Mientras Venezuela agoniza, Maduro avanza en la fabricación de rifles rusos

Paradójicamente el régimen sí tiene cómo saldar sus deudas con Rusia sobre todo cuando se trata de armamento

2.315
Maduro, que ha caído en default, que suspende trasplantes de médula para niños y los deja morir, y que responsabiliza de la crisis a Estados Unidos; paradójicamente sí tiene cómo saldar sus deudas con Rusia sobre todo cuando se trata de armamento. (Taringa)

Mientras Venezuela está sumida en la peor crisis humanitaria, el régimen de Nicolás Maduro cumple con sus compromisos bélicos y avanza en la construcción de la fábrica rusa de rifles Kaláshnikov.

Maduro, que ha caído en default ante millonarias deudas internacionales, que además suspende trasplantes de médula para niños y los deja morir, y que responsabiliza de la crisis a Estados Unidos; paradójicamente sí tiene cómo saldar sus deudas con Rusia sobre todo cuando se trata de armamento.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

“Pese a todas las dificultades, Venezuela cumple sus compromisos, nuestros especialistas se encuentran en las bases donde se realizan las obras“, dijo Alexandr Mijéev, director general de la entidad exportadora de armas rusa, Rosoboronexport.

De acuerdo con el funcionario ruso, Moscú se encarga de suministrar e instalar el equipamiento, y confía en que todo funcionará “en los plazos acordados”.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Los plazos de entrega de la fábrica de fusiles de asalto Kaláshnikov en Venezuela han sido pospuestos en varias ocasiones debido a escándalos de corrupción y robos.

En abril pasado, la empresa rusa Rostec, encargada de las obras, inició una investigación tras detectar una serie de robos, según informó el jefe de la Fiscalía General de Rusia, Dmitri Demeshin.

Venezuela es el mayor comprador de armas y equipamiento bélico ruso de América Latina, ya que Rusia otorgó a Caracas créditos para estas adquisiciones. La cartera de contratos de cooperación técnico-militar entre Rusia y Venezuela asciende a 11.000 millones de dólares.

Hay que recordar que esta semana llegó un avión militar ruso a Venezuela en el marco de los acuerdos de cooperación técnico-militar firmados entre los dos países. El avión trasladó a un grupo de asesores militares que ofrecerán servicio al mantenimiento del equipo suministrado previamente a Venezuela.

Maduro empeña Venezuela a Rusia

Analistas internacionales aseguran que Rusia sigue respaldando al dictador no solo para aumentar su presencia en América Latina e incomodar a Estados Unidos, sino también porque Venezuela le ha otorgado millonarias concesiones en materia financiera.

Recientemente se conoció que Nicolás Maduro le regaló dos nuevos yacimientos de gas a Rusia, otorgándole el 100% del proyecto y todos los derechos del gas explotado.

Además la petrolera rusa Rosneft ha canalizado más de 17.000 millones de dólares en préstamos al régimen chavista durante la última década. Lo anterior mientras que la empresa europea ganó tres millones de toneladas de petróleo en 2017 de sus operaciones en Venezuela.

La petrolera rusa ya participa como socio minoritario en varios proyectos conjuntos de producción de petróleo en Venezuela, como Petrovictoria, Petromonagas y Petromiranda, en la faja petrolífera del Orinoco, así como Boquerón y Petroperijá, en el estado de Zulia.

En general, Rusia ha invertido en muchas industrias venezolanas, desde banca hasta ensamblaje de autobuses. Al mismo tiempo, Venezuela ha sido uno de los mayores compradores de armas rusas entre los países latinoamericanos.

No importa la crisis, para Maduro las armas son más importantes

A pocas horas de haber fallecido un niño en Venezuela a la espera de un trasplante de médula, el pasado 24 de mayo el régimen de Nicolás Maduro anunció una inversión millonaria en armas.

A pesar de que la dictadura de Maduro reconoció la crisis humanitaria, permitió el ingreso de medicamentos por parte de la Cruz Roja y aceptó el envío de insumos desde Rusia y China; decidió invertir millones de euros en la activación de una planta textil automatizada, con la que pretende crear 780 mil uniformes militares.

Desde que inició el 2019, Maduro no ha aprobado recursos adicionales para atender la crisis humanitaria, sin embargo sí anunció un monto millonario para lo que se convirtió en su prioridad: el suministro de armamento a militares.

Nicolás Maduro no se ha conformado con empoderar a los militares venezolanos otorgándoles el control de la economía de ese país, sino que además solo en 2018 les aprobó créditos adicionales que superaron todo el presupuesto nacional de ese mismo año.

El usurpador no ha escatimado en otorgar beneficios a la Fuerza Armada de ese país, tanto así que ese año autorizó 11 créditos adicionales para el Ministerio de la Defensa que superaron los USD $10.000.000 aproximadamente.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento