EEUU sanciona a estatal cubana por comercio con Venezuela

La Oficina de Control de Activos Extranjeros tomó medidas contra la empresa por su continua importación de crudo desde el país suramericano.

503
Tesoro de EE. UU: «Maduro se está aferrando a Cuba para mantenerse en el poder, comprando operativos militares y de inteligencia a cambio de petróleo». (Twitter)

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos sancionó a la compañía estatal Cubametales por su relación con el régimen de Venezuela. Además, retiró sanciones a otras empresas que decidieron interrumpir sus negociaciones con el régimen de Nicolás Maduro.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) tomó medidas contra la empresa estatal cubana encargada de la importación y exportación de petróleo por su continuo transporte de crudo a la isla desde Venezuela.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

“Maduro se está aferrando a Cuba para mantenerse en el poder, comprando operativos militares y de inteligencia a cambio de petróleo», señaló el Secretario del Tesoro Steven T. Mnuchin al dar a conocer las nuevas sanciones.

De acuerdo con Estados Unidos, las sanciones pretenden interrumpir los intentos de Maduro de usar el petróleo como una herramienta de negociación.

La estatal cubana Cubametales es responsable de garantizar el 100 % de las importaciones y exportaciones de combustibles y las importaciones de aditivos y aceites básicos para lubricantes desde y hacia Cuba.

Explica el comunicado que como resultado de estas sanciones todos los bienes e intereses de Cubametales en Estados Unidos serán bloqueados y deben ser reportados a la OFAC.

Asimismo, el organismo estadounidense removió las penalizaciones impuestas a la firma italiana de carga marítima PB Tankers S.p.A, debido a que esta desistió de mantener relaciones comerciales con la estatal venezolana Pdvsa.

«La decisión del Tesoro de eliminar las restricciones a los buques tanque PB y desbloquear buques previamente sancionados es un recordatorio de que los cambios positivos en el comportamiento pueden resultar en el levantamiento de las sanciones”, afirmó el secretario del Tesoro, Steven T. Mnuchin.

El  Departamento del Tesoro también explicó que PB Tankers rescindió su acuerdo de fletamento con Cubametales para transportar petróleo entre Venezuela y Cuba. Asimismo, tomó medidas adicionales para aumentar el control de sus operaciones comerciales y así evitar futuras actividades sancionables.

Gracias a los esfuerzos para desvincularse de Venezuela, se desbloquearon los bienes e intereses de la empresa italiana; y ya no están prohibidas todas las transacciones que involucren a personas de EE. UU. con la compañía.

Cuba depende de Maduro, y él de los Castro

Cuba es uno de los principales aliados de Venezuela, país del que recibe unos 100 000 barriles de petróleo cada día a precios preferenciales gracias a varios acuerdos de cooperación.

La isla paga el petróleo con asesorías deportivas y culturales y con un contingente de médicos que engrosan las filas de un programa social de atención primaria conocido como Barrio Adentro. Pero lo que más le interesa a Maduro es el ejército de militares cubanos y de inteligencia que hoy rodea al régimen, protegiéndolo con actividades del G2.

A pesar de las sanciones de Estados Unidos contra los regímenes de Cuba y Venezuela, los aliados socialistas están haciendo hasta lo «imposible» para evadirlas y continuar con su poderío.

El pasado mes de marzo se conoció que la isla continúa enviando militares cubanos para sostener a Maduro. «Están citando a los jóvenes, los están haciendo comprometerse, firmar, para ir a Venezuela cuando haga falta», dice un cubano en un video publicado por el periodista Yusnaby Pérez el pasado 6 de marzo.

Con Venezuela, el régimen de los Castro logró mantener el apoyo financiero que le permite continuar sometiendo a los cubanos. La permanencia del chavismo en el poder es esencial para la subsistencia del régimen castrista.

Buques militares-petroleros para evadir sanciones

Recientemente, se conoció que Maduro decidió convertir los buques petroleros en barcos de guerra tras custodiarlos con personal activo de la Fuerza Armada de Venezuela (FANB). Esto, ante la posibilidad de que Estados Unidos intente bloquear el envío de crudo a Cuba.

La decisión del régimen de Maduro estaría relacionada con el embargo petrolero impuesto por Estados Unidos a todas las navieras y buques que decidan enviar crudo venezolano a otros países, sobre todo a Cuba.

La decisión de militarizar los buques petroleros surge luego de conocerse una acción que podría calificarse de secuestro, encabezado por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), que el pasado 1 de mayo tomó por la fuerza al buque petrolero venezolano Manuela Sáenz para obligarlo a transportar gasolina y diésel a Cuba, contraviniendo las sanciones internacionales y las órdenes del presidente (e) de Venezuela, Juan Guaidó.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento