Grupo de Puebla: el nuevo brazo del socialismo para desestabilizar América

Todo indica que el objetivo es sembrar más desestabilización y violencia en la región

25.798
«Bogotá, Quito, Barcelona, Santiago… apenas el comienzo». (Prensa Latina)

Mientras países de la región enfrentan diferentes crisis y conflictos como Argentina, Chile y Ecuador, líderes de izquierda buscan fortalecerse no solo para respaldar a la tiranía de Nicolás Maduro en Venezuela, sino también para continuar con la peligrosa línea del Foro de Sao Paulo. Se trata del Grupo de Puebla, también conocido como «Progresivamente», una nueva coalición creada para enfrentarse directamente al Grupo de Lima y contra otros líderes democráticos de la región.

Todo indica que el verdadero objetivo es acabar con el Grupo de Lima, desmantelar a la Organización de los Estados Americanos (OEA) con nuevos gobiernos de izquierda, y de no lograrlo desestabilizar por medio del uso de la violencia a países democráticos y a gobiernos de derecha.

Ya son al menos tres grupos políticos y diplomáticos de izquierda, el de Puebla, el de Sao Paulo y el Grupo de Contacto, que se crearon en la región y tienen como objetivo defender a las dictaduras y regímenes de América Latina, respaldar el diálogo con el chavismo, lo cual le ha permitido reacomodarse en el poder, condenar las sanciones contra la tiranía y auspicia elecciones en Venezuela en medio de un sistema sin garantías democráticas.

De un momento a otro América Latina se ha convertido en foco de protestas violentas lideradas por movimientos prosocialistas para desestabilizar la región. El mismo Maduro ha celebrado que los planes del Foro de Sao Paulo están teniendo éxito. Al mismo tiempo, la izquierda empieza a mover sus fichas y crea el Grupo de Puebla. Todo parece estar orquestado.

Se trata de 30 líderes izquierdistas de América Latina y España que en julio se reunieron en Puebla, México, para fundar un movimiento que hiciera contrapeso al llamado Grupo de Lima, el cual había tomado la batuta en la lucha contra la dictadura en Venezuela.

Entre sus miembros se destacan los expresidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff, de Brasil; Fernando Lugo de Paraguay; Ernesto Samper de Colombia; Leonel Fernández de República Dominicana y José Luis Rodríguez Zapatero de España.

Además, aparecen los dirigentes Carlos y Marco Enríquez Ominami por Chile, junto al exsecretario de la OEA, José Miguel Insulza; Yeidckol Polevsky, representante de Andrés Manuel López Obrador, presidente de México; y Daniel Martínez, candidato a presidente del Frente Amplio de Uruguay.

Aunque en la reunión de Puebla no hubo presencia del chavismo, allí se acordó defender a la revolución bolivariana, condenar la aplicación del Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca (TIAR) en la OEA y otorgarle el liderazgo al candidato argentino Alberto Fernández, una vez este asuma la Presidencia de su país.

Nada es casualidad

En Ecuador, donde el presidente Lenín Moreno había anunciado el fin de un paquete de subsidios para sanear las finanzas del Estado, terminó con graves protestas sociales que se tornaron violentas. Según información oficial y las mismas denuncias de las autoridades, había decenas de detenidos venezolanos ligados al chavismo en Venezuela y hasta al grupo narcoterrorista FARC.

En Santiago de Chile sucedió algo similar. Tras el anuncio del presidente Sebastián Piñera sobre el aumento del pasaje del Metro, iniciaron las protestas violentas, que se expandieron con saqueos, destrozos e incendios en el Metro. También se registró la presencia de ciudadanos venezolanos; entre ellos el reconocido comunicador chavista Pedro Carvajalino, quien confesó a través de sus redes sociales que estaba en Chile «encapuchado» y protestando contra Piñera.

View this post on Instagram

Que bonito!

A post shared by Pedro Carvajalino (@carvajalinozk) on

Para el politólogo Pedro Urruchurtu, profesor universitario y director del programa para América Latina de la Federación Internacional de Juventudes Liberales (IFLRY), nada de lo que está sucediendo en la región es casualidad. Asegura que se trata de un plan armado por los movimientos de izquierda de la región para retomar a toda costa el poder.

Urruchurtu no deja cabos sueltos y recuerda que los miembros del Grupo de Puebla «se ha pronunciado contra Duque, contra Bolsonaro, contra Lenín Moreno y han rechazado la invocación del TIAR en el conflicto venezolano».

El especialista asevera que el principal objetivo de esta nueva coalición es «acabar» con el Grupo de Lima y el bloque democrático de la OEA, que hasta ahora ha sido firme en condenar al régimen de Maduro.

“Casualmente se reúnen diez días antes de reunión Foro de Sao Paulo, que se realizó en Caracas, y desde entonces ha comenzado una ola desestabilizadora que se escuda en protestas sociales contra gobiernos que han cambiado su rumbo a políticas de liberalización económica”, señaló.

No entender que todo lo que ocurre a esta hora en la región es un plan orquestado y articulado para socavar las bases de la democracia, es terminar entregándole la región a quienes quieren destruirla, incluyendo a España. Bogotá, Quito, Barcelona, Santiago… apenas el comienzo.

Lo mismo afirma el argentino Agustín Laje, licenciado en ciencias políticas, quien también fue claro en señalar: «Golpe de Estado en Perú, desestabilización en Ecuador y en Chile. La izquierda se hizo de México, y probablemente ahora de Argentina. En el medio, el Grupo de Puebla, reconversión del Foro de Sao Paulo. Nada de esto es espontáneo».

De hecho, las declaraciones de los especialistas coinciden con las recientes aseveraciones de Maduro y el segundo hombre más poderoso del chavismo, Diosdado Cabello. Ambos aseguraron que «el plan está teniendo éxito en Latinoamérica» y amenazan con que «la brisita bolivariana se extienda por la región».

Cuando comenzamos el PanAm Post para tratar de llevar la verdad sobre América Latina al resto del mundo, sabíamos que sería un gran desafío. Pero fuimos recompensados por la increíble cantidad de apoyo y comentarios de los lectores que nos hicieron crecer y mejorar.

¡Forma parte de la misión de difundir la verdad! Ayúdenos a combatir los intentos de silenciar las voces disidentes y contribuye hoy.

Contribuya hoy al PanAm Post con su donación

Suscríbase gratis a nuestro boletín diario
Suscríbase aquí a nuestro boletín diario y nunca se pierda otra noticia
Puede salirse de la lista de suscriptores en cualquier momento