, uno de ellos se dio en Cuba», resaltó una fuente.

Por su parte, Celia Mendoza, periodista de la Voz de América, quien se encuentra en Oslo dando cobertura a los diálogos preliminares, le dio al PanAm Post detalles de lo que ocurre tras bastidores en un diálogo que podría terminar en una salida del régimen en medio de la impunidad.

Mendoza relató que en Noruega lo que reina es la incertidumbre y el secretismo. Las fuentes evitan declarar, los involucrados evaden a la prensa y lo único que hay en común es que «desde ayer todos dejaron de contestar sus teléfonos para dar cualquier información».

La información que la periodista ha podido recabar es que estas negociaciones no son nuevas y se llevan a cabo desde enero de este año, y que, al parecer, Dag Nylander, líder negociador noruego, viajó varias veces a Caracas para reunirse con los involucrados. «Recuerda bien este nombre Dag Nylander es uno de los líderes negociadores y es uno de los que participó y engranó los diálogos de paz en Colombia», le informó Mendoza a este medio.

Ya PanAm Post había advertido que Nylander estaría detrás de las conversaciones entre los políticos en Venezuela, y que su presencia podría ser un mal augurio para el país suramericano sediento de justicia, pues, tal y como sucedió en Colombia, dichas negociaciones podrían terminar como una especie de patio de impunidad, donde muchos de los responsables de la crisis en el país, y violadores a derechos humanos, podrían terminar sin condena alguna y hasta mantenerse en el poder, tal como ocurre con parte del secretariado de las FARC, que en la actualidad ocupa curules en el Congreso colombiano, sin haber pagado sus delitos y sin haber pasado por un proceso electoral.

Desde Noruega asumen a Delcy Rodríguez, Diosdado Cabello y Vladimir Padrino López como los más poderosos del chavismo: «Noruega los ve como el poder detrás del poder, si uno de ellos deja de apoyar a Maduro es cuando Maduro podría sentirse en peligro», señaló.

«Otra información que me llega, y que no he podido confirmar, es que hay gente de Guaidó que estaría buscando impunidad, incluso que se retiren las sanciones internacionales. Existen movimientos para que los crímenes de origen económico no sean imputados», relató.

La periodista de laVoz de América aclaró que todo lo que circula en los pasillos son rumores, pues no existe información oficial y «ninguno de los actores quiere soltar prenda».

La posibilidad de una intervención militar se mantiene sobre la mesa y es un subtexto para lograr una salida pacífica en Venezuela: «mis fuentes aseguran que este sería uno de los últimos esfuerzos para lograr una salida civilizada», reiteró Mendoza.

«Lo único que sí es seguro es que se están negociando elecciones presidenciales anticipadas sin el actual CNE, pero sí con la participación del chavismo. Parece una propuesta o intento de reestructurar el CNE con representanción de todos los partidos políticos», explicó.

«Aunque Guaidó ha dicho que no se han visto cara a cara, la información que me llega es que sí, ya se vieron y se sentaron. Es un diálogo que viene desde el mes de enero», recordó.

«La duda que queda es cuál es el límite, quiénes y bajo qué condiciones están detrás de este diálogo, porque surgen preguntas como: habrá un sistema de justicia transicional en Venezuela que se traduzca en impunidad como surgió en Colombia, o se establecerá una amnistía. Tampoco sabemos cuánto tiempo durarán estas conversaciones. Lo único que se sabe es que los actores terminan sus reuniones el miércoles en Oslo y regresan a Venezuela», señaló.

Además, se conoce que en la agenda están temas relacionados con la situación de los presos políticos, la ayuda humanitaria y el desmantelamiento de los colectivos (grupos armados que apoyan a Maduro), señalados de cometer asesinatos y persecuciones contra la oposición en Venezuela.

Entre tanto, el Gobierno de Estados Unidos manifestó que lo único que se debe negociar en Venezuela es la salida de Maduro.

«Tomamos nota de las conversaciones en Noruega. Como hemos dicho reiteradamente, Estados Unidos cree que lo único que se puede negociar con Nicolás Maduro son las condiciones de su salida», dijo a periodistas la portavoz del Departamento de Estado, Morgan Ortagus.

En las negociaciones está, por el régimen chavista, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, y el gobernador del estado de Miranda, Héctor Rodríguez. Por la oposición se afirma que estarían en la capital noruega el exministro del Gobierno de Carlos Andrés Pérez, Fernando Martínez Mottola, y el exdiputado Gerardo Blyde.

Negociaciones al estilo Santos-FARC

Además de los personajes de cada bando, se encuentra un equipo noruego dispuesto a mediar, que además es el mismo que habría participado en las negociaciones entre el Gobierno Santos y la guerrilla de las FARC en Colombia, y que dejaron como resultado impunidad y entrega de poder para los victimarios. Según ha podido saber ALnavío, se estaría definiendo el método y un lugar determinado para las próximas reuniones.

Según informó la emisora pública noruega NRK, los contactos “ocurrieron en Cuba antes y han continuado durante mucho tiempo”.

De manera extraoficial se conoció que el noruego Dag Nylander es hombre de confianza de Antonio Guterres, secretario de la ONU, que tampoco ha reconocido a Guaidó como presidente de Venezuela.

Nylander, que podría estar detrás de las negociaciones entre el chavismo y la oposición venezolana, es un diplomático noruego que ha manifestado una afinidad con el régimen cubano, al punto que durante los diálogos en Colombia elogió a la dictadura de la isla. En esa oportunidad señaló que Cuba era «el valor añadido de tener una gran credibilidad».

D´mar Córdoba Salamanca, abogado constitucionalista colombiano, le dijo al PanAm Post que la negociación anunciada entre el chavismo y la oposición no es un buen augurio, pues se trata de dialogar con mediadores de izquierda parcializados a favor de Maduro y de la dictadura cubana.

«Pienso que la estrategia siempre será la misma y es darle oxígeno y más oportunidades de visibilización al narcogobierno de Nicolás Maduro, como lo hicieron con las FARC. El acuerdo de paz en Colombia se convirtió en un blindaje a los terroristas de las FARC y lo mismo puede suceder con la dictadura», agregó.

Diálogos fallidos

En enero de 2017, la oposición venezolana aseguró que no participaría más en negociaciones si el régimen no cumplía con los compromisos adquiridos; entre ellos la liberación de presos políticos, la aceptación de ayuda humanitaria y la presentación de un calendario electoral. Sin embargo, la dictadura no cumplió, y pese a ello la oposición siguió negociando.

Con los pasados intentos de negociación solo se multiplicaron los presos de consciencia, la crisis humanitaria se agravó y la oposición quedó expuesta ante el mundo. Mientras más cedía, más se fortalecía el chavismo.

Entre diálogo y diálogo la oposición optó por un referendo revocatorio que no tuvo éxito, porque fue desmontado inconstitucionalmente por la dictadura. Lo mismo sucedió con una prometida marcha al palacio presidencial de Miraflores, sin embargo, la misma oposición decidió posponerla bajo la excusa de un nuevo intento de diálogo con la participación del Vaticano. La dictadura no cedió, el Vaticano se levantó de la mesa y la dirigencia nuevamente fue humillada.

Luego de ello, y con el paso de los meses, tras ese intento fallido de dialogar, la población venezolana salió a las calles descontenta, a la que se sumó una vez más la dirigencia opositora. Luego de cuatro meses de manifestaciones y la brutal represión que dejó como consecuencia más de 100 venezolanos muertos, surgió la necesidad de otras alternativas más radicales.

De allí, la celebración de un plebiscito en el que, primero se rechazaría la Constituyente; segundo, se daría una exigencia a los militares y, tercero, un mandato a la Asamblea Nacional con la conformación de un Gobierno de unidad nacional a través de la renovación de los poderes; además de una “Hora Cero” que nunca llegó.

El mandato de la población nunca se ejecutó: la ilegítima Constituyente sigue vigente y los militares no cumplieron con el resultado del plebiscito y ahora se teme que Guaidó esté dispuesto a negociar en condiciones deplorables o que acepte un acuerdo inaceptable, tal y como iba a hacerlo el pasado 30 de abril cuando se conoció la existencia de un diálogo con el chavismo en el que el ilegítimo Tribunal Supremo de Justicia se mantendría al mando del poder Judicial a pesar de haber violado constantemente la Constitución y los derechos humanos.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento