Maduro y Guaidó se disputarán control de Citgo en tribunales de EEUU

La justicia estadounidense decidirá cuál de los dos directorios estará a cargo del mayor activo de Venezuela en el exterior.

Con una demanda, el régimen busca que el tribunal reconozca la legitimidad de la junta directiva de cinco miembros que fueron designados por Maduro. (Alba Ciudad)

El régimen de Nicolás Maduro y el Gobierno legítimo de Juan Guaidó se disputarán en tribunales de Estados Unidos el control de la refinería Citgo, el mayor activo que tiene Venezuela en el exterior.

De acuerdo con la agencia de noticias Reuters, la justicia estadounidense decidirá cuál de los dos directorios estará a cargo de Citgo Petroleum Corp, la octava mayor empresa de refinación de ese país.

El régimen busca que el tribunal reconozca la legitimidad de la junta directiva de cinco miembros que fueron designados por Maduro, una sentencia que si termina a su favor, le daría al dictador el control sobre los casi 30 000 millones de dólares en ingresos anuales de la compañía.

Después de que Guaidó asumió como presidente constitucional, tras la usurpación del cargo por parte de Maduro, el Gobierno de Estados Unidos le otorgó su apoyo y con ello la administración de la refinería venezolana, con la única condición que cualquier beneficio no ingrese al régimen de Maduro.

Tras lo anterior, Guaidó optó en febrero por nombrar una junta directiva de PDVSA con poder para nombrar nuevos directivos para las filiales en Estados Unidos, como PDV Holding, Citgo Holding y Citgo Petroleum.

Fue Luisa Palacios quien asumió el cargo de presidenta de Citgo tras ser designada por el legítimo Parlamento, y ha estado dirigiendo la compañía, que busca un nuevo presidente ejecutivo.

El antiguo presidente de la firma de refinación designado por Maduro, Asdrúbal Chávez, perdió el control de Citgo y sus miembros fueron destituidos.

La empresa de refinación dijo en un comunicado que “confía en que los tribunales estadounidenses” reconocerán a Guaidó, así como lo ha hecho Washington, como el representante legítimo de Venezuela con autoridad para nombrar directores.

Esta querella es un esfuerzo frívolo en un intento de usar los tribunales para litigar sobre las decisiones de política exterior del presidente de Estados Unidos.

El dictador ha afirmado que es «totalmente ilegal» que el legítimo presidente tomara el control de Citgo. Con la refinería bajo el control de Guaidó, Maduro ha dejado de percibir millones de dólares, los cuales necesita para alargar su estadía en el poder.

«Este endeudamiento es totalmente ilegal. Vamos a demostrar el robo que están haciendo en los tribunales de Estados Unidos, y nos van a devolver a Citgo. ¡Les vamos a ganar en los juicios porque el único propietario es el Estado venezolano!», dijo el usurpador Maduro el pasado mes de abril.

En sus declaraciones, el dictador decidió ignorar que durante décadas el régimen multiplicó la deuda externa. Pasó de 30 000 millones de dólares a unos 150 000 millones. Además, comprometió las acciones de Citgo a cambio de préstamos en efectivo.

Pareciera que Maduro empieza a «sangrar por la herida», pues al perder el control de Citgo también pierde el mayor activo de Venezuela en el extranjero.

PDV Holding Inc., propiedad de PDVSA, es propietaria de Citgo Holding Inc., que a su vez posee Citgo Petroleum Corporation, que tiene tres refinerías y oleoductos en Estados Unidos.

Citgo pueden refinar 749 000 barriles diarios y la refinería de Lake Charles es la sexta refinería más grande en Estados Unidos.

Lo que hizo Maduro con Citgo: era su «juguete» de mayor valor

Maduro dejó a Venezuela al borde de perder Citgo luego de que violara un acuerdo millonario con la minera canadiense Crystallex International Corp. Ahora le toca a Guaidó tratar de recuperar la petrolera, que está en medio de disputas internacionales.

La minera canadiense no es la única que está detrás de Venezuela para cobrar una millonaria suma, pues el régimen de Maduro también habría violado un acuerdo por 1 300 millones de dólares que alcanzó en octubre con Rusoro Mining de Vancouver. Ambas empresas habían buscado órdenes de tribunales estadounidenses para subastar a la matriz de Citgo.

Debido a que el chavismo llevó a Venezuela a entrar en default “por todos lados”, los acreedores que aún esperan por su pago también están detrás de Citgo, tal y como lo están Crystallex y Rusoro Mining.

Un reportaje de la BBC reveló que expertos legales y financieros anticipan que ante un impago se iniciará un complicado proceso de maniobras legales para cobrarle a Venezuela.

“El último que llegue a cobrar, no va a cobrar porque todos los afectados por impago de Venezuela van detrás de Citgo y de los pocos activos que tiene el país en el exterior”, dijo a PanAm Post el economista Luis Oliveros.

Según el experto, conocer cuánto vale Citgo es una discusión constante entre los economistas, pero, según sus estimaciones, si Venezuela hoy decidiera vender Citgo para pagar sus deudas, no recibiría más de 4 000 millones de dólares, de los cuales la mitad es de Rosneft (la petrolera estatal rusa) y la otra mitad para pagar todas las deudas pendientes. A Venezuela le quedaría “muy poco”.

Es por esta razón que Guaidó tuvo que ordenar el pago de una deuda contraída por Maduro en 2016 y que comprometía a Citgo. Con esto, el presidente evitó, por ahora, que la empresa fuera tomada como parte de pago.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento