Presidente de Uganda ayudó a Maduro a vender oro robado de Venezuela

Un reportaje de The Wall Street Journal (WSJ) revela el modus operandi del régimen para vender oro venezolano y recibir divisas.

2.934
En dos vuelos, a principios de marzo, el régimen logró trasladar los lingotes a una refinería en Uganda y, posteriormente, fueron exportados a Turquía. (Andina)

El régimen de Nicolás Maduro utiliza el mercado negro para vender reservas de oro venezolano y mantenerse en el poder; una medida desesperada para obtener divisas ante las sanciones internacionales.

Al menos 7,4 toneladas de oro venezolano que se encontraban en el Banco Central de Venezuela pasaron por una operación secreta en África para llegar al Medio Oriente. Una transacción ilícita valuada en 300 millones de dólares, los cuales habrían ingresado a las arcas de la dictadura de Maduro.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Un reportaje de The Wall Street Journal (WSJ) revela el modus operandi del régimen para vender oro venezolano y recibir divisas en medio de una crisis económica y restricciones financieras.

El diario estadounidense explica que en dos vuelos, a principios de marzo, el régimen logró trasladar los lingotes a una refinería en Uganda y posteriormente fueron exportados a Turquía.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Ejemplo de ello es el vuelo del 1 de marzo, un Boeing 777 que pertenecía a la aerolínea rusa Nordwind y que se cree que no tenía pasajeros a bordo, que fue rastreado volando desde Caracas a Kampala, la capital de Uganda. Se detuvo allí por unas horas antes de continuar a Zanzíbar y luego regresar una vez más a la capital venezolana.

El portavoz de la policía nacional de Uganda, Fred Enanga, confirmó que el papeleo que acompañaba los cargamentos identificó los lingotes, algunos con etiquetas estampadas y parcialmente raspadas, como propiedad del Banco Central venezolano.

De acuerdo con el WSJ, el 7 de marzo, cuando la unidad de minerales de la policía, avisada de los envíos inusualmente grandes, hizo una redada, el primer lote había desaparecido y ya se había exportado a Oriente Medio. Dos meses más tarde, cuando la policía mantenía bajo custodia el segundo cargamento de oro incautado, el Presidente Museveni brindó su ayuda al régimen y ordenó a la unidad de protección de minerales de la Policía liberar el oro.

A partir de ahí, la huella del oro venezolano se desvaneció. Solo se sabe que en algún momento de marzo dos toneladas de oro fueron puestas a la venta en Turquía con un fuerte descuento a los precios del mercado.

Más toneladas «perdidas»

En junio se conoció cómo el régimen de Maduro dejó perder parte de los activos que Venezuela tenía en el exterior, en total, el banco alemán, Deutshce Bank, embargó 20 toneladas de oro venezolano por el impago de la deuda que contrajo Maduro con dicha institución en el año 2016. Entre impagos, contrabando y robo de toneladas, el país suramericano se queda sin reservas.

En octubre de 2018 la dictadura venezolana también dejó vencer una operación de canje, por lo que el mismo banco alemán se quedó con otras 45 toneladas de oro, lo que representaba un cuarto del total de toneladas de oro que Venezuela tiene en el exterior.

El país suramericano ha perdido al menos 764 toneladas de oro en manos de los regímenes de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. La mayoría de las reservas simplemente desaparecieron en medio de transacciones ilícitas.

El pasado mes de abril el diputado y economista José Guerra señaló que «cuando Chávez ordenó repatriar el oro en 2012, se trajeron 850 toneladas. Hoy quedan apenas 86 toneladas. Esas son las que están sacando».

Además del oro que las instancias internacionales confiscan por falta de pago, están las toneladas de oro que de manera ilícita el régimen está sacando de las bóvedas del Banco Central de Venezuela.

El régimen de Maduro se ha dedicado en los últimos meses a saquear el Banco Central de Venezuela, extrayendo poco a poco decenas de toneladas de oro para venderlas en el exterior y obtener dinero en efectivo para mantenerse en el poder.

Las ventas de lingotes “bajo la mesa” y sin aprobación de la legítima Asamblea Nacional de Venezuela son una de las pocas maneras que tiene la dictadura para obtener dinero efectivo, mantenerse en el poder y pagar parte de sus deudas, tanto internas como externas.

A falta de divisas, minería ilegal

A falta de la producción petrolera en Venezuela, y luego de las crecientes sanciones internacionales, el régimen de Maduro habría encontrado la manera de “autofinanciarse”, exportando oro de manera ilegal.

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos advirtió que Venezuela recurre de manera creciente al comercio de oro “sin control medioambiental ni de contabilidad”, para así financiar las redes de corrupción que sostienen a la dictadura.

El secretario asistente del Tesoro, Marshall Billingslea, denunció el expolio de las minas de oro en el sur de Venezuela, y aseguró que “se está aproximando a una situación similar a la de los diamantes ensangrentados” en África.

Actualmente, es casi imposible calcular la cantidad de oro existente en el Arco Minero Venezolano, se cree que podría ser unas 8 000 toneladas, las cuales equivalen 243 000 millones de euros, sin contar, además, las reservas de coltán, bauxita, cobre y diamante que también reposan en el lugar.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento