Boliburgués pagó 1.85 millones de euros para defender al exgeneral Hugo Carvajal

Wilmer Ruperti, quien pagó los abogados de los narcosobrinos, también desembolsó 1,85 millones de euros para preparar al exjefe de Inteligencia en su defensa

10.421
Luego de que Ruperti pagara tal suma por diseñar la defensa de Carvajal, recibió un contrato con la estatal petrolera Pdvsa de 138 millones de dólares. (Milagros Socorro)

Wilmer Ruperti, el magnate que pagó la defensa de los narcosobrinos de Nicolás Maduro, es también quien pagó el bufete de abogados que asesoró a Hugo Carvajal, exjefe de Inteligencia y hombre clave del chavismo; antes de ser detenido en España.

Un reportaje publicado por el diario español ABC, revela que la firma legal del exjuez Baltasar Garzón recibió de Ruperti el pago de 1.85 millones de euros en 2016 para que asesorara a Carvajal. Posteriormente se conoció que el magnate obtuvo un millonario contrato con la estatal pertrolera Pdvsa.

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario

La compañía panameña de Ruperti, Maroil Trading pagó tal cantidad de dinero por un contrato cuyo objetivo era elaborar «un informe independiente sobre el origen, desarrollo, consistencia (…) sobre las investigaciones abiertas en Estados Unidos de los casos que afectan a quien fuera director de los servicios de inteligencia de Venezuela, Hugo Carvajal».

En 2016 Estados Unidos reclamaba la captura del general retirado por narcotráfico y otros delitos. Tres años después, el exjefe de la inteligencia Carvajal se encuentra detenido en Madrid, a la espera de que se resuelva la petición de la justicia norteamericana.

Explica el ABC que el contrato no buscaba contratar un abogado para Carvajal, sino diseñar una estrategia para su defensa ante las acusaciones de Estados Unidos.

Lo curioso de este contrato, es que luego de que Ruperti pagara tal suma por diseñar la defensa de Carvajal, recibió un contrato con la estatal petrolera Pdvsa de 138 millones de dólares. La adjudicación era para «remover una gran cantidad de coque de petróleo».

Ruperti es un empresario, inversionista y magnate del transporte marítimo venezolano, fundador de Global Ship Management, compañía naviera líder en el transporte petrolero en Venezuela.

La empresa que dirige posee contratos con la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), para la distribución del crudo en el resto de la región.

El empresario además es el único accionista y presidente del Canal I, televisora en la cual invirtió al menos US$ 21 millones.

Ruperti ha mantenido estrechos vínculos con el Gobierno venezolano desde que lo presidía Hugo Chávez. Durante el paro petrolero en 2002, alquiló una flota de buques petroleros rusos para descargar el crudo porque el país estuvo a punto de quedarse sin gasolina.

Ruperti consolidó su relación con el fallecido expresidente luego de adquirir algunas armas que pertenecieron al libertador Simón Bolívar en una subasta por US$ 1.7 millones.

En febrero Ruperti se convirtió en el primer empresario en sufrir las consecuencias implementadas por las sanciones del Departamento del Tesoro de EE.UU., sus cuentas bancarias en este país y en Suiza fueron congeladas por haberse enriquecido a expensas del empobrecimiento de Venezuela.

Ruperti, un «empresario bondadoso» con todas las facciones políticas

En el año 2012, el diputado de Primero Justicia, Juan Carlos Caldera, fue grabado recibiendo un paquete del empresario boliburgués ligado al chavismo, Wilmer Ruperti; días después el diputado salió a «defenderse» argumentando que era un «apoyo» a su campaña para convertirse en alcalde de Sucre. Wilmer Ruperti fue además, el «padrino empresarial» de Francisco Morillo, otro boliburgués recientemente señalado de poseer negocios con la familia de Henry Ramos Allup. De esta misma forma, ayudó a Chávez con sus poder económico durante el paro petrolero del 2002, y pagó por defender a los narcosobrinos de Maduro.

Hugo Carvajal, el hombre que Ruperti pagó para defender

El mayor general Hugo «El Pollo» Carvajal, es reconocido por haberse desempeñado como director de la Inteligencia Militar de Venezuela, quien además es investigado por el delito de narcotráfico. Actualmente se encuentra detenido en España a la espera de una decisión sobre su extradición a Estados Unidos.

Carvajal es una de las figuras más conocidas del chavismo, y recientemente reconoció a Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela.

En 2015, la Fiscalía del Distrito Sur de Florida acusó a Hugo “El Pollo” Carvajal y a Pedro Luis Martín Olivares, subalterno de Carvajal, por crímenes de narcotráfico. También fue sancionado por el Departamento del Tesoro de EE.UU. por su apoyo en actividades de narcotráfico a grupos guerrilleros colombianos.

De acuerdo con reportes periodísticos, las investigaciones realizadas revelan que ambos colaboraron en la distribución de drogas con destino a Estados Unidos.

La información que salió a relucir en 2015 señala a Carvajal como uno de los operadores del Cártel de Los Soles, controlado por miembros del Ejército venezolano, en conjunto con altos funcionarios del régimen.

Hay que recordar que en 2014 fue arrestado en Aruba por supuestamente organizar el fallido envío de 5,6 toneladas de droga. Las autoridades judiciales de EE.UU. buscaban extraditarlo, pero desistieron luego de las amenazas del régimen de Nicolás Maduro de enviar barcos de guerra a la isla.

En esa oportunidad, Maduro alegó que Carvajal tenía estatus diplomático; posteriormente lo recibió en el país suramericano como un héroe.

Un hombre clave

El general retirado cuenta con información privilegiada de inteligencia dentro del chavismo; de hecho, recientemente a través de su cuenta en Twitter señaló que entregó pruebas a la justicia internacional sobre lo que sucede en Venezuela.

Carvajal sabe dónde están ubicados los principales líderes del chavismo involucrados en delitos de violación a derechos humanos y narcotráfico; sabe cómo se mueven los cubanos alrededor de Nicolás Maduro y cuáles son los puntos débiles de la dictadura.

«El Pollo» conoce quiénes son los testaferros de los dirigentes del PSUV y sus activos en el extranjero; conoce además la información de los grupos terroristas que hacen vida en Venezuela y los financiados por el régimen en toda América.

Carvajal ha dejado claro que la única forma de salir de la dictadura en Venezuela es acabando con la presencia cubana en el país suramericano.

El poder del periodismo. La importancia de la verdad.

¡Su contribución lo hace todo posible!

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

 

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento